Maestre ataca el "liberalismo castizo" de la "corte de amiguetes del PP", con el teléfono de Almeida como denominador

885161.1.260.149.20240625124015
Vídeo de la noticia
La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, interviene durante un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Madrid, en el Palacio de Cibeles - Jesús Hellín - Europa Press
Actualizado: martes, 25 junio 2024 13:21

"Hay que prohibir la compra de vivienda si no va a utilizarse como primera residencia en las zonas tensionadas", reclama

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha atacado el "liberalismo ochentero y castizo" en la suerte de "corte de los milagros del PP" de "amigos y amiguetes" y que tiene el teléfono del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, como denominador común.

En el Pleno del Estado de la Ciudad, Maestre cree que el discurso del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, se ha caracterizado por las "pocas novedades" y la "dosis extra de soberbia". "Nosotros nos tomamos en serio la democracia, lo que significa que respetamos las instituciones y los gobiernos democráticos cuando los ganamos y cuando los perdemos", ha lanzado a PP y Vox.

Esto le ha llevado a dirigirse a Almeida para decirle que "una mayoría absoluta no es un poder absoluto". "Yo estoy aquí representando a 300.000 madrileños y madrileñas para impedir que ustedes hagan con el poder de la mayoría absoluta lo que ustedes quieran en esta ciudad. Mi tarea como jefa de la oposición es controlar al poder, controlar al gobierno", ha subrayado.

La jefa de la oposición ha aprovechado su intervención para desmarcarse del "modelo de liberalismo ochentero, castizo" del PP", que viene a decir "que si te lo curras mucho vas a ser rico y si no eres rico es porque no has trabajado o no te has esforzado lo suficiente para conseguirlo".

"Y no lo dijo (el presidente argentino, Javier) Milei, esto lo dijo Isabel Díaz Ayuso el año pasado, que la justicia social es un invento de la izquierda que sólo promueve la cultura de la envidia y el rencor", ha cuestionado. "¿Ustedes creen que la igualdad entre hombres y mujeres ya está conseguida? ¿Les parece bien lo de que las mujeres trabajemos pero que no nos quejemos mucho y que sigamos siendo femeninas?", ha preguntado a la derecha.

A lo que ha sumado los insultos. "El presidente del gobierno es un hijo de puta y se puede decir con muchísima soltura y alegría. Y Madrid es lo mejor de lo mejor, la pera limonera, la monda limonda, está en el mejor de sus momentos", ha ironizado. "Y si alguien señala algo que va mal en Madrid es porque es un envidioso o un rencoroso", ha cuestionado.

LA SUPUESTA CULTURA DEL ESFUERZO

Rita Maestre ha continuado afirmando que el PP asegura que "el esfuerzo y el mérito dan frutos, y cada uno tiene lo que tiene porque lo ha conseguido gracias a ellos" pero la realidad es que "no todo el mundo tiene lo que se merece, no todos nacen en el mismo entorno social, que condicionan y mucho".

"No se emprende en el vacío, no se crece en el vacío, por eso no es lo mismo poner un herbolario en Carabanchel que montarte una hamburguesería de diseño en Claudio Coello con tres colegas que has conocido y con medio millón que te han dejado tus padres para emprender", ha descrito.

Los entornos sociales existen porque "no es lo mismo llamarse García que ser un grande de España; no es lo mismo heredar tres propiedades que ninguna; no es lo mismo tener interna que ser interna en una casa. El dinero y los privilegios se reproducen y se reproducen por dos razones fundamentalmente, por familia o por contactos", ha indicado.

EL TELÉFONO DE ALMEIDA

"Estas cosas se dan en esa corte de los milagros que es en este momento el Partido Popular de Madrid, un lugar donde se juntan empresarios, contratistas, amigos y amiguetes y esperan que caigan los beneficios de ese enorme caudal de dinero público que son los gobiernos españoles", ha arremetido.

Para Maestre, "lo más importante en Madrid ahora no es tu mérito, no es tu capacidad y no es tu esfuerzo. Lo más importante es ser alguien en esta corte del Partido Popular. ¿Sabe lo que tienen en común los hermanos Medina, el hermano de Ayuso y el novio de Ayuso? Su teléfono o el teléfono de quienes durante la pandemia ponían en marcha los contratos".

