Publicado 02/07/2020 12:30:05 +02:00CET

El Hospital La Paz recupera el 'piel con piel' del recién nacido con la madre tras la cesárea

Entrada al Hospital Materno-Infantil del Hospital La Paz.
Entrada al Hospital Materno-Infantil del Hospital La Paz. - Óscar J.Barroso - Europa Press - Archivo

En 120 partos que atendió el centro de marzo a mayo hubo la madre dio positivo de Covid-19

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario La Paz recupera la práctica "piel con piel" entre la madre y el recién nacido tras una cesárea, así como el acompañamiento de un familiar durante la intervención de la paciente en quirófano.

Según ha explicado el centro hospitalario, esta práctica estuvo suspendida durante el pico de contagios de la pandemia por Covid-19 por motivos de salud y seguridad del recién nacido.

De marzo a mayo de 2020 se han atendido en el centro 1.500 partos, de los cuales 120 han sido casos en los que la madre era positiva en infección por coronavirus.

Desde finales del mes de junio el Hospital Maternal de La Paz ha recuperado el programa habitual de parto, permitiendo tanto en madres negativas como aquellas con PCR positiva, la presencia de un acompañante y la realización del "piel con piel temprano" con el recién nacido tras el parto por cesárea.

En el caso de los partos naturales, los acompañantes y "el piel con piel" en paritorio se han mantenido "en todo momento", a excepción de aquellas madres positivas en infección por coronavirus que durante el pico de la pandemia y de acuerdo a los protocolos en aquel momento vigentes no pudieron realizarlo, si bien desde hace casi dos meses tanto el piel con piel, la lactancia materna y la estancia conjunta madre y bebé son práctica "habitual" también en estos casos.

Según el protocolo establecido por el hospital por motivos de prevención y seguridad a toda paciente que viene al centro a dar a luz se le realiza una PCR de control.

Durante la estancia hospitalaria tanto la paciente como el acompañante deben guardar las medidas de prevención, llevando mascarilla y realizando higiene de manos frecuentemente, además de atender a las indicaciones del personal sanitario en todo momento.

BENEFICIOS DEL 'PIEL CON PIEL'

El contacto "piel con piel" (CPP) temprano, consiste en colocar al recién nacido sobre el torso desnudo de la madre, apenas nace o poco tiempo después, cubierto por una toalla o paño caliente en las dos primeras horas después del nacimiento.

Con esta práctica, se busca "mejorar el bienestar fisiológico y emocional" de los recién nacidos y sus madres, ayudando a una mejor recuperación del estrés del parto.

En ese preciso momento, el recién nacido está en una fase de alerta tranquila, provocada por la descarga de noradrenalina durante el parto, lo que facilita el reconocimiento "temprano" del olor materno para establecer el vínculo y la adaptación al ambiente postnatal.

Además, a este momento, se suman los beneficios que aporta tanto a la madre como al neonato. Algunos de estos aspectos positivos son la regulación de la temperatura corporal, mejora de la respiración y la ayuda a la regresión uterina, entre otros. Pero, sobre todo, es "fundamental" para facilitar el "agarre espontáneo y la lactancia materna".

En febrero de 2019 el Servicio de Ginecología y Obstetricia, el Servicio de Anestesiología y el Servicio de Neonatología crearon conjuntamente una Guía de Buena Práctica clínica para este procedimiento.

Además para hacerlo posible, se acondicionaron los quirófanos y se habilitaron puestos en la Unidad de Reanimación donde las madres y sus bebés están acompañadas por personal de la unidad y un acompañante.

Para leer más