El Barrio del Aeropuerto estrena 'ruta de andamios' con obras de remodelación tras 60 años y que servirán de laboratorio

Barajas virginia
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 10/04/2019 15:19:20CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha visitado el Barrio del Aeropuerto, en el distrito de Barajas, que estrena 'ruta de andamios' con unas obras de rehabilitación que se han hecho esperar, mandato tras mandato, desde que se construyeran en 1958. Los trabajos, los más grandes de rehabilitación de la ciudad, servirán de ejemplo y laboratorio para otros barrios de Madrid.

A primera hora de la mañana, Carmena se ha presentado en el Barrio del Aeropuerto, flanqueada por la concejala-presidenta del distrito, Marta Gómez Lahoz, y los delegados de Desarrollo Urbano Sostenible y Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, José Manuel Calvo y Nacho Murgui, respectivamente.

La puesta al día del barrio, con problemas de accesibilidad con viviendas sin ascensor para una vecindad envejecida y con inundaciones cada vez que llueve, beneficia a 539 familias, que llevan décadas esperando. "Es algo que me quita el sueño", ha confesado Gómez Lahoz.

Una de esas beneficiadas es Carmen, una octogenaria del barrio. La primera parada ha sido su casa. Está de enhorabuena porque los trabajos impulsados desde el Ayuntamiento, con el Plan Mad-Re y el Fondo de Reequilibrio Territorial (FRT), le permitirán cambiar las ventanas. "Yo tenía el dinero preparado pero al final fue para mi hija, que se puso mala", ha explicado a Carmena y los concejales en una charla en el sillón de su casa.

"LOS DE ANTES NO CUMPLIERON"

"Es que no me lo creo, no me creo que esté aquí", le decía a la alcaldesa y después, por el móvil, a sus hijos. "¡Por fin! Porque los de antes no cumplieron", le ha espetado otra vecina, con su perro en los brazos, a la alcaldesa. Carmena se acordaba de ella, de una visita al comienzo de la legislatura. "Estuve aquí hace unos años y vi a los vecinos muy enfadados. Hoy os veo mucho más contentos y me alegra comprobar que hemos sido capaces de poner en marcha este proyecto de rehabilitación", ha destacado la regidora.

Manuela Carmena, Gómez Lahoz, Calvo y Murgui han compartido chocolate caliente, porras y donuts con la Asociación de Vecinos del Barrio del Aeropuerto, que han invitado a los representantes municipales a conocer cómo está ahora la situación en sus calles. Los croissants los ha puesto Carmena, de su bolsillo, no del dinero para gastos protocolarios, porque no le ha dado tiempo a hacer sus ya famosas magdalenas.

Los vecinos y vecinas de la calle Garganchón le han contado las mejoras que se llevarán a cabo en su edifico a través de plan MAD-RE del Ayuntamiento de Madrid, concebido como un instrumento destinado a invertir en barrios o zonas vulnerables para mejorarlas. Del barrio del Aeropuerto, el plan ya ha recibido 33 solicitudes para la rehabilitación de edificios, en los que viven 539 familias.

El Barrio del Aeropuerto nació en 1958 con 547 viviendas en 36 edificios. A día de hoy, 34 de ellos siguen en las mismas condiciones o con pocas modificaciones. Uno de sus grandes problemas de un barrio asentado sobre el arroyo de Rejas es el de las inundaciones por la falta de drenaje y canalización de las aguas.

INUNDACIONES HASTA LOS PRIMEROS PISOS DE LOS EDIFICIOS

Los nuevos crecimientos terciarios de los alrededores frenan la escorrentía de las aguas y un colector general que canaliza las aguas desde el nudo norte de Madrid hacen que las tormentas ocasionales saturen la red de saneamiento y provoquen graves inundaciones, que llegan hasta los primeros pisos de los edificios.

Otro problema es la titularidad repartida de los terrenos, algo no resuelto hasta ahora y que ha hecho inviable la urbanización, y la antigüedad de los edificios, con 60 años a sus espaldas y construidos
"en un momento en el que primaba la rapidez", han destacado desde el Ayuntamiento. Esto se traduce en falta de aislamiento de las envolventes, ausencia de medidas de accesibilidad y con tejados de amianto.