"¿Sabe lo que tienen en común una trabajadora del SamuR Social, una trabajadora de la red de violencias machistas o una educadora de la ciudad de Madrid? Que ninguna tiene el teléfono y que todas cobran 1.400 euros por dejarse la piel sacando adelante los servicios más importantes. Así que aquí ni mérito, ni capacidad, ni desde luego un esfuerzo socialmente distribuido", ha afirmado.

SE PREMIA "A LOS VAGOS"

Más Madrid ha aseverado que en esta ciudad su gobierno "premia a los vagos, a los rentistas, a los que viven de las herencias, a los que viven de las comisiones y que castiga de forma sistemática a los que trabajan todas las mañanas para levantar esta ciudad".

"En esta ciudad, mucho más importante que el esfuerzo y la capacidad es estar cerca de esa corte para que legalicen un restaurante en la Gran Vía", ha puesto de ejemplo. "Es muy importante estar cerca de esa corte para que te aprueben un pelotazo en la Ermita del Santo, para que te adjudiquen la gestión de Clesa", ha enumerado.

EL FIN DE LA ALFOMBRA ROJA DE LA ESPECULACIÓN

En cuanto a la vivienda, "en este momento lo que pasa en Madrid no es un problema de oferta, es un problema de codicia y de especulación. Es un negocio al que los amigos y conocidos del PP están abonados desde hace demasiado tiempo". Es hoy la vivienda en Madrid "una enorme aspiradora de recursos de las familias trabajadoras" dado que el año pasado subió el precio "el doble de la media nacional".

"Hay que tomar medidas y hay que ser valientes", ha instado. "La primera que hay que hacer de forma inmediata, aunque no le guste a sus amigos, es levantar la alfombra roja para la especulación que existe en Madrid. Hay que acabar con las Golden Visa, la de los únicos inmigrantes que les gustan a los señores de la extrema derecha", ha señalado.

También "hay que acabar con los regalos fiscales a los ricos, hay que acabar con la fiscalidad especial de las socimis, que son vehículos financieros que no sirven para nada más que para enriquecer a una panda de vagos".

"Hay que prohibir la compra de vivienda si esa vivienda no va a utilizarse como primera residencia en las zonas tensionadas", ha reclamado. Hay que prohibir la compra de vivienda para que todas las viviendas se utilicen para su función social, que es vivir", ha subrayado

Y todo ello porque "el problema de Madrid es que hoy en esta ciudad hay grandes capitales que se compran barrios enteros. Hay fondos buitre que llegan y se compran el edificio entero y echan al cien por cien de los vecinos que viven en él. Y en esa tesitura hay dos opciones. La suya, que es decir, es el mercado amigo y que le den a los vecinos. Y la nuestra, que es decir que es un derecho constitucional y que le den a los especuladores", ha expuesto.

LLAMA TOPAR PRECIOS Y PONER LÍMITES AL ALQUILER

Más Madrid llama aplicar precios, topes y límites a las subidas del alquiler. "Hay que hacer como en Francia, como en Suecia, es decir, hay que regular y hay que impedir que los precios sigan subiendo", ha recetado.

También aboga por la construcción de vivienda pública, lo que le ha llevado a matizar al alcalde que "el cien por cien de los pisos que está usted entregando de la EMVS empezó a construirse hace cinco años durante el gobierno de Manuela Carmena".

Igualmente ha reclamado el fin de la "barra libre de las viviendas turísticas ilegales". "Hay que poner límites al turismo en nuestra ciudad. Vamos a evitar convertirnos en Venecia, en Ámsterdam, en Canarias o en Baleares", ha advertido contra la proliferación de "hoteles ilegales".

"En estos momentos hay 25.000 viviendas turísticas ilegales funcionando en nuestra ciudad y, sin embargo, la recaudación por el IBI ha crecido solo un 7%, es decir, que no hay una traslación directa entre ese aumento desaforado del turismo y el crecimiento económico de nuestra ciudad", ha comparado Maestre. Más Madrid propone una tasa turística por pernoctación para recaudar 65 millones de euros con los que invertir directamente en la vivienda.

Contador