LEGO Hidden Side, el juego móvil que mezcla Realidad Aumentada con bloques de construcción

Actualizado 26/08/2019 9:26:21 CET
Lego Hidden Side autobún
Lego Hidden Side autobún - LEGO
 

   MADRID, 25 Ago. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El Grupo LEGO lanzó en España a primeros de agosto un videojuego para móviles de Realidad aumentada compatible con varios sets físicos de LEGO. En un mercado en el que ya despuntan otros títulos como Pokémon GO y Harry Potter: Wizard Unite, LEGO ofrece una propuesta que mezcla sus icónicos bloques de construcción con la tecnología móvil que se dirige especialmente a los más pequeños, buscando desarrollar su creatividad a la vez que se adentran en un mundo virtual embrujado.

   Existen ocho sets de LEGO compatibles con el 'modo cazafantasmas' del videojuego que corresponden a las ocho aventuras distintas en la ciudad embrujada de Newbury: el Autobús, el Camaronero, el Tren, el Cementerio , el Shrimp Shack, el Instituto, el Laboratorio Fantasma y el Camión Acrobático.

      LEGO Hidden Side

   Cada aventura requiere el set correspondiente, que es necesario montar, y a través de la cámara el juego detecta la figura y el usuario debe ir capturando los fantasmas que se albergan en el set físico y detener el embrujo de la ciudad de Newbury.

Con respecto a sus competidores entre los videojuegos de Realidad Aumentada, LEGO Hidden Side permite no solo interactuar con el teléfono a la hora de jugar sino también con las figuras que han hecho célebre a la compañía de juguetes. Solo hace falta una superficie plana y bien iluminada para jugar, y no es necesario salir a la calle.

Además, a pesar de que el uso del 'modo cazafantasmas' de Realidad Aumentada está limitado a los ocho sets de LEGO compatibles y de pago (oscilan entre 19, 99 y 129,99 euros), el videojuego otra modalidad gratuita, el 'modo fantasmas', que no es de realidad aumentada. En este modo el jugador es el fantasma y debe embrujar las distintas localizaciones de Newbury para ir desbloqueando los niveles.

LA HISTORIA: NEWBURY Y LOS FANTASMAS

   Los protagonistas de la aventura son Parker y Jack, dos 'youtubers' de 13 años, que juntos deben ir cazando fantasmas y resolviendo los misterios de Newbury para así conseguir más subscriptores a su canal y avanzar en los distintos niveles de cada aventura.

La historia del videojuego, claramante orientada a niños, resulta un tanto infantil y poco original a la hora de aprovecharse del tirón actual de las redes sociales y de oficios como el de 'youtuber'. No en vano, la profesión de youtuber o influencer se ha colado entre las cinco preferidas para los niños de entre 2 y 8 años, queriendo el 16 por ciento de ellos dedicarse a ello en un futuro, según un estudio de Lingokids.

Con la batería de su teléfono móvil, Parker y Jack pueden combatir contra los fantasmas que se van desvelando a medida que se van atrapando los espectros. Cada set está compuesto de elementos con los que interactuar y liberar distintos espectros.

En el caso del autobús, que es el que hemos utilizado para la prueba en Portaltic, la estructura posee un satélite que se debe ir rotando para determinar el color de los espectros y los fantasmas que debes atrapar. Estos elementos crean una dinámica de juego en la que el usuario debe estar pendiente tanto del mundo físico como del virtual.

LA MECÁNICA DE JUEGO: COMBATES Y BATERÍA

Durante los combates con los fantasmas, la batería del teléfono móvil es el equivalente a la vida del resto de videojuegos. El nivel de batería de su móvil y de las armas que usan contra los enemigos va disminuyendo hasta llegar a cero, momento en que el protagonista es derrotado. Al atrapar a los espectros, existe la posibilidad de recargar la batería del móvil.

Además, mientras el usuario va cazando fantasmas, estos se van archivando en una colección que está almacenada en la aplicación. También existe un laboratorio donde la doctora J.B. va entregando recompensas y elementos nuevos a Parker y Jack mientras van avanzando en el juego.

LIMITACIONES: ESPACIO E ILUMINACIÓN

   El videojuego es capaz de compatibilizar la Realidad Aumentada con el juego físico, pero presenta limitaciones. La superficie disponible para jugar se reduce al set físico de LEGO y su alrededor, con un rango de un metro y de menos de 180 grados de visión. De esta manera, si el jugador se da la vuelta, la imagen del juego se termina.

Por ello, el espacio disponible para jugar resulta bastante pobre pero como está dirigido a niños de siete años o más, un mapa de mayor tamaño podría resultar demasiado complicado y además esto facilita que puedan jugar dentro de una habitación.

   A nivel de dificultad, el juego es bastante sencillo y al jugar los primeros niveles puede resultar un poco repetitivo ya que se repite la fórmula de cazar fantasmas una vez tras otra y para un adulto puede ser bastante aburrido y monótono.

Además, el diseño del juego, tanto de sus mecánicas como de sus menús, resulta en ocasiones poco intuitivo lo cual complica la dinámica de juego debido a que las indicaciones para el jugador son mínimas. La aplicación, de descarga gratuita, ocupa un peso considerable de 330 MB.

   Por otro lado, la iluminación de la zona en la que se juega LEGO Hidden Side es muy importante, ya que la mínima sombra confunde la detección de colores de la aplicación y se obstaculiza el avance del juego.

   En definitiva, LEGO Hidden Side resulta un videojuego móvil disfrutable especialmente para niños -e incluso adultos para nostálgicos de los bloques de LEGO-, pero esencialmente se trata de un juguete tecnológico. Eso sí, un jueguete que a pesar de sus limitaciones técnicas y de unas mecánicas un tanto repetitivas, se adentra en un territorio inexplorado: el de mezclar Realidad Aumentada y elementos físicos de manera efectiva.

Contador