Garrido pone encima de la mesa su "trabajo" a la espera de la decisión de Casado sobre la candidatura de Madrid

Ángel Garrido
COMUNIDAD
Publicado 08/01/2019 13:35:51CET

Defiende que Vox no ha mostrado ser "radical ni extremista" y estaría dispuesto a llegar a acuerdos con ellos

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se ha mostrado este martes tranquilo a la espera de la decisión que tome el presidente del PP, Pablo Casado, sobre la candidatura de su formación a la Presidencia regional en las elecciones de 2019 y ha ensalzado su "trabajo", que, a su parecer, "está saliendo bien".

En una entrevista concedida a Telemadrid y recogida por Europa Press, el dirigente autonómico ha agradecido a Casado que esta misma mañana haya alabado su "gestión" al frente del Gobierno regional aunque ha reconocido que no ha hablado con el presidente sobre su futuro.

Garrido ha recordado que él desde el primer momento que se puso al frente de la Comunidad aseguró que le gustaría hacer las cosas "tan bien" que su partido quisiese que él fuese el candidato. "Es lo que he hecho siempre: trabajar, intentar hacer las cosas bien. Creo honestamente que Madrid está muy bien, mejor que el resto de comunidades", ha defendido.

No obstante, ha sostenido que las cosas "no son para siempre" porque te pueden elegir en un momento dado para una responsabilidad pero si no se demuestra que se está a la altura, se puede no repetir. "Hay que buscar siempre a quien esté en mejor disposición de ganar las elecciones", ha dicho.

Sobre lo que sí se ha mostrado seguro el presidente ha sido sobre si su futuro pasa, en cualquier caso, por Madrid. "Es evidente que a mí me gusta trabajar por Madrid, lo he hecho siempre, he sido concejal muchos años y ahora he sido consejero y después presidente. Mi vocación política está ligada a Madrid, como creo que todo el mundo conoce", ha sentenciado.

SENTARSE CON VOX NO SERÍA INCÓMODO

Tras los comicios, Garrido cree que, viendo los escenarios políticos, será necesario llegar a acuerdos con otras formaciones, "fundamentalmente con Ciudadanos". Para el dirigente autonómico sentarse a negociar con Vox no sería incómodo porque lo haría "con cualquier partido político que esté en el espectro del centro-derecha", con el que pueden entenderse. "Lo importante es que Madrid siga siendo gobernado por políticas centradas y no gobernado por la izquierda", ha manifestado.

Al presidente por el momento este partido no le ha demostrado que sea "radical ni extremista", al contrario, según ha indicado, de Podemos, al que ha visto actuar y ya puede decir que sabe cómo hacen las cosas.

En cuanto a la violencia de género, una cuestión que el partido de Santiago Abascal ha puesto sobre la mesa en Andalucía, Garrido cree que hay "un consenso amplísimo" de las fuerzas políticas sobre su tratamiento, que se demuestra con el Pacto de Estado. Para el jefe del Ejecutivo regional, la postura del PP ante ello es "inequívoca" aunque luego se pueden hacer correcciones en la normativa vigente.

El dirigente regional no cree que haya "una gran cantidad de denuncias falsas" pero sí considera evidente que "la mujer está desprotegida ante conductas machistas de los hombres". Es en esa línea en la que se tiene que trabajar, aunque cualquier ley se puede "mejorar" como se hizo en la Comunidad, ha concluido.

Contador