Publicado 10/02/2014 17:34CET

CiU y ERC exigirán el uso de las lenguas cooficiales en el Congreso

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

CiU y ERC volverán a exigir el uso de las lenguas cooficiales en el Congreso de los Diputados aprovechando que el próximo miércoles comienzan ya los trabajos para la reforma del Reglamento de la Cámara, que data de 1982, según han avanzando a Europa Press desde ambas formaciones.

Se trata de una vieja reivindicación que los nacionalistas e independentistas catalanes han venido planteando en el pasado, pero que hasta el momento no ha cosechado éxito alguno y que no parece que ahora vaya a tenerlo tampoco.

De hecho, el amplio acuerdo que PP y PSOE alcanzaron en 2005, durante la primera legislatura socialista, para proceder a mejorar las normas de funcionamiento de la Cámara 'naufragó' precisamente ante su negativa a permitir el uso del catalán, el euskera o el gallego en sede parlamentaria.

Actualmente su uso se limita a la utilización de citas desde la tribuna del hemiciclo, pero cuando los diputados de ERC quisieron ir más allá y usar el catalán en sus turnos de intervención de toda una jornada en protesta por una sentencia, fueron obligados a dejar el micrófono.

En todo caso, CiU y ERC no van a cejar en su empeño y aprovecharán sus propuestas para la reforma del Reglamento del Congreso para volver a insistir en que el uso de las lenguas cooficiales sea una realidad en la 'casa' de la soberanía nacional.

APELACIONES AL PSOE

Así lo ha manifestado a Europa Press el diputado de ERC y ponente en la Comisión de Reglamento, Joan Tardá, quien ha señalado que su partido "no concibe" una reforma de estas características en la que no se incluya la "normalización" del uso de las lenguas distintas del castellano.

En concreto, el independentista catalán se ha dirigido al PSOE, del que espera que, "ahora que se ha convertido en federalista", modifique su posición inicial y piense en reconocer el uso del catalán en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Sin embargo, es más que previsible que esta petición reciba un nuevo 'no' porque la voluntad expresada por los dos partidos mayoritarios, así como por la Izquierda Plural y UPyD, es 'aparcar' aquellos asuntos más espinosos y tratar de que, esta vez sí, la reforma prospere.

Además, ERC también llevará este miércoles a la reunión de la Comisión del Reglamento, que preside Jesús Posada, la necesidad de "abrir" de verdad el Parlamento a la ciudadanía, facilitando que el debate "de la calle" se traslade al Congreso y posibilitando la discusión inmediata que las Iniciativas Legislativas Populares (ILP).

FACILITAR EL VOTO SECRETO

Asimismo, aboga por cambiar el funcionamiento de las sesiones de control, apostando por las preguntas 'sorpresa' al Gobierno, por flexibilizar la creación de comisiones de investigación, por reforzar las incompatibilidades de los diputados, por facilitar el voto secreto y por evitar el veto de que un grupo parlamentario no esté representado en según qué comisiones.

Singularmente, se refiere a la Comisión de Secretos, en la que el Grupo Mixto no tiene presencia desde el inicio de la legislatura debido a que el PP se opuso a que Esquerra, aliada de la coalición abertzale de Amaiur, estuviera al tanto de los asuntos de Estado que se abordan en esas reuniones.

Para leer más