El decreto ley para renovar RTVE, en manos de los independentistas catalanes

Logo de RTVE
RTVE - Archivo
Actualizado 03/07/2018 19:54:00 CET

ERC y PDeCAT se remiten a la intervención de la ministra Batet y al menos uno tiene que votar a favor para no anular todo el proceso

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Compromís ha decidido este martes votar a favor de la convalidación del decreto ley sobre RTVE, con lo que el proceso de renovación urgente del Consejo de Administración queda en manos de los independentistas de Esquerra Republicana (ERC) y del PDeCAT, que no desvelarán su voto hasta horas antes de la trascendental votación de este miércoles por la tarde en el Pleno del Congreso.

El PSOE necesita recabar más votos que los 169 que representan el
PP --que tiene anunciado un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto ley--, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias, todos ellos contrarios a esta renovación por decreto del Consejo de RTVE.

De momento, los socialistas cuentan con el respaldo de Unidos Podemos y del PNV, con quienes ha pactado la terna de seis candidatos que también se votan este miércoles. Estas tres formaciones suman 156 votos, por lo que precisan de más apoyos para esta votación trascendental que marcará si continúa el proceso de renovación o todo queda anulado.

NC HA DICHO SÍ

A ellos se ha sumado ya el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, una vez que se ha llegado a un acuerdo para que el Gobierno aplique este mes los descuentos para residentes en los billetes de avión y barco entre las islas y la península.

Y este martes por la tarde se ha añadido también Compromís, que aporta cuatro diputados. Según indicaron a Europa Press fuentes de la formación valenciana, el lunes no quisieron apoyar la lista de candidatos a consejeros que propuso el PSOE, ya que no habían sido consultados, sino "sólo informados", pero ahora han decidido pasarse al sí para no poner en ruesgo una renovación en RTVE que consideran necesaria.

Con quien no puede contar el PSOE es con los dos diputados de Bildu, que ya han decidido no participarán en estos plenos por tres razones: porque sus dos votos no son decisivos para lograr mayorías; porque abogan por el concurso público y no quieren entrar en el "trapicheo de propuestas"; y porque apoyan "en todo momento" las reivindicaciones de los trabajadores de RTVE, que no se han mostrado favorables a este proceso.

En ese contexto, la decisión queda en manos de las formaciones independentistas catalanas. ERC ya advirtió este lunes que su voto dependería de la actitud del Gobierno sobre Cataluña y, más concretamente, del discurso que, sobre este tema, presentaran, tanto la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, como la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, en sus comparecencias en el Congreso.

RTVE, PENDIENTE DEL REFERÉNDUM CATALÁN

Calvo lo ha hecho este martes, ante la Comisión Constitucional, en donde ha ofrecido a la Generalitat catalana un diálogo "abierto y sin cortapisas", mientras que Batet lo hará este miércoles. Según ha señalado el portavoz de ERC, Joan Tardà, en su cuenta de Twitter, "si Batet ratifica las conclusiones del debate con la vicepresidenta, ERC puede repensar su posición" sobre el decreto ley de RTVE, dejando esta decisión hasta después de su encuentro con la ministra.

Tampoco PDeCAT, que cuenta con ocho diputados, ha adelantado una decisión y también lo condiciona a que la "actitud" de los socialistas con Cataluña "sea positiva". "Veremos como va mañana", han explicado a Europa Press fuentes del partido, en relación con la comparecencia de Batet.

Aún así, las mismas fuentes han explicado que la voluntad del partido es "desbloquear la situación" que hay en el Congreso sobre RTVE y que haya un Consejo de Administración "lo mas profesional posible". "Queremos el mayor consenso para garantizar la independencia, profesionalidad y pluralidad", han insistido las mismas fuentes.

A estas decisiones de última hora se suma también la única diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, que esperará a este miércoles para decidir su voto.

En el caso de que los socialistas no cuenten con el respaldo mayoritario de la Cámara, el proceso de selección de los nuevos consejeros que se está llevando a cabo en la Cámara Baja, y paralelamente en el Senado, quedaría anulado y se debería aplicar la actual ley de RTVE, aprobada en septiembre de 2017, y retomar la negociación del concurso público que se estaba llevando a cabo en ambas cámaras.