El opositor Benny Gantz dice que Israel debió centrar "desde marzo" sus operaciones en la frontera con Líbano

Archivo - El líder opositor y exministro de Defensa de Israel Benny Gantz (archivo)
Archivo - El líder opositor y exministro de Defensa de Israel Benny Gantz (archivo) - Europa Press/Contacto/Lev Radin - Archivo
Actualizado: miércoles, 10 julio 2024 14:21

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Gaza

El antiguo miembro del gabinete de guerra aboga por "hacer pagar un precio" a "objetivos militares" en territorio libanés

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El líder opositor Benny Gantz, hasta hace poco integrante del gabinete de guerra creado en Israel tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), ha recalcado que el Ejército debió haber centrado "desde marzo" sus operaciones en la frontera con Líbano, ante el repunte de los enfrentamientos con el partido-milicia chií Hezbolá.

"Los esfuerzos operativos debieron haber girado en marzo al norte, como reclamamos", ha afirmado durante un acto en Herzliya, en el que ha insistido en que "Israel no puede permitirse la continuación de los enfrentamientos en el norte y la pérdida de otro año", según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

Así, ha subrayado que "ha llevado el momento de hacer pagar un precio sobre objetivos militares e infraestructura en Líbano, del que Hezbolá es parte, y es necesario pedir (a Beirut) que asuma su responsabilidad", en el marco de sus críticas a las políticas del Gobierno desde el estallido del conflicto.

"Desafortunadamente, el primer ministro (israelí, Benjamin Netanyahu) está dudando y se niega a agregar la vuelta de los residentes del norte a sus hogares antes del 1 de septiembre a los objetivos de la guerra, por lo que estamos pagando un gran precio", ha zanjado Gantz, líder del opositor Unidad Nacional.

El Ejército israelí y Hezbolá --respaldado por Irán y que cuenta con un importante peso político en Líbano-- mantienen una serie de enfrentamientos desde el 8 de octubre, un día después de los ataques perpetrados contra territorio israelí por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y otras facciones palestinas, que dejaron cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados.

Durante las últimas semanas han repuntado las tensiones y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió recientemente de que el Ejército israelí "está preparado para una acción muy poderosa" en la frontera con Líbano, mientras que el 'número dos' de Hezbolá, Naim Qassem, ha sostenido que una expansión del conflicto derivaría en "devastación y destrucción" en Israel.

Contador

Leer más acerca de: