Madrid Salud cierra cautelarmente la sede de avenida del Mediterráneo tras enfermar 60 trabajadores

Publicado 15/02/2019 18:42:44CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Madrid Salud ha cerrado de forma cautelar su sede central ubicada en Avenida del Mediterráneo después de que 60 de sus 258 trabajadores cayeran enfermos a principios de la semana que viene con síntomas similares a la gripe, ha indicado el sindicato CSIF y confirmado a Europa Press fuentes municipales.

Esas fuentes han señalado que se ha procedido al cierre temporal de las instalaciones, dado que se ha "priorizado la salud de las trabajadores para realizar la investigación sin riesgos" sobre las causas que han motivado este contagio.

Un humidificador podría ser el causante de una afección con síntomas similares a los de una gripe en estos 60 empleados de Madrid Salud, que a principios de esta semana comenzaron a presentar síntomas de malestar ante lo que parece una exposición a una fuente común, en referencia a este aparado activado en el día de ayer a máxima potencia.

Ya se retiraron los humidificadores identificados como posibles foco de la afección, además de clausurarse el sistema de ventilación, exponen las mismas fuentes. Desde entonces no se han producido más casos y están remitiendo la sintomatología de los afectados. También se están realizando las investigaciones pertinentes para determinar el tipo de afección y origen, incluyendo el estudio epidemiológico pertinente en las personas afectadas.

Ferrovial es la empresa encargada de la instalación y mantenimiento del humidificador. Ya se ha abierto un expediente de investigación, como corresponde. Además de los recursos propios de Madrid Salud se ha puesto en marcha igualmente la coordinación con la dirección de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, tal y como dicta el protocolo.
El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, se personó en el edificio para interesarse por todo lo acontencido y por las personas afectadas.

Por su parte, CSIF recalca que este organismo autónomo, con el cierre cautelar de la sede de avenida del Mediterráneo, ha accedido a la petición cursada por el sindicato registrada ayer jueves en el Comité de Seguridad y Salud con carácter de "urgencia".

Tambien detalla que Madrid Salud ha trasladado al personal que no ha caído enfermo a otros centros y está previsto que permanezcan fuera de su lugar de trabajo habitual durante unos ocho días.

CSIF recalca que en el edificio no funciona adecuadamente desde hace tiempo ni la climatización ni la humidificación, con fundadas sospechas de que el sistema esté afectado, y también cree que sin el cierre no se garantizaba que no aparecieran nuevos casos del cuadro clínico que afecta a más de 60 trabajadores.

Los representantes de CSIF fueron informados de que ya desde el mismo día del brote, el pasado martes 12 de febrero, Madrid Salud puso en marcha recursos tanto propios como externos para la toma de muestras y el pertinente estudio epidemiológico del brote.

No obstante, el sindicato considera que han sido más imprecisas las actuaciones referidas a la vigilancia de la salud de los trabajadores allí ubicados, a los que únicamente se les ha indicado el previo aviso a la jefatura inmediata de su ausencia del puesto de trabajo en caso de malestar.

CSIF ha recomendado a todos los trabajadores que presenten los síntomas clínicos descritos, que lo comuniquen y soliciten parte de asistencia por accidente de trabajo a su jefatura inmediata, y acudan al centro asistencial de Asepeyo, que lo tendrá que valorar como accidente de trabajo.

La consideración como accidente de trabajo "no es baladí, pues es condición necesaria acreditar este hecho para poder reclamar en caso de que la gravedad sea mayor de la esperada, o de que surjan problemas de salud en un futuro relacionados con estos hechos, cuyo origen aún no está claro", ha apuntado.

"No queremos pensar en conductas negligentes, pero mucho nos tememos que un cúmulo de factores repartidos entre las empresas de mantenimiento, los responsables de velar por el cumplimiento de estos contratos en el Ayuntamiento y la falta de competencia o asunción de responsabilidades de algunos otros la estén sufriendo muchos de los trabajadores allí ubicados, habiéndose vulnerado su seguridad y salud", ha apuntado CSIF para confiar en que la investigación abierta clarifique las responsabilidades pertinentes.

Para leer más