Publicado 26/06/2020 10:59:30 +02:00CET

Cuatro de cada diez niños refugiados rohingyas temen morir o perder a un familiar por la COVID-19

Una zona de juego para niñas en un campo de refugiados rohingyas en Bangladesh
Una zona de juego para niñas en un campo de refugiados rohingyas en Bangladesh - 2020 GETTY IMAGES / ALLISON JOYCE - Archivo

Save the Children llama a apoyar y financiar la respuesta frente a la pandemia en los campos de refugiados y las comunidades de acogida

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez niños refugiados rohingyas en los campos de Cox's Bazar, en Bangladesh, tiene miedo de morir por COVID-19 o que fallezca uno de sus seres queridos, un temor que es más marcado entre las niñas, según un sondeo realizado por varias ONG incluida Save the Children.

Hasta el momento, se han confirmado al menos 46 casos en los campos y cinco fallecidos, pero dada la limitada capacidad de llevar a cabo test, se teme que la cifra real sea muy superior, habida cuenta de la falta de agua potable y la imposibilidad de mantener el distanciamiento social dadas las condiciones de hacinamiento en las que viven los refugiados, ha subrayado Save the Children en un comunicado.

Uno de cada diez hogares tiene al menos a uno de sus miembros por encima de los 5 años con una enfermedad crónica o una incapacidad, lo que aumenta el riesgo de que estas personas puedan sufrir complicaciones o incluso morir por COVID-19. Además, el 45 por ciento de los refugiados no están recibiendo una alimentación diaria suficiente, lo que dejaría potencialmente a los niños desnutridos en un mayor riesgo frente a la pandemia.

En este panorama, las ONG realizaron una encuesta en mayo a 223 niños y adolescentes --52 por ciento chicos y 48 por ciento chicas-- en los campos de refugiados para conocer de primera mano cómo les está impactando la pandemia de coronavirus.

El 93 por ciento de ellos han oído hablar de la COVID-19 y muchos conocen los síntomas. El 64 por ciento tienen miedo de contagiarse, mientras que el 49 por ciento estaban consternados por el cierre de las zonas de juego y los centros de aprendizaje.

"Los niños nos cuentan que tienen miedo de morir. El temor a la muerte o a perder a un ser querido puede ser algo muy angustioso para un niño, especialmente cuando muchos ya han experimentado un intenso trauma y pérdida, al haberse visto obligados a abandonar sus casas en Birmania y estar atrapados desde hace tres años en los atestados campos de refugiados", ha explicado el director de Save the Children en Bangladesh, Onno van Manen.

La ONG, al igual que las demás organizaciones que trabajan en los campos de refugiados, han trabajado junto al Gobierno de Bangladesh para "preparar a la comunidad, minimizar la propagación del virus y asegurarse de que los niños tienen acceso a los servicios que les mantienen a salvo" ya que "sabíamos que era cuestión de tiempo" que llegara la pandemia, ha precisado.

CENTRO DE AISLAMIENTO Y TRATAMIENTO

Para ayudar frente a esta situación, Save the Children va a abrir un nuevo centro de aislamiento y tratamiento con capacidad de hasta 60 camas que dará servicio tanto a los refugiados como a las comunidades de acogida. "Ofrecerá atención a los casos de moderados a severos de contagio confirmado o sospechoso de COVID-19", ha indicado Van Manen.

El centro contará "con una zona destinada a las mujeres embarazadas con COVID-19 para que puedan dar a luz de forma segura y las pacientes puedan acceder a servicios de apoyo por violencia de género de ser necesario", ha precisado la responsable de la unidad de emergencia de la ONG, Rachel Pounds.

"No sabemos cómo funcionará el virus en un campo de refugiado congestionado en el que los niños ya son más vulnerables a enfermedades contagiosas porque carecen de acceso a atención sanitaria de forma regular, vacunaciones y una nutrición diaria adecuada", ha subrayado, advirtiendo de que "esta combinación de escasa vacunación y desnutrición podría aumentar el riesgo de que estos niños desnutridos tengan peores diagnósticos por el brote".

Por todo ello, Pounds ha reclamado a la comunidad internacional que "aumente el apoyo al Gobierno de Bangladesh y garantizar que se destinan los fondos necesarios para los refugiados rohingyas y las comunidades de acogida de Cox's Bazar para protegerles del impacto de la COVID-19". "No hacer nada podría llevar a una desastrosa y prevenible pérdida de vidas", ha advertido.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    La mascarilla será obligatoria en CyL, en vías públicas, al aire libre y en espacios cerrados

  2. 2

    Las 10 películas de Netflix más vistas en todo el mundo

  3. 3

    La vida tardó 700.000 años en recuperarse en el lugar donde impactó el asteroide que acabó con los dinosaurios

  4. 4

    Mata a su mujer rompiéndole el cráneo y avisa al 112 diciendo que se había atragantado con una espina

  5. 5

    A prisión un joven de El Ejido (Almería) acusado de arrojar un perro vivo a una jauría malnutrida para alimentarla