La Audiencia de Madrid ordena investigar a los policías que derribaron la puerta de un piso con una fiesta ilegal

Archivo - Foto de recurso Policía Nacional
Archivo - Foto de recurso Policía Nacional - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: viernes, 18 junio 2021 12:50

Entiende que "se ha producido un exceso en el ejercicio de la autoridad"

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado investigar a los agentes de la Policía Nacional que el pasado 21 de marzo echaron con un ariete abajo la puerta de un domicilio en el barrio de Salamanca después de que los vecinos avisaran del ruido que había en dicha vivienda por una posible fiesta ilegal.

Los agentes acudieron al inmueble de la calle Lagasca comprobando que se escuchaba música a un volumen excesivo, constantes gritos provenientes de un grupo muy numeroso de jóvenes, lo que estaba prohibido por el estado de alarma. Finalmente, derribaron la puerta con un ariete y accedieron a la vivienda.

Tras recibir el atestado policial, el juez de Instrucción número 4 de Madrid abrió diligencias para investigar a los jóvenes, lo que fue recurrido ante la Audiencia de Madrid por su abogado, el letrado penalista Juan Gonzalo Ospina.

Los magistrados de la Sección 23 han ordenado ahora inadmitir a trámite la denuncia presentada por la Policía al entender que se trata de una desobediencia leve, no tipificada como delito.

Tras estimar el recurso presentado por los inquilinos del inmueble, se ordena al juez que deduzca testimonio por si los agentes de la Policía Nacional hubieran incurrido en infracción penal por la entrada no consentida en ese domicilio, la madrugada del 21 de marzo de 2021.

EXCESO DE AUTORIDAD

En el auto, al que tuvo acceso Europa Press, los magistrados entienden que "se ha producido un exceso en el ejercicio de la autoridad, con infracción del derecho a la inviolabilidad del domicilio".

Consideran que "no era necesario penetrar a la vivienda por la fuerza, quebrantando el derecho a la inviobilidad del domicilio", agregando que las personas que se encontraban en el interior "únicamente se negaron a abrir la puerta y con ello a identificarse, por lo que "no era de temer una progresión delictiva o la desaparición de pruebas del delito que en definitiva no se habían cometido".

El abogado Juan Gonzalo Ospina ha señalado a Europa Press que, pese a haber conocido la noticia por la prensa, se encuentro "muy satisfecho porque resoluciones así avalan que España es una democracia de calidad".

"Supone una decisión importante que fortalece la separación de poderes y sobre todo, un aviso a nuestras fuerzas del orden: no todo vale, y es la ley la que diferencia en una civilización la libertad de la barbarie", ha reseñado.

Más información