Cómo recuperarse de una carrera con el masajeador por percusión Hypervolt 2 Pro y las botas de compresión Normatec 3

Utilizando el masajeador inalámbrico Hypervolt 2 Pro junto con Normatec Lower Legs
Utilizando el masajeador inalámbrico Hypervolt 2 Pro junto con Normatec Lower Legs - EUROPA PRESS
Actualizado: jueves, 16 mayo 2024 10:29

   MADRID, 15 May. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La marca especializada en productos de mejora del movimiento Hyperice ofrece diferentes categorías destinadas a agilizar la recuperación de los deportistas, entre los que destacan los dispositivos inalámbricos de masaje Hypervolt y las botas de compresión Normatec 3.

   La compañía desarrolla equipos que sirven para aliviar la tensión y desbloquear los músculos después de la actividad física. Su catálogo, por tanto, está compuesto por diferentes líneas de producto que se distinguen entre sí por su mecanismo: percusión, compresión, vibración y aplicación de calor.

Es así como se dividen sus productos en diferentes categorías. La línea Hypervolt, por ejemplo, brinda masajes de percusión para deshacer nudos musculares y reducir la fatiga muscular. La línea Normatec, en cambio, está formada por modelos de compresión de aire dinámica para acelerar la recuperación después de la actividad e incrementar la circulación.

Venom, en cambio, es la categoría que incorpora prendas de calor y masaje para aliviar el dolor y las molestias, acabar con el estrés y mantener el rango de movimiento. Por último, la línea Vyper e Hypersphere ofrece productos destinados al masaje por vibraciónn para acelerar el calentamiento de grupos granes de músculos, así como localizar áreas de tensión.

   En Portaltic hemos podido probar tres de estos productos, incluidos en dos de sus distintas categorías. Lo hemos hecho después de participar en la carrera Rock'n'Roll Running Series de Madrid -más concretamente, en la modalidad de 10K- y hemos llegado a la conclusión de que la recuperación ha sido más rápida que en otras ocasiones.

   Dadas las circunstancias, hemos utilizado productos para las piernas, aunque buena parte de ellos se pueden utilizar para otras partes del cuerpo, como es el caso de los masajeadores Hypervolt y Venom. Esta última, por ejemplo, incluye un cinturón para la espalda y una banda para el hombro.

   En primer lugar, hemos utilizado las botas compresoras Normatec 3, que introducen hasya 7 niveles de compresión dinámica de aire y que que fomentan la circulación de la sangre en las extremidades inferiores, para recuperar los músculos después del esfuerzo. Además, reduce la inflamación de esta parte del cuerpo si están sobrecargada.

   Estas botas con cremallera, que cubren por completo las piernas, desde la parte superior del muslo hasta los pies, ofrecen un tratamiento preciso mediante el empleo de la biomimética para replicar el bombeo natural del músculo y las válvulas unidireccionales de las piernas.

   Asimismo, Normatec 3 introducen tecnología ZoneBoost para ofrecer atención adicional a zonas concretas del cuerpo, ayuda al drenaje linfático, lo que se traduce en una recuperación menos molesta o dolorosa después de la competición. Se controlan desde una unidad compacta, que tiene un peso de 1,4 kg y una batería de tres horas; y esta, a su vez, se conecta a la aplicación de la marca vía Bluetooth, para programar el tiempo de uso.

   La experiencia en general es buena y cómoda, puesto que solo necesitamos 15 minutos libres para utilizar estas botas. Tampoco es necesario estar controlando el mando, por lo que se puede configurar un temporizador y los niveles de presión deseados, de modo que el aparato se puede emplear mientras leemos un libro o consultamos el móvil.

   Para Hypervolt 2 Pro sí necesitamos las manos o, al menos, una de ellas. Se trata de un masajeador inalámbrico de percusión, que promete aliviar los músculos en tensión para entrenar con más intensidad y recuperarse más rápidamente. Fomenta la vascularización local y realiza el aporte de oxígeno y de nutrientes necesario a la musculatura.

   Con forma de pistola y un peso de 1,2 kilogramos, el dispositivo viene con un agarre ovalado para facilitar su uso y un dial digital situado en la parte posterior, que muestra un cuadro de control para introducir una de las cinco velocidades de percusión disponibles. También incorpora una batería con hasta tres horas de autonomía cuando está completamente cargada y un motor de hasta 90W de potencia.

Durante las pruebas, combinamos este producto con Normatec Lower Legs. Con este tratamiento, buscamos recuperar tanto cuádriceps y aductores como los gemelos, para aumentar la circulación y reducir el dolor y la tensión de las piernas.

   Este dispositivo, también portátil, trabaja sobre la parte inferior de la pierna mediante la técnica de percusión y se puede utilizar en cualquier situación, ya sea que estemos de pie o bien sentados en el escritorio, debido a que introduce una banda que rodea con velcro esta parte del cuerpo.

   Con siete niveles, que también van de menor a mayor presión -nosotros probamos el 6 porque teníamos esta parte de las piernas muy cargadas-, incluye una unidad de control en cada una de ellas, con tecnología HyperSync para un uso sincronizado de ambos accesorios. Asimismo, se carga con USB-C.

   Con el uso de este trío de dispositivos nos ha dado la impresión de pasar por un proceso de recuperación más rápido a pesar de tener principio de periostitis tibial, esto es, una sobrecarga en la parte media de la tibia, que ha ido desapareciendo conforme hemos aplicado frío y hemos dedicado tiempo a descansar.

Sí que hemos notado, no obstante, molestias menores de rodilla para arriba. A diferencia de otras carreras, en las que hemos tenido agujetas típicas en esta parte de la pierna, esta vez apenas hemos sentido nada, lo que se debería a los productos de Hyperice que hemos probado. En especial, a Hypervolt 2 Pro, utilizado principalmente en estas zonas.

Contador