Actualizado 27/09/2007 12:50

Innova.- La empresa SRB ultima el desarrollo del panel solar plano UHV, que empezará a producirse en enero de 2008

VALENCIA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los laboratorios de la empresa valenciana SRB ultiman el desarrollo del "revolucionario" panel solar plano UHV y prevén iniciar su fabricación en enero de 2008. De hecho, calculan que la primera fábrica piloto de este producto, situada en el municipio valenciano de Almussafes, entre en funcionamiento a finales de 2007 y produzca los primeros paneles en enero de 2008, según anunciaron hoy fuentes de la compañía en un comunicado.

Para ello, SRB --empresa que resulta de la unión de los grupos empresariales valencianos Grupo F. Segura y Roig Grupo Corporativo-- y que gestionará la patente a nivel mundial del nuevo prototipo de panel solar, "invertirá 1.000 millones de euros en el sector de la energía solar". Así, en 2008 empezará la construcción de una fábrica definitiva donde realizará los paneles, que se ubicará en el Parc de Sagunt. Con una superficie de 52.000 metros cuadrados, "su capacidad inicial será de 10 megavatios al mes" aunque "irá aumentando paulatinamente", señalaron las mismas fuentes.

Según dijeron, el panel solar plano UHV, inventado por el doctor Cristoforo Benvenuti en el Consejo Europeo para la Investigación Nuclear (CERN), y que lleva ya una década en proceso de investigación, "incorpora importantes novedades técnicas que le permiten generar energía eléctrica y calor a alta temperatura y frío".

Parte del termo-panel plano de calentamiento de agua convencional, al cual se el aplica lo que se denomina 'el Ultra Alto Vacío', "una tecnología que consigue que se alcance una alta temperatura, que permite la producción de grandes centrales energía eléctrica", destacaron. Así, esta tecnología "resulta aplicable también al calentamiento y a la refrigeración eficiente en el sector industrial en grandes superficies, centros comerciales, y en el sector doméstico", subrayaron.

Desde SRB aseguraron que este prototipito "cuenta con toda una serie de ventajas hasta ahora inéditas en el campo de la producción de energía solar". En este sentido, precisaron que tiene una "mayor eficiencia en la conversión de la energía gracias a la captación de la luz directa y difusa, un menor coste de capital y de instalación gracias al diseño elaborado, y un menor coste de operación y mantenimiento debido al ahorro en las necesidades de limpieza". Todo ello, hace de esta tecnología "la más competitiva del mercado", apostillaron.

Al respecto, el consejero delegado de SRBF, F. Segura Hervás, explicó "se trata de una proyecto conjunto" del Grupo Segura y Roig Grupo Corporativo "que pretende diversificar negocio y apostar claramente por el futuro de las energías renovables". Según dijo, "comercializar a nivel mundial una patente que surge en el CERN ofrece ya ciertas garantías".

A su entender, "la empresa del futuro tiene que apostar claramente por la sostenibilidad, contribuir a un entorno limpio, al cumplimiento del Protocolo de Kyoto, y de otros muchos reglamentos que, como el código técnico de edificación, ya van en esta línea haciendo obligatoria la incorporación de elementos como los paneles solares que hasta ahora eran voluntarios". Además, agregó, con estos paneles, SRB "tendrá el mejor proyecto, llaves en mano, de grandes centrales termoeléctricas" y en cuanto a calentamiento industrial, "no tendremos competencia", concluyó.