Investigan a un hombre por robar plátanos y papas en dos fincas de Lanzarote

Publicado 18/06/2019 11:45:52CET
EUROPA PRESS - Archivo

ARRECIFE (LANZAROTE), 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil del Puesto Principal de Costa Teguise, en Lanzarote, ha investigado el 14 de junio a un hombre que responde a las iniciales de K.U.R., de 24 años y vecino de Arrecife, como presunto autor de un delito de robo con fuerza y otro de hurto por sustraer plátanos y papas de fincas agrícolas de las localidades de Soo y San Bartolomé.

La investigación se produjo después de que el Área de Investigación del citado Puesto comenzaron las pesquisas tras las denuncias, presentadas el pasado mes de marzo, por los dueños de las explotaciones, que relataron a los agentes en cada caso las cantidades robadas.

En el caso del robo cometido en San Bartolomé, el propietario de la finca relató a los agentes que entre los días 3 y 5 de marzo alguien accedió al lugar y le arrancó las plantas que aún no había recogido, estimando la cantidad sustraída en unos 400 kilogramos de papas; mientras que en el caso de finca de la localidad de Soo, el propietario denunció que tras romper la lona protectora del lugar, alguien se había llevado unas 30 piñas de plátanos.

Posteriormente, los agentes inspeccionaron los lugares de los robos y en base a las pesquisas realizadas, así como a las manifestaciones de testigos y de los perjudicados, lograron indicios "suficientemente razonables" para identificar al presunto autor de los delitos, que fue localizado e investigado el 14 de junio, quedando a disposición del correspondiente Juzgado en funciones de guardia de Arrecife.

Asimismo, continúan las investigaciones, ya que el ahora detenido fue visto en el interior de una de las fincas acompañado por otro hombre y una mujer, así como con un todoterreno de su propiedad, que semanas después de los delitos citados fue vendió a un tercero, al que supuestamente le ofreció venderle tanto papas, plátanos como cebollas.

De todos modos, siguen las indagaciones para detectar los comercios o locales que están adquiriendo frutas y verduras de origen ilícito, ya que esto supone un delito de receptación, además del hecho de que continúen esos robos y el posible riesgo de salud pública, al estar "muchos de esos frutos tratados con productos fitosanitarios y no respetarse el tiempo prudencial suficiente" para que se desprenda de los mismos.

Finalmente, la Guardia Civil ha informado a la autoridad judicial que el investigado podría ser también el autor del hurto de cebollas ocurrido el 6 de marzo en la otra finca de San Bartolomé, donde se sustrajeron la cantidad de 300 kilogramos de cebollas, delito que se está investigando aún.

Contador

Para leer más