Memoria.- López (CGPJ) recuerda que no se puede aplicar el delito de lesa humanidad a hechos ocurridos antes de 1948

Actualizado 04/09/2008 15:05:07 CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Enrique López, recordó hoy que no se puede aplicar "el delito de lesa humanidad" a hechos que ocurrieron antes del año 1948 ya que "está absolutamente prohibido". López se pronunció así ante la decisión de Garzón de hacer un censo de desaparecidos de la Guerra Civil.

López argumentó, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, que los delitos de lesa humanidad se tipificaron en el año 47 a través de un convenio en la Comunidad Internacional para "corregir un grave error jurídico", pero que "en ese momento había que hacer porque la sociedad mundial clamaba que era necesario juzgar el genocidio judío con una norma posterior al momento en el que se produjo".

De esta forma, el portavoz del CGPJ aseguró que aunque en ese caso "la comunidad internacional cerró los ojos y dijeron que era lo menos que se podía hacer", hoy en día, y a partir de ese momento, "es un derecho básico en derecho penal internacional que no existen genocidios anteriores al año 1948", aunque, matizó, "si sean hechos reales".

A su juicio, es necesario "analizar si esos delitos que se persiguen están prescritos, que obviamente no hace falta hacer ninguna cuenta matemática" y "estudiar cómo incide una Ley de Amnistía como la que se tuvo en España en el año 1975".

No obstante, Enrique López se mostró esperanzado y convencido en que "lo que se trate y se estudie en ese juzgado sea materia estrictamente jurídica", ya que, según sentenció, "no se debe nunca utilizar el derecho para buscar fines diferentes a los que marca el Estado de Derecho, por muy loables y justificables que puedan ser".

"Esto es lo que hay que discutir, no temas históricos, sociológicos y de derecho sagrado", apuntó, al tiempo que incidió en la obligación de distinguir entre "el debate jurídico, el político y el histórico" puesto que "cada uno tiene su sede".

De esta forma, López concluyó reiterando su deseo de que el tema de los fusilados durante la Guerra Civil y el franquismo "se zanje cuanto antes" y "a efectos meramente didácticos".