Actualizado 08/04/2007 14:18 CET

Sáhara.- El PSOE acepta una "autonomía plena" para el Sáhara como solución e insta al Polisario a hacer un "esfuerzo"

Una delegación encabezada por Zerolo prevé discutir con el Frente los términos de un posible acuerdo con Marruecos

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE cree que conceder una "autonomía plena" al Sáhara Occidental "podría ser una solución" al contencioso que enfrenta desde hace 30 años a Marruecos con el Frente Polisario y Argelia y considera que al movimiento independentista "le corresponde también hacer un esfuerzo" tras los pasos dados por el reino alauí.

La secretaria de Relaciones Internacionales del partido, Elena Valenciano, manifestó en una entrevista con Europa Press que "de momento" el Polisario mantiene "una posición muy cerrada con respecto a lo que pueda ser la propuesta marroquí" de autonomía para la zona, plan que todavía está por definir, pero que excluye la independencia.

En este sentido, avanzó que el PSOE organizará, "probablemente a la vuelta de Semana Santa", un viaje a los campamentos de Tinduf (Argelia) de una delegación previsiblemente encabezada por el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG, Pedro Zerolo, para intentar hablar con el Polisario de "los términos de un posible acuerdo" con Marruecos.

Los socialistas, insistió, están muy interesados en "hacer entender al Polisario desde la defensa al derecho a su tierra que éste es un conflicto político que dura muchísimo tiempo y que es evidente que necesita de nuevos instrumentos de negociación".

Tras advertir que la postura del Frente, que rechaza públicamente de plano el plan marroquí, "no es igual fuera que dentro", señaló que al movimiento "le corresponde también hacer un esfuerzo, a pesar de que son los que están aguantando la peor tarde".

MARRUECOS, DISPUESTO A ESCUCHAR AL PUEBLO SAHARAUI

Y es que los socialistas, explicó, sí están "viendo esfuerzos" de la parte marroquí "para avanzar en una solución". En concreto, perciben por primera vez, "en las conversaciones mantenidas sobre el plan", una "apertura mayor" a "escuchar a las partes".

Es decir, con respecto a la "posibilidad de hablar en algún momento de alguna consulta" al pueblo saharaui, relató Valenciano, quien precisó que esto no quiere decir que "figure ya" en la propuesta "el compromiso de una consulta".

No obstante, señaló que el plan marroquí debe ser aún presentado ante la ONU y afirmó que "desde muchos ámbitos se está influyendo para que acabe conteniendo todos los elementos" que permitan "seguir avanzando en el diálogo".

Preguntada sobre si el Gobierno, cuando defiende la autodeterminación para el pueblo saharaui, está pensando sólo en una autonomía o también en la opción de la independencia, Valenciano indicó que el Ejecutivo no defiende "una fórmula concreta", sino "un acuerdo entre las partes que permita una libre determinación".

"Para nosotros, que conocemos muy bien cuál es el proceso de construcción autonómica, una autonomía plena podría ser una solución, pero hace falta que estén de acuerdo los saharauis", señaló.

A modo de resumen, Valenciano aseguró que los esfuerzos de la diplomacia "tienen que concentrarse en acercar al máximo las posiciones" y eso pasa porque, bajo su punto de vista, los saharauis "vayan recuperando su soberanía poco a poco". "¿Hasta llegar a dónde? Depende mucho de cómo se hagan las cosas pero razonablemente tendrá que haber una transición entre la situación actual y la ideal para los saharauis que sería ser totalmente independientes", señaló.

Por otra parte, negó que el Gobierno use un "doble lenguaje" cuando el presidente José Luis Rodríguez Zapatero defiende en Rabat el plan marroquí de autonomía como "cauce" para una negociación entre las partes en el marco de la ONU y una semana después el Rey coincide con el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, en rechazar cualquier propuesta unilateral.

Además, precisó que el Ejecutivo no ha apoyado un plan marroquí que "niegue la posibilidad de autonomía o independencia", por lo que, según ella, no cabe sostener que el respaldo dado a la iniciativa del reino alauí en el sentido de que puede ser "un comienzo de acuerdo" suponga aceptar la marroquinidad del territorio.

Valenciano advirtió de otro lado de que a Marruecos también le quedan cosas por hacer. "Tiene que empezar a pensar en la posibilidad" de que el Sáhara "tenga su propio autogobierno", dijo.

Por último, consideró que España ha "contribuido, como otros países y operadores internacionales, Naciones Unidas particularmente, a abrir en parte la posición marroquí", pero indicó no atreverse a decir que haya "una propuesta española" en esa propuesta.