Actualizado 08/02/2007 11:08 CET

Consternación general por el fallecimiento de Erika Ortiz

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Durante toda la jornada de ayer se vivió con consternación el fallecimiento de la hermana pequeña de la Princesa de Asturias. Personalidades y partidos políticos expresaron a la familia Ortiz Rocasolano su pésame por la muerte de Erika Ortiz. Una de las más afectadas fue la Reina, Doña Sofía, que se enteró del trágico suceso en Indonesia, donde se encontraba en un viaje humanitario. "¡Qué lástima, que lástima!" fue la reacción de la reina mientras se llevaba las manos a la cara y rompía a llorar.

Erika Ortiz, de 31 años, separada y con una hija de seis años, fue encontrada muerta en el apartamento de soltera de Doña Letizia, en el madrileño barrio de Valdebernardo, donde residía desde su separación del escultor, Antonio Vigo. Tras una baja por depresión, la fallecida había pedido dos días de permiso.

La noticia cogía por sorpresa y conmocionaba a toda la familia de la fallecida. Los padres de Erika Ortiz se enteraban del suceso cuando se encontraban trabajando y fueron ellos mismos los que avisaron a la Casa Real. Tras la difusión de la noticia a primera hora de la tarde, la familia hizo público un comunicado pidiendo a los medios de comunicación "prudencia y respeto" ante lo que consideran un asunto estrictamente familiar.

Por su parte, la Reina se enteraba de la noticia en Indonesia, donde se encuentra en un viaje para conocer proyectos humanitarios en la zona con participación española. Tampoco el Rey se encontraba en España ya que se encuentra de visita oficial en Alemania. Ambos adelantaron su regreso tras conocer la noticia. Al parecer, los Príncipes de Asturias estaban en su residencia de La Zarzuela cuando se hizo público el suceso, ya que hoy no tenían compromisos oficiales.

Desde el primer momento, una nube de fotógrafos se congregó en la puerta de la vivienda, situada en la localidad madrileña de Valdebernardo, donde la policía desplegó un dispositivo especial para preservar la seguridad de la familia, ya que los padres de la fallecida se personaron en el domicilio, a donde también acudió un juez de instrucción de Madrid -sobre las 14.00 de la tarde- acompañado de dos policías para conocer los detalles de la muerte de Erika Ortiz y proceder al levantamiento del cadáver. Algunos reporteros preguntaron a la juez de guardia de forma explícita si la muerte se había producido por suicidio, pero la funcionaria guardó en todo momento un respetuoso silencio.

Hacia las 16.30 un coche fúnebre salió del edificio para el traslado de los restos de Erika Ortiz al Instituto Anatómico Forense en la Ciudad Universitaria de Madrid, donde se le practicó la autopsia. Ni el juez ni los familiares presentes en el domicilio de la hermana pequeña de Doña Letizia realizaron ningún tipo de declaración, manteniendo en secreto el supuesto motivo del fallecimiento.

SEPARADA Y MADRE

Erika Ortiz tenía 31 años y era licenciada en Bellas Artes. Estaba separada del escultor Antonio Vigo con el que tuvo una hija, Carla, que actualmente tiene 6 años. Según sus allegados era sensible y tímida y no soportaba la presión mediática que sufría después de que su hermana -a la que estaba muy unida- se convirtiera en princesa. Actualmente la pequeña de las Ortiz Rocasolano trabajaba como interiorista en el departamento de decoración de la productora 'Globomedia' donde tenía previsto "incorporarse a un nuevo proyecto", explicaron desde la productora.

Erika Ortiz protagonizaba hace tan sólo una semana la portada de la revista 'Pronto' en donde se la veía acompañada de un hombre que podría ser su última pareja sentimental. Tras separarse del padre de su hija -en mayo de 2006- comenzó una relación con un cámara de televisión de 'Globomedia', compañero de trabajo, con el que poco tiempo después rompía. La hermana de Doña Letizia volvía a sonreir al lado de un nuevo amor.

Sin embargo corrían rumores sobre el mal estado de salud de Erika Ortiz, ya que tras su separación había pedido dos meses de baja en el trabajo por estrés y ansiedad. Durante este tiempo se rumoreó también con una posible anorexia y se comentó en varios medios de comunicación que la hermana de la Princesa se sentía presionada porque se especulaba con su profesionalidad. La productora confirmó también que el pasado viernes pidió dos días libres para "asuntos personales" por lo que no había acudido a trabajar ni el lunes ni el martes. Ayer miércoles, terminado el permiso esperaban su incorporación al trabajo.

PALABRAS DE ÁNIMO PARA LA FAMILIA

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en unas breves declaraciones en los pasillos del Congreso, expresó su "sentimiento" por la muerte de la hermana de Doña Letizia y envió sus condolencia al príncipe Felipe y a su esposa por esta pérdida, a quienes aseguró que ya había transmitido personalmente el pésame. "Procuraremos hacer el máximo esfuerzo de respeto a la familia y al dolor", añadió Zapatero.

Asimismo, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, mostró sus condolencias a la familia Ortiz Rocasolano deseando que "superen rápidamente" esta "circunstancia trágica y durísima". Rajoy expresó ademas que su pesar era el de todo su partido. "Estas cosas ocurren en la vida y hay que tener mucho ánimo y entereza, aunque es muy difícil no sufrir y mucho en unas circunstancias como ésta", añadió.

Otros partidos políticos quisieron hacer llegar también sus condolencias a la familia de la princesa de Asturias. ERC y IU -ambas formaciones de ideología republicana- expresaron esta tarde su pena por el fallecimiento de Erika Ortiz. El PSOE quiso también hacer llegar "todo su afecto y solidaridad ante tan triste perdida" mediante un telegrama a los príncipes de Asturias.