EXPROPIACIÓN DEL BARRIZAL

Durante esta legislatura, el Gobierno de Ahora Madrid aprobó el necesario plan parcial, en abril de 2017. Pensando en la reurbanización, el Consistorio puso en el centro la participación ciudadana para priorizar necesidades. Además inició el proceso de expropiación de un barrizal que hoy sirve de aparcamiento alegal y que será transformado, ya cuando pase a ser de propiedad municipal, en lo que los vecinos demanden.

El proceso de participación ciudadana arrancó en mayo de 2017 con dos puntos clave, rehabilitación de edificios y mejora del espacio público. Desde entonces se han celebrado 14 reuniones con los vecinos y cuatro asambleas.

AYUDAS PARA LA REHABILITACIÓN DE LOS EDIFICIOS

La intervención se plantea con la necesidad de que la rehabilitación cuente con las ayudas municipales para este tipo de actuaciones. El Barrio del Aeropuerto es perceptor de las ayudas del Plan Mad-Re, del FRT y de las ayudas del Gobierno estatal a través de la Comunidad.

"En la convocatoria de 2018 hemos adelantado el dinero. Con la presentación de la licencia se adelanta el cien por cien de la ayuda", ha explicado el delegado Calvo. Del Plan MAD-RE los vecinos obtienen un 70 por ciento de ayuda a fondo perdido para la instalación de ascensores, un 60 de ayuda a fondo perdido para eficiencia energética y un 50 por ciento para la conservación.

El MAD-RE se incrementa con el Fondo de Reequilibrio Territorial, fondos de la Junta de Distrito, como instrumento destinado a intervenir en los barrios o zonas vulnerables. El importe total destinado a esta convocatoria asciende a 1,8 millones de euros.

Las ayudas a sumar al Plan MAD-RE son las del 30 por ciento de ayuda a fondo perdido para la instalación de ascensores, otro tanto a fondo perdido para eficiencia energética y un 30 por ciento para la conservación.

El Ayuntamiento ha recibido 33 solicitudes de 539 familias, prácticamente la totalidad del barrio. La inversión total es de 14,7 millones, de los que 11 millones corresponden a las ayudas municipales.
Ya se han concedido las ayudas a diez edificios y sus 156 viviendas por 3,1 millones.

Los vecinos reciben 20.400 euros por vivienda. Las familias tienen que abonar 6.800 euros por vivienda, lo que representa un 25 por ciento, por las obras de mejora de accesibilidad y eficiencia energética de sus viviendas. El ahorro en la energía se estima en unos 35 euros mensuales. Hasta el momento se han creado más de 600 puestos de trabajo directo e indirecto con unas obras de rehabilitación que terminarán a lo largo de 2020.

"EN DOS AÑOS ESTO VA A ESTAR IRRECONOCIBLE"

"En dos años esto va a estar irreconocible. Va a ser la Moraleja 2. No voy a saber dónde está mi casa", ha bromeado el presidente de la asociación de vecinos, Luis Cañabate. Es en este 2019 cuando comenzarán las obras de reurbanización de calles como Fuentenebro, Frías y Salinas del Rosío, finalizadas antes del 30 de diciembre. Una vez obtenida la titularidad de todos los suelos podrán llevarse a cabo las obras de urbanización a partir de año 2020.

Se incluye además el soterramiento en 2019 de los dos centros de transformación que existen en el barrio. Se situarían bajo la futura zona verde que hoy es un barrizal.

"Tras muchos años han llegado los andamios. Hasta ahora nunca habíamos llegado hasta este momento", destacaba uno de los vecinos presentes en el recorrido que Carmena ha hecho por el barrio. El delegado José Manuel Calvo ha contestado que el Barrio del Aeropuerto servirá de "laboratorio" para las rehabilitaciones venideras en otros barrios de la ciudad, ya en el próximo mandato. "No nos ha dado tiempo a todo, por eso tenemos que seguir, para terminar", ha continuado Manuela Carmena.

Para el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, el de hoy "es un día muy emocionante" porque supone la recuperación del patrimonio residencial tras la batalla de todo un barrio en lo que se había convertido en una "asignatura pendiente" para la ciudad.

Contador

Para leer más