El Supremo anula la convocatoria de plazas de Policía Municipal de Madrid por no reservar plazas para militares

Fachada del Tribunal Supremo.
Fachada del Tribunal Supremo. - Carlos Luján - Europa Press
Publicado: miércoles, 13 julio 2022 14:02

No afectaría a los policías municipales que lograron su plaza a comienzos de 2019

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha anulado una convocatoria de 112 plazas de la Policía Municipal de Madrid a instancias de la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) por no reservar plazas para su personal, una decisión judicial que no afectaría a los policías municipales que lograron su plaza a comienzos de 2019.

En una providencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el Alto Tribunal inadmite el recurso interpuesto contra dos personas que superaron la convocatoria contra la sentencia del 2 de junio de 2021 dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Los magistrados alegan en la providencia que la inadmisión a trámite se acuerda por incumplimiento de las exigencias que el artículo 89.2 de la Ley que regula la Jurisdicción contencioso-administrativa impone para el escrito de preparación.

Exponen que se rechaza en particular por cuanto "las cuestiones planteadas no guardan la necesaria relación con los términos en que fue planteado el debate en la instancia toda vez que los recurrentes introducen ahora ex novo las afirmaciones de haber superado el proceso selectivo cuya convocatoria ha sido anulada y de haber sido, en consecuencia, nombrados funcionarios de carrera".

La sentencia de instancia, del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 14 de Madrid, dejó sin efecto dicha convocatoria al estimar el juez el recurso de ATME contra la resolución del Ayuntamiento de Madrid de 20 de marzo de 2019, presidido entonces por la alcaldesa Manuela Carmena, referente a la convocatoria para proveer 112 plazas de la categoría de Policía del Cuerpo de Policía Municipal de Madrid.

Fuentes municipales han señalado a Europa Press que se va a presentar un escrito para ejecutar dicha sentencia y que estará basado en conceder las plazas para miembros de Tropa y Marinería en el tanto por ciento que les correspondía (serán 20 plazas en total).

De esa forma, no afectaría a los policías municipales que lograron su plaza a comienzos de 2019 y que ya llevan más de tres años ejerciendo como tales.

Además, recuerdan que esta convocatoria fue convocada por el anterior equipo de gobierno, siendo Carmena la alcaldesa y Javier Barbero el delegado de Seguridad y Emergencias.

"Por motivos que ellos tendrán que explicar no quisieron reservar las plazas para miembros de Tropa y Marinería, como era preceptivo. A partir de ahí empezó un proceso judicial que ahora se acerca a su fin, con esta propuesta de ejecución de sentencia que no perjudica a nadie y que cumple con lo que el anterior equipo de gobierno no quiso cumplir", señalan las mismas fuentes.

PLAZAS DE LA ESCALA ESPECIAL

Las plazas se referían a la escala de administración especial, subescala de servicios especiales, clase policía local, grupo C, subgrupo 1, mediante el sistema de concurso oposición por turno libre, que se anula y se deja sin efecto.

El Gabinete Hebrero&Asociados, en nombre y representación de ATME, había interpuesto recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, al estimar que dicha resolución incumplía el artículo 20 de la Ley 8/2006 y la Adenda al protocolo de Colaboración entre Ministerio de Defensa y Ayuntamiento de Madrid, de 23 de julio de 2014.

Este acuerdo obligaba a reservar en cada convocatoria de acceso a la categoría de Policía del Cuerpo de Policía Municipal, el 20 por ciento de las plazas para aspirantes procedentes de tropa y marinería que hubieran cumplido cinco o más años de servicio en las Fuerzas Armadas.

El Ayuntamiento de Madrid se adhirió a dicho convenio, y, por consiguiente, se comprometía a realizar una reserva de hasta un 20 por ciento de las plazas de la categoría de Policía para el personal militar de las Fuerzas Armadas en sus ofertas de empleo público.

De modo que una vez suscrito por el ayuntamiento madrileño esta posibilidad legal se convertía en una obligación que resultaba así incumplida en la resolución objeto del recurso.