El Ayuntamiento aprueba inicialmente el Reglamento de Transporte Urbano de Viajeros de Logroño

Los nuevos autobuses para Logroño
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 02/05/2019 18:29:17CET

   LOGROÑO, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   El pleno del Ayuntamiento de Logroño ha aprobado inicialmente el Reglamento de Transporte Urbano de viajeros de la ciudad. Ha contado con los votos a favor de los Grupos Municipales del Partido Popular y Ciudadanos, mientras que el PSOE, Cambia Logroño y Partido Riojano se han abstenido.

   La defensa de la norma ha corrido a cargo del concejal de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas, Francisco Iglesias, que ha destacado que es "primer reglamento" en esta materia de la historia de la ciudad, siendo además "ampliamente demandado" por varios sectores de la capital.

   Busca, ha señalado, que el transporte urbano "sea una alternativa de calidad al transporte privado", y aporta en cuestiones en materia de accesibilidad, de animales, de niños o de otros elementos como bicicletas, patinetes o sobre vehículos personales de movilidad.

   En este punto, ha recordado que se busca que "sea eficaz y eficiente", haciendo hincapié en los derechos y obligaciones de los viajeros, así como las relaciones de éstos con la empresa, y de la empresa con éstos. Iglesias ha señalado que "es una norma prolija, completa y que viene a cubrir un vacío".

   Ha apuntado que en la última legislatura se ha renovado la flota de autobuses al 50 por ciento, siendo de "ultima generación y adaptada a cualquier situación", con una subida de viajeros de 9,7 millones a 11 millones.

   El Reglamento consta de 68 artículos y se estructura en un Título Preliminar, donde se delimita su objeto y ámbito de aplicación, contienen las Disposiciones Generales; y tres Títulos, los dos primeros dedicados respectivamente al transporte público regular de uso general, y al transporte público regular de uso especial y, el Tercero, al régimen sancionador. Contiene, finalmente, dos Disposiciones Transitorias y un anexo, según ha detallado el portavoz.

"MEJORABLE"

   Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal del PR+, Rubén Antoñanzas, ha señalado que "por fin llega esta reglamento para el que llevo persiguiéndolo desde febrero de 2016 para que contáramos con ello". No obstante, ha señalado que "es mejorable", y "adolece" de muchas cuestiones, entre las que ha citado un proceso participativo para su elaboración.

   Ha criticado que de las 27 propuestas presentadas, "solo nos han aceptado una", así como ha señalado que el texto "algo mejora, porque da garantías y derechos a los usuarios".

   Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Julián San Martín, ha resaltado que "tras 50 años de concesión del servicio se trae el reglamento al pleno", algo que ha dicho es satisfactorio.

   Ha apuntado que han negociado las enmiendas con el Equipo de Gobierno, de las que "no han aceptado bastantes", si bien hay otras como que "los chóferes no sean autoridades públicas, que pueden requerir, pero no exigir", así como la instalación de video cámaras en las paradas, al tiempo que ha reclamado que "se evalúe el servicio".

"NO CREEN EN EL TRANSPORTE URBANO"

   El concejal de 'Cambia Logroño', José Manuel Zúñiga, ha indicado que "quedan muchas a mejorar" en relación a este Reglamento, como que las paradas del bus búho se haga a demanda de los viajeros o que "todos los pensionistas tengan derecho a un billete reducido, y no solo los que tengan más de 65 años".

   Para el edil de la coalición de izquierdas, el Equipo de Gobierno "no cree en el transporte urbano, porque sino pondrían más dificultades al transporte privado".

   El concejal del Grupo Municipal del PSOE, Vicente Ruiz, ha calificado de "vacío" el Reglamento, porque "esperaba algo más". Ha criticado que "no habido un proceso participativo", así como que "si tenemos un buen servicio lo que hay que hacer es mejorarlo para que crezca".

   También ha señalado que "falta haber introducido criterios de calidad", así como "implicar" a la empresa. En este punto, finalmente, ha lamentado que "no aparecen - en el texto - las palabras calidad, sostenibilidad, eficacia y eficiencia", así como que "si no la aprobamos no pasa nada, porque no aporta nada".

   Para concluir, ha tomado la palabra nuevamente Iglesias para señalar que le "molesta" y "enfada" que se diga que "no mejora nada", cuando antes no existía ningún reglamento, así como ha señalado que el texto puede "ser conservador, pero prefiero tener una norma a la que no se le ponga un pero legal", para también defender la alta participación que ha tenido.

Contador

Para leer más