Actualizado 03/09/2008 16:39

Expo 2008.- Las ONG urgen a Iglesias a aumentar la protección ambiental de Monegros y rechazan Gran Scala

El presidente de Aragón aboga por proteger este ecosistema desértico que conviva con el desarrollo socioeconómico de la comarca

ZARAGOZA, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

Representantes de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) participantes en el Pabellón El Faro de la Exposición Internacional Zaragoza 2008 urgieron hoy al presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, a crear un parque nacional para proteger las estepas de Monegros y rechazaron el proyecto de complejo de ocio y juegos de azar Gran Scala.

Los responsables de El Faro mantuvieron esta mañana un encuentro con Iglesias en El Faro. Posteriormente, en declaraciones a los medios, el portavoz de la Sociedad Española de Ornitología (SEO), Luis Tirado, dijo que el compromiso gubernamental de crear un parque natural en Monegros, en el que hoy insistió Iglesias, debería estar cumplido desde 2004.

Tirado indicó que en Monegros hay varias Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), pero al tener un grado menor de protección, "los agricultores no ven un fruto claro en este espacio pseudo-protegido", lo contrario de lo que ocurre en el Parque Natural del Moncayo o en el de los Pinares de Rodeno (Teruel).

"En Monegros vamos con retraso", lamentó Tirado, quien dijo que el paisaje de Monegros, estepario, es "abstracto" y "difícil de entender".

"FRENO Y CONTRADICCIÓN"

Luis Tirado aseguró que el proyecto de construcción del macrocomplejo de ocio y juegos de azar Gran Scala "es un freno" para la creación del Parque Nacional de Monegros, puesto que si se crea Gran Scala en Monegros afectará al entorno natural.

En representación de la Fundación Nueva Cultura del Agua, el catedrático de la Universidad de Zaragoza Pedro Arrojo arremetió contra el proyecto Gran Scala. Aragón está "liderando" unas políticas del agua que "entran en contradicción" con proyectos como la macrociudad del ocio y los juegos de azar.

Arrojo rechazó también la posible creación de otras 300.000 hectáreas de regadío, lo que significa que "estamos desbordando la capacidad de la Naturaleza".

Por su parte, el director de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), Víctor Viñuales, manifestó su satisfacción por los resultados de la experiencia de El Faro, ya que "las ONG estamos en cofradías: la de los ecologistas, la de las mujeres, el consumidor o la Cultura" y en El Faro "nos hemos hablado, hemos escuchado bastante, hemos acordado mensajes comunes".

El próximo viernes, 5 de septiembre, se reunirá el Consejo de El Faro para decidir si mantienen esta unidad. Además, las ONG aragonesas llevarán a la ONU, el Foro Mundial del Agua y el Gobierno de Aragón las firmas ciudadanas con las que pretenden "apretar más" para reducir, por ejemplo, la mortandad infantil en el Tercer Mundo.

PARQUE NATURAL

Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, apostó por proteger el ecosistema desértico de Monegros. Un posible parque natural deberá convivir con el progresivo desarrollo socioeconómico de la comarca.

En el encuentro con representantes de El Faro, el jefe del Ejecutivo autónomo defendió la creación de un parque natural de las zonas esteparias de Europa en Monegros dentro del espacio comprendido entre la Sierra de Alcubierre y la Salada de Sástago, de tal manera que en Aragón estarían protegidos especialmente ecosistemas como el desierto, la Sierra de Guara y el macizo del Pirineo.

Pero esta protección deberá convivir con la actividad económica que permite "que los pueblos puedan vivir", por lo que en ningún caso se protegerá ambientalmente todo Monegros. "No puede ser sólo un parque natural", remarcó Iglesias.

Así, el presidente aragonés aplaudió, explícitamente, el proyecto de construcción de un macrocomplejo de ocio y juegos de azar en Monegros, conocido como Gran Scala, y prometió que será ambientalmente sostenible, poniendo de ejemplo el hecho de que consumirá menos agua que si sobre la misma extensión se cultivara maíz de regadío.

"Nuestra obligación es que en un espacio como Aragón podamos tener gente", continuó Iglesias, quien expresó que uno de los problemas de la Comunidad Autónoma es la existencia de una sola ciudad importante, Zaragoza.