Actualizado 25/12/2017 11:29 CET

¿No te fías de los antivirus? Sigue estos pasos para eliminar malware de tu PC de forma manual

Seguridad informática
PIXABAY/CC

   MADRID, 25 Dic. (EDIZIONES/Portaltic) -

   En lo que respecta a nuestra seguridad, toda precaución es poca. Cuando nos compramos un ordenador o cualquier otro dispositivo, uno de los pasos que recomiendan los expertos es instalar un antivirus para estar protegido frente a cualquier amenaza desde un primer momento.

    En el mercado existe una gran variedad de antivirus para elegir. Y tan importante como descargarse un antivirus es también mantenerlo actualizado y descargar las actualizaciones de seguridad que lanzan los propios sistemas operativos. De esta forma, le pondremos las cosas más difíciles a los mil y un 'malware' que hay por ahí.

Ten en cuenta que los antivirus tampoco son infalibles, así que cualquier precaución que podamos tomar para evitar ser hackeados o infectados con algún virus es fundamental. Hay muchos tipos de 'malware', y no todos son fáciles de eliminar o incluso de detectar.

Las puertas de entrada más utilizadas actualmente por los programas maliciosos son las descargas de archivos, ataques en la red, robo de datos de identidad y financieros a través de webs de 'phishing' y 'spam', emails de 'phishing', los USB, tarjetas de memoria, discos duros móviles y vulnerabilidades en el software.

Después de alguna que otra mala experiencia, probablemente muchos de vosotros no confiéis ya en los antivirus. Estáis cansados de descargaros programas que al fin y al cabo no os protegen como os gustaría que lo hicieran. Pero, qué podemos hacer entonces nosotros para proteger nuestros dispositivos si no echamos mano de un programa antivirus. ¿Podríamos eliminar un 'malware' llegado el caso sin un antivirus? La respuesta es sí. Lo podríamos hacer de forma manual.

PASOS PARA ELIMINAR MALWARE SIN ANTIVIRUS

Para poder eliminar el 'malware' que ha infectado nuestro ordenador tenemos que dar con él. Averiguar dónde se ha alojado y a qué está afectando. El primer paso, por lo tanto, será encontrarlo. En la gran mayoría de casos los virus suelen atacar al sistema de arranque de nuestro ordenador modificando una serie de claves de registro que tiene nuestro sistema. Con estas modificaciones el 'malware' consigue ejecutarse siempre que encendemos el ordenador.

Nuestra primera gran labor será comprobar que esas claves no han sido modificadas. Para ello tendremos que hacer clic al mismo tiempo en las teclas Win + R. Se nos abrirá el cuadro Ejecutar. En ese cuadro introduciremos lo siguiente: 'msconfig'; y luego haremos clic en 'enter'. Se nos abrirá otro cuadro de diálogo que nos mostrará los programas, procesos y servicios que se ejecutan de forma automática cada vez que arranca el sistema.

A continuación tendremos que revisar la pestaña 'Servicios', porque desde ella podremos ver si existe alguna entrada sospechosa. Si así fuera, viendo su nombre podríamos recopilar información sobre el tipo de virus al que nos enfrentamos y dar con la solución adecuada para él. En muchos casos basta con deshabilitar su arranque automático simplemente desmarcando una casilla.

No obstante, también se hace imprescindible revisar otras entradas del registro, como las siguientes. Ten en cuenta que en el caso de las dos últimas, el valor de la entrada Shell deberá ser 'explorer.exe', sino estaremos frente a un virus que está ejecutándose de forma automática sin dejar huella.

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Run

HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Run

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Winlogon

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows NT\CurrentVersion\Winlogon

Si hemos detectado el proceso en curso que está siendo ejecutado por el virus, también podremos abrir el Administrador de tareas del sistema (Ctrl + Alt + Supr), localizar el proceso en ejecución y darle a 'Finalizar proceso'. No obstante, no siempre es tan 'sencillo': no es fácil de detectar o no es tarea sencilla eliminarlo porque muchos virus están creados para que aunque los detectemos no seamos capaces de deshabilitarlos o borrarlos por completo de nuestro ordenador.

En el caso de que con los pasos anteriores no consigas deshacerte del dichoso virus, entonces tendrás que remangarte un poco más. Una de las opciones que nos quedan es reiniciar el ordenador y entrar con el modo seguro. Este modo solo nos ofrece los servicios más básicos para el funcionamiento del dispositivo. Pero tienes que saber, que aún así, algún tipo de malware puede seguir interfiriendo. Es por ello que te recomendamos usar un USB u otra unidad externa para ejecutar cualquier distribución de Linux compatible con NTFS -sistema de archivos-.

ELIMINA LOS ARCHIVOS QUE HAN SIDO INFECTADOS

Otro paso importante es borrar los archivos que han sido infectados. Si los mantienes en el ordenador y los abres puedes correr el riesgo de volver a activar el 'malware'. Ten en cuenta que existen virus que se mantienen ocultos en los archivos, o incluso pueden hacerse pasar por archivos del sistema.

Detectarlos a simple vista es muy complicado, por eso lo recomendable es abrir el Explorador de Windows, ir al menú superior y hacer clic sobre la opción 'Herramientas'. Aquí tendrás que abrir las 'Opciones de carpeta' y luego hacer clic sobre la opción 'Ver'. Marca la opción 'Mostrar archivos y carpetas ocultas' y desmarca la opción 'Ocultar archivos protegidos del sistema'.

Cuando hagas este paso podrás buscar por el nombre del archivo que te está dando problemas. Simplemente haz clic en el botón de búsqueda en el menú de Inicio. Este te permitirá hacer una búsqueda en todo el sistema. Cuando lo encuentres, elimínalo y que no se te olvide pasarte por la papelera de reciclaje para destruirlo de forma definitiva.

MEDIDAS DE SEGUIRDAD A TENER EN CUENTA

Como mencionábamos más arriba, la prevención es la mejor cura. Nosotros podemos poner de nuestra parte para evitar que un virus acabe infectando nuestros dispositivos. Entre las medidas de seguridad que podemos poner en práctica está actualizar los parches de seguridad de nuestro sistema operativo, es decir, mantenerlo actualizado; realizar una copia de seguridad para, en caso de tener que realizar un formateo, no perder nuestros archivos; y subir los archivos a la nube (Google Drive, Microsoft OneDrive, iCloud de Apple, etc.), otra forma para evitar quedarnos sin nuestros documentos y vídeos si le pasa algo a nuestro equipo.