16 de febrero de 2020
 

El papel de la mujer en el sector tecnológico: barreras, retos y nuevas oportunidades

Actualizado 08/03/2017 9:48:36 CET

Para leer más

   MADRID, 8 Mar. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Este miércoles 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, y en Portaltic hemos querido poner el foco en nuestra gran asignatura pendiente: la mujer en el sector tecnológico. Sin duda, el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es uno de los que más crece, no obstante la presencia femenina aquí brilla por su ausencia.

Según datos de la Comisión Europea, solo el 30 por ciento de los siete millones de profesionales que trabajan en el sector de las TIC en Europa son mujeres, y si nos vamos a roles técnicos la estadística cae hasta el 10 por ciento. En España, las mujeres que trabajan en el sector tecnológico representan un 18 por ciento, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. ¿Cuál es el motivo? ¿Qué hay que hacer para cambiar la situación actual?

Para entender mejor el papel de la mujer en el sector tecnológico, las barreras, los retos y las nuevas oportunidades que tienen por delante hemos hablado con cuatro mujeres emprendedoras. Todas tienen una historia detrás, pero, sobre todo, un futuro prometedor. Ellas son ejemplo de que si se quiere se puede.

SITUACIÓN ACTUAL

Las niñas no piensan en ser bombero, cirujana, o piloto de avión de mayor porque se ven muy pocas mujeres en estas profesiones, que están socialmente masculinizadas. No puedes ser lo que no puedes ver. Estamos delante de un problema del sistema, no se trata de mujeres contra hombres, sino de una sociedad que necesita un cambio de chip importante, que solo será posible alineando a mujeres y hombres”. Esto es lo que cree que ocurre hoy en día Caroline Ragot, cofundadora de Women in Mobile y Mobile Strategist en Schibsted Spain.

“Tenemos que dar más visibilidad a las mujeres del sector 'tech' para no reproducir este esquema y asegurarnos de que una niña que sueña con programar una 'app', crear un robot o montar su propia 'startup' vea que el sector TIC también está hecho para ella”.

Apunta algo parecido Eva Pastor, cofundadora de BlueAttack, primera consultora de Realidad Virtual de España, y directora de Marketing de Mountain: “La tradición cultural del sector junto con los estereotipos del rol de la mujer, mezclado con la corta edad que tiene este sector en España, da como resultado una apabullante masculinización del sector. Esto por suerte está cambiando; cada vez conozco a más mujeres que se dedican al mundo tecnológico, pero, como pasa en casi todos los sectores, falta visibilidad y presencia en puestos de responsabilidad”.

PRINCIPALES BARRERAS

Una de las principales barreras con las que se encuentran las mujeres en el sector de la tecnología y a la hora de emprender son los estereotipos y la tradición cultural. Según la cofundadora de BlueAttack, “los estereotipos que hay sobre la mujer en este sector, en el que se da por hecho que no somos capaces ni de programar el despertador”, es la principal barrera.

“El entorno masculinizado de las carreras técnicas y los estereotipos sobre quienes se dedican a la tecnología las convierte en poco atractivas para las jóvenes. De hecho, las barreras aparecen en la educación más temprana: a los seis años una niña empieza a pensar que es menos brillante que un niño -sin duda algo estamos haciendo mal para que sea así- y entonces más adelante se aficionan menos por las asignaturas científicas”, asegura Caroline. “El hecho de que todavía se les regalen muñecas a las niñas y a los niños, legos, es muy revelador. Significa que se ve a las mujeres como cuidadoras, entonces serán enfermeras o educadoras y a los niños como creadores que serán médicos o ingenieros. Esto no viene de una carga genética, es cultural”.

La cofundadora de Women in Mobile considera también como barrera la falta de modelos que inspiren a las mujeres a unirse al sector tecnológico de forma espontánea. Esto provoca que haya menos mujeres y que a las que están no se les dé suficiente visibilidad, con lo que “parece que la tecnología sea cosa de hombres”.

GRANDES CARENCIAS: POLÍTICAS Y MEDIDAS CONCRETAS

Por todo ello, es fundamental que se impulsen medidas y políticas que aumenten la presencia de la mujer en el sector tecnológico y que a su vez fomenten el emprendimiento. “He asistido a muchísimas charlas para motivar a las mujeres a que emprendan y la realidad es que se quedan muy vacías a la hora de la verdad porque no hay una red que impulse emprendimiento de calidad femenino. Las ayudas son insuficientes. La clave para muchos proyectos es la financiación y todavía no he conocido ningún fondo de inversión privado ni público que lo fomente en exclusiva o con prioridad”, nos cuenta la fundadora de Mumablue, Cristina Rodríguez.

Es necesario cambiar las políticas de base; mientras que nosotras tengamos derecho a más baja laboral que los hombres, mientras que no se promuevan unos horarios acordes con los de los colegios, mientras que no seamos capaces de educar a niños y empresarios bajo el paraguas de la igualdad de derechos y responsabilidad, será complicado que las mujeres tengan más presencia en ningún sector”, afirma Eva Pastor.

INICIATIVAS POR Y PARA LA MUJER

Y aunque todavía falta mucho por hacer, y se necesitan políticas más concretas en este ámbito, también cabe destacar iniciativas como la de la compañía de transformación digital Ironhack que, junto con Wallapop, ha lanzado, coincidiendo con el Día internacional de la Mujer, un programa de formación en programación y diseño web y mobile (UX/UI) y desarrollo web que ofrecerá 10 becas completas y 90 becas parciales por valor de 200.000 euros para potenciar la presencia de la mujer en la industria tecnológica.

