Publicado 28/05/2020 14:27CET

Más de 100 entidades del Tercer Sector piden que la educación sea una prioridad en los planes de reconstrucción

Un alumno de primaria hace los deberes de la asignatura de Inglés con varios libros y un ordenador en su domicilio de Madrid.
Un alumno de primaria hace los deberes de la asignatura de Inglés con varios libros y un ordenador en su domicilio de Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press

   MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   Más de un centenar de entidades del Tercer Sector se han adherido a la carta abierta a representantes políticos impulsada por la Campaña Mundial por la Educación (CME) para que el derecho a una educación equitativa inclusiva y de calidad sea una prioridad política y social en los planes de reconstrucción tras la pandemia del coronavirus.

   "El cierre de los centros educativos a causa de la COVID-19 está teniendo un enorme impacto en el desarrollo educativo y psicosocial de los niños, niñas y adolescentes. En primer lugar en términos de aprendizaje y de un mayor riesgo de abandono escolar, que en España ya es el más elevado de la UE, pero también en otros aspectos como los problemas nutricionales, el riesgo de aislamiento social y la ausencia de protección frente a la violencia", exponen estas entidades en un comunicado.

   "La pandemia ha puesto de manifiesto una enorme brecha de desigualdad social que ya existía, y que se traduce en una brecha educativa que no podemos permitirnos si de verdad no queremos dejar a nadie atrás" afirma la coordinadora de la CME en España, Cristina Álvarez, que asegura que "el derecho a la educación de estos menores se está viendo vulnerado", advirtiendo además que "sino se adoptan medidas decididas para abordar esta emergencia educativa, se corre el riesgo de que las brechas se amplíen".

   La CME recuerda que casi uno de cada tres menores en España vive en riesgo de pobreza y exclusión social, el 21,6% viven en un hogar que no puede permitirse tener un ordenador, y el 10% no puede mantener una alimentación suficiente y equilibrada.

   En la carta de la CME, que integran entidades como Ayuda en Acción, Educo, Entreculturas o Plan Internacional, se recomienda a los representantes políticos una serie de medidas urgentes para garantizar el derecho a una educación equitativa, inclusiva y de calidad de todas las personas con "los recursos humanos y económicos necesarios".

   "Si algo nos ha enseñado esta crisis es, en primer lugar, la necesidad de reforzar los servicios públicos. En segundo lugar, que los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad son globales, y que por lo tanto las soluciones también deben serlo. Y, por último, la certeza de que tan solo podremos salir de crisis como ésta desde lo colectivo, lo cual pone de manifiesto la vigencia de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y también la necesidad de reforzar los procesos de educación para la ciudadanía global, para educar en valores como el espíritu crítico, la solidaridad y la cooperación", suscriben.

Para leer más