La última semana del verano será típicamente veraniega, con temperaturas de hasta 35ºC y tormentas en el este

Playa de La Herradura
AYUNTAMIENTO DE ALMUÑÉCAR
Publicado 17/09/2018 13:03:09CET

   MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El verano afronta su última semana con tiempo estable en la mayor parte del país y con temperaturas calurosas, más altas de lo normal, que alcanzarán los 35 grados centígrados en numerosas zonas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   Según ha explicado el portavoz adjunto de la AEMET, Rubén del Campo, a lo largo de la semana tenderá a remitir la inestabilidad, aunque aún quedarán chubascos y tormentas en el este de la Península y las temperaturas serán más altas de lo normal, de cinco a diez grados centígrados.

   Este martes, persistirá la inestabilidad en las comunidades mediterráneas y en el litoral de Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, donde puede haber tormentas. A partir de la tarde podrán crecer nubes de evolución y se originarán tormentas, que serán localmente fuertes en zonas de montaña del interior y que podrían alcanzar en el sistema ibérico las más fuertes.

   En el litoral de Galicia se esperan algunas lluvias que remitirán a lo largo de la mañana. Sobre todo se darán de madrugada y a primeras horas de la mañana en las Rías Bajas donde después desaparecerán. En el resto del país, según el portavoz el tiempo estará estable.

   Del Campo espera que las temperaturas bajen el martes, sobre todo en el extremo norte, ya que subirán entre 3 y 4 grados centígrados en las comunidades cantábricas y en Galicia. En general, ha dicho que este martes las temperaturas estarán por encima de los valores habituales y que mañana las más altas se darán en los valles del Tajo, Guardiana y Guadalquivir, donde se podrán superar los 32 grados centígrados.

   También, en la meseta norte, en el oeste de Castilla y León también se podrán superar los 30 grados centígrados, es decir, "calor para la zona y la época". "En buena parte del noroeste peninsular, las temperaturas estarán entre 5 y 10 grados centígrados por encima y también habrá riesgo de incendios en esas zonas", ha advertido.

   De cara al miércoles, ha apuntado que la inestabilidad persistirá en las comunidades mediterráneas y que la probabilidad más alta de chubascos y tormentas fuertes se dará en el Golfo de Valencia, en el archipiélago balear y en el sureste (Murcia y Andalucía oriental), donde puntualmente podrán ser persistentes.

   Además, ha dicho que en zonas cercanas, en el tercio oriental peninsular se podrán producir tormentas, pero no serán tan intensas ni tan probables. El miércoles será un día de subida de las temperaturas en toda la vertiente atlántica, donde al menos ascenderán un par de grados centígrados.

   Las temperaturas máximas el miércoles podrán superar los 30 grados centígrados en el sur de Galicia, Castilla y León, en el valle del Ebro y en la zona centro. En los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir se podrán superar los 32 grados centígrados.

   En general, Del Campo observa que los termómetros subirán por encima de los valores normales en toda España, pero sobre todo en el noroeste, donde estarán entre 5 y 10 grados por encima.

    Respecto al jueves, ha explicado que seguirá la inestabilidad anclada en Levante, y esta vez las tormentas se darán en el sureste, sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía Oriental, en las zonas próximas de Castilla-La Mancha y en Baleares.

   También ha añadido que en zonas de montaña del norte y del este peninsular podrá haber alguna tormenta dispersa. Ese día, según el portavoz, de nuevo subirán las temperaturas, sobre todo en el noreste peninsular.

   Del Campo ha destacado que se superarán los 32 grados centígrados en el valle del Ebro, en el interior del Cantábrico oriental, Cataluña e incluso llegarán a 32 grados centígrados en el sur de Galicia y puntos de Castilla y León y de nuevo se podrá llegar a 34 grados centígrados en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

   En cuanto al fin de semana, el portavoz ha dicho que la incertidumbre es aún alta, pero "a las puertas del otoño que empieza el día 23", lo más probable es que el viernes será un día con chubascos localmente fuertes en el extremo norte de la Península y también algún chubasco en las regiones mediterráneas.

   El fin de semana tenderá a estabilizarse la situación atmosférica, con alguna tormenta en el área de Levante y las temperaturas seguirán subiendo. De hecho, prevé que se sitúen entre 5 y 10 grados centígrados en toda la Península y los valores máximos superarán los 35 grados centígrados en el sur de Galicia, en los valles del Tajo, Guadiana, Guadiana y puntualmente en el Ebro. También se superarán los 30 grados centígrados en ambas mesetas, en el centro y en el interior del Cantábrico. En definitiva, ha dicho que será una antesala del otoño muy veraniega.