Publicado 24/11/2022 14:40

El Gobierno dice que el 'no' de Londres al referéndum escocés muestra al independentismo que la Justicia fija límites

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, atiende a los medios durante una sesión de control al Gobierno en el Senado, a 22 de noviembre de 2022, en Madrid (España).
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, atiende a los medios durante una sesión de control al Gobierno en el Senado, a 22 de noviembre de 2022, en Madrid (España). - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

Asegura que lo mismo ocurre en España y que la integridad territorial está "garantizada"

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Hacienda y Función Pública y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, ha señalado este jueves que la decisión de la justicia británica de no permitir un referéndum de independencia en Escocia "marca los límites" al separatismo. A su juicio es lo mismo que ocurre en España.

"Si en algún momento los independentistas (catalanes) estaban confiados en que Escocia iba a marcar el camino se han encontrado, como en España, que la justicia marca los límites que tiene el marco constitucional", ha afirmado en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso. Además, ha asegurado que la integridad territorial de España "está garantizada".

La 'número dos' del PSOE se ha expresado de este modo al ser cuestionada sobre la decisión del Tribunal Supremo británco, que ha establecido que Escocia no puede celebrar un segundo referéndum de independencia sin autorización previa del Parlamento del Reino Unido, y sobre los efectos de esta decisión en el independentismo catalán, que ha tomado como ejemplo la vía escocesa.

DIFÍCIL QUE UNA CONSTITUCIÓN AMPARE LA SEGREGACIÓN

Así ha indicado que cada país tiene su propio marco constitucional y por tanto es difícil establecer similitudes en torno a materias tan específicas e importantes como esta. Sin embargo ha precisado que considera "difícil" que cualquier constitución "ampare un proyecto de segregación de un país".

El pasado miércoles el Tribunal Supremo de Reino Unido falló por unanimidad que el Parlamento de Escocia no puede celebrar un segundo referéndum de independencia sin autorización previa por parte de Westminster, una alternativa planteada por el Gobierno de Nicola Sturgeon para sortear los recurrentes recelos de Londres.

El Supremo señaló en una nota publicada en su página web que "en ausencia de ninguna modificación a la definición sobre los asuntos reservados, el Parlamento escocés no tiene autoridad para legislar de cara a la celebración de un referéndum de independencia de Escocia".

Contador