La posibilidad del 'car sharing' supone un 40% menos de CO2 frente al uso del coche particular

Publicado 15/04/2014 16:30:44CET

Sarasola apuesta por el 'car sharing' como alternativa al vehículo privado para reducir la contaminación

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

'Respiro Madrid' ha calculado que la posibilidad de que varias personas usen el mismo coche supone un 40 por ciento menos de CO2 frente al uso del coche particular, y que muchos de sus usuarios han reducido el número de vehículos por hogar o están menos interesados en comprar un coche que antes de conocer el servicio de 'car sharing'.

Así lo ha dado a conocer la Comunidad de Madrid después de que el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, haya visitado esta empresa como reflejo de su apuesta por el alquiler de coches por horas como alternativa al uso del vehículo privado en la ciudad.

Sarasola ha destacado el "compromiso" de la Comunidad con la mejora de la calidad del aire y ha recordado que "la Estrategia de Calidad del Aire de la Comunidad de Madrid 2013-2020 tiene como objetivo reducir 30.000 toneladas de contaminantes.

Entre sus medidas destacan las destinadas a fomentar modelos sostenibles de movilidad urbana, precisamente como el uso del vehículo multiusuario o 'car sharing', que por cada uno de estos coches "reduce entre 15 y 20 los vehículos particulares en circulación", ha explicado.

El 'car sharing' es un modelo de alquiler de automóviles por breve espacio de tiempo, teniendo un coche preparado para conducirlo sin necesidad de comprarlo. En el coste del alquiler están comprendidos el seguro, las posibles averías, el aparcamiento, el combustible y el mantenimiento.

Este concepto nació en Suiza en 1987 y ahora mismo se puede encontrar en 18 países. Se trata de una alternativa a la movilidad que, además, promueve el uso del transporte público y contribuye a reducir el número de desplazamientos obligados y de emisiones contaminantes.

'Respiro' fue la primera en Madrid en ofrecer alquiler de coches por horas, con 60 puntos de recogida en la capital, entre ellos varios modelos ecológicos.

Distintos estudios afirman que los usuarios de este sistema aumentan en un 46 por ciento el uso de trasporte público. Además, se estima que los usuarios de 'car sharing' reducen en un 70 por ciento los costes derivados de movilidad, con un 40 por ciento de disminución en los kilómetros recorridos.

"Este modelo de negocio es un buen ejemplo además de cómo la iniciativa privada puede ayudar a la mejora del medio ambiente, ya que permite reducir el número de coches particulares en circulación, dispone de una amplia flota de vehículos de bajo consumo y bajas emisiones, y sus usuarios tienden a utilizar más el transporte público", ha resaltado el consejero.

Durante los últimos años, en la Comunidad de Madrid se ha producido una reducción del 53 por ciento de las emisiones de óxidos de azufre, del 56% de emisiones de monóxido de carbono y del 26% de los óxidos de nitrógeno.

En este sentido, el Gobierno regional ha asegurado que mantendrá hasta el 2020 la línea de ayudas puesta en marcha el pasado año para la renovación del taxi por vehículos menos contaminantes, de forma que en un plazo de siete años toda la flota de la región estará integrada por taxis "limpios", evitando la emisión de hasta 100 toneladas de NOx a la atmósfera tan sólo con esta medida.

También se promociona en el Plan Azul + la adquisición de vehículos menos contaminantes mediante acuerdos con fabricantes, y se promueve el desarrollo de infraestructuras de recarga y repostaje de combustibles menos contaminantes (gas GLP y GNC). Igualmente se incentivará fiscalmente, en impuestos y tasas municipales, el uso de vehículos que utilicen tecnologías y combustibles limpios.

El vehículo eléctrico es otra de las grandes apuestas de este Plan Azul+, que incluye una línea de ayudas para que los municipios de más de 20.000 habitantes cuenten al menos con un punto de recarga, y se buscará un acuerdo para que los vehículos eficientes puedan circular por el carril Bus-VAO.

También está previsto que se reserven plazas para los vehículos menos contaminantes en los aparcamientos disuasorios, en estaciones de tren, Metro y Cercanías y en el aeropuerto. Además, por lo que se refiere al trasporte de mercancías, se prevé promover una autopista gasificada en el Corredor del Mediterráneo, con el establecimiento de puntos de recarga de gas para hacer más eficiente este trasporte.