Publicado 24/02/2021 14:44CET

Exdirector de Coordinación Sociosanitaria aceptó encargar 'Operación Bicho' pues entonces "no había mucho donde elegir"

Carlos Mur de Víu, exdirector de Coordinación Sociosanitaria de la Comunidad de Madrid
Carlos Mur de Víu, exdirector de Coordinación Sociosanitaria de la Comunidad de Madrid - ASAMBLEA DE MADRID

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El exdirector de Coordinación Sociosanitaria de la Comunidad de Madrid, Carlos Mur de Víu, ha afirmado miércoles que aceptó el encargo ofrecido por la empresa de Encarnación Burgueño para hacer un "reconocimiento de campo" en las residencias en el peor momento de la pandemia porque en ese época "no había mucho donde elegir".

Durante su comparecencia telemática en la comisión de investigación sobre Residencias y Covid-19 de la Asamblea de Madrid, Mur ha explicado que Burgueño, dueña de la empresa Cardio Líder y responsable de la llamada 'Operación Bicho', le mandó un mensaje el 22 de marzo "ofreciendo su colaboración en la revisión de residencias en apuros, ayudar en zonificación, tratamiento 'in situ' y fichas".

Según ha explicado, se trataba de una propuesta "de mínimos", ya que conocían que solo contaban con unas pocas ambulancias y 9 trabajadores. Aceptó el encargo pero no llegó a formalizar contratos ni se abonó fondos públicos porque él "no tenía la capacidad de ejecutar ningún contrato".

El interviniente en la comisión sí ha reconocido que formalizó una "nota de identificación, de realización de un encargo, pero no puede ser un contrato ni cumple los requisitos formales mínimos para ello. "Se llegó a un compromiso de reembolso de gastos pero desconozco por qué no se lo ha pagado porque no tuve tiempo de elevación del contrato. Fui sustituido el 13 de mayo", ha apuntado.

El exdirector también ha admitido que en esa época tenían "dificultades claras" para atender a los enfermos en las residencias, lo que le llevó a aceptar la opción de Cardio Líder "ante la falta de llevar personal suficiente de geriatras de enlace".

No obstante, Carlos Mur sabía que la empresa de Burgueño no contaba con suficientes medios. "Fue una ayuda en la gestión de la Covid como una fuerza más, pero en ningún momento se pensó que ellos podían hacer frente a lo que había, ni muchísimo menos. El plan que ella presenta no es un plan para medicalizar residencias, sino unas reconocimientos para determinar lo que ocurría en una situación de caos, lo que hizo luego el Platercam", ha apuntado.

El compareciente también ha relatado que coincidió con el doctor Antonio Burgueño, asesor de la Comunidad en la crisis contra el coronavirus, y ambos coincidieron que los medios de Cardio Líder "eran insuficientes para lo que se le había encomendado". "No obstante, aportaron cosas positivas y practicaran primeros auxilios en aquellas residencias a las que llegaron y que tenían tantas necesidades", ha finalizado.