La compañía española puso en marcha este programa en Estados Unidos en diciembre con Uber, y, vistos los buenos resultados, ha decidido traer la iniciativa a España. En este caso será Wallapop la puerta de entrada, así que cualquier usuaria que entre en la aplicación desde el 8 al 22 de marzo de 2017 verá un mensaje desde el cual podrá acceder a la iniciativa. El programa Ironhack es un curso intensivo de 9 semanas donde hay clase presencial de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas. Durante este tiempo, las alumnas se dedican exclusivamente a aprender a programar

Una vez que empiezas a trabajar en este mundo, te das cuenta de que el porcentaje de mujeres en esta industria es muy pequeño, y cualquier iniciativa para fomentar que eso deje de ser así me parece genial”, comenta Lara Hoya, exalumna de Ironhack que ahora trabaja en Cabify como desarrolladora Javascript.

CONCILIACIÓN LABORAL, EL GRAN RETO

Y es que aparte de la educación, la conciliación laboral y personal es otra de las realidades y retos de las mujeres -aunque no solo, desafortunadamente, el sector tecnológico-. La maternidad, y no todavía la paternidad, sigue siendo actualmente una de las barreras que se les ponen a las mujeres en sus empresas, también en el sector tecnológico. Conciliar no es fácil; existe un techo de cristal que esperamos pueda romperse más pronto que tarde para que las mujeres puedan tener las mismas oportunidades que los hombres en cualquier empresa y profesión.

Según Eva, “las mujeres ya emprendemos, ya tenemos una empresa, nuestra casa. Mientras esta carga no se comparta es complicado Llevar una casa es igual o más complicado que gestionar una empresa. Emprender o dirigir otra empresa a la vez es muy complicado. Somos personas no súper heroínas”.

Cristina es tajante al respecto: “La conciliación no existe, o estás en un sitio o estás en el otro, es cuestión de prioridades. Yo en mi caso ando todo el día haciendo malabares porque no quiero renunciar a mis hijas y tampoco a Mumablue, pero hay mujeres que no se lo pueden permitir. La realidad es que si se quiere conciliar tienes que pedir jornada reducida, con todo lo que ello implica, y además siempre son la mujeres las que la piden. Ningún hombre toma la iniciativa de reducir su jornada laboral para cuidar de su familia. Una baja debería ser para ambos sexos por igual”.

Lo que también apunta la fundadora de Mumablue es que “debería romperse la absurda creencia de que cuantas más horas pases encerrado en una oficina más se va a rendir. Miles de estudios ya nos están demostrando que un trabajador, independientemente de si es hombre o mujer, es más feliz si tiene tiempo para su ocio y familia, se oxigena y rinde mucho más”.

BRECHA SALARIAL

Y si nos preguntamos si en el sector de las TIC las mujeres cobran más, menos o igual que los hombres, la respuesta también es bastante triste. Actualmente, en este ámbito existe una brecha salarial, además, por supuesto, de encontrarnos a menos mujeres en posiciones de liderazgo.

Si bien Eva Pastor afirma que en la tecnología los sueldos entre hombres y mujeres están igual de desequilibrados, también apunta que con BlueAttack se está acercando al sector más joven de la tecnología, y esto le está permitiendo ver el sector menos conservador. “La mayor parte de las empresas relacionadas con Realidad Virtual son “start up”, empresas muy jóvenes con una media de edad de 35 años. Es gratificante ver como en estos casos las reglas del juego cambian, la mujer está más presente, los sueldos son más equilibrados y los estereotipos no son tan rígidos. Estamos cambiando, gracias a Dios”.

EL FUTURO

Muchos consideran que la clave está en acercar la tecnología a las niñas desde las escuelas, cuando todavía son pequeñas. Esto podría hacer que la predisposición de las mujeres a elegir una carrera tecnológica aumentase y, por lo tanto, viésemos a más mujeres en este sector. Así lo cree Eva Pastor: “acercar la tecnología a las escuelas en edades más tempranas es un camino, la educación es primordial. Dejar de enseñar desde el juego y las aulas que las asignaturas de letras y las muñecas son para niñas, y las ciencias y los rompecabezas son para niños. Desde luego, esto sería un gran avance”.

Cristina Rodríguez, en cambio, considera que se necesitan más ayudas reales de financiación para que las mujeres se lancen a emprender. “Si la mitad de las mujeres increíblemente inteligentes y valiosas que conozco pudieran dejar su trabajo, un trabajo donde sienten que su valía siempre está por debajo de cualquier hombre de su mismo rango y aventurarse en un proyecto propio con ciertas garantías como la financiación, España daría un giro de 180 grados en emprendimiento”.

Vanessa Estorach, cofundadora de Women in Mobile y creadora de la consultoría de marketing móvil e-growing. piensa que para cambiar la situación actual hay que impulsar medidas desde diferentes ámbitos: familias, escuelas, empresas, sociedad, gobiernos y medios de comunicación. “Si entre todos impulsamos que haya más ingenieras y profesionales de otros campos que se incorporen al sector de la tecnología y menos “princesas”, podemos conseguir que esta brecha se reduzca”.

Según Caroline el futuro está lleno de oportunidades “si se promueven las condiciones para que las mujeres desarrollen todo su talento para aportar más y nueva creatividad e innovación al sector y, en definitiva, a la sociedad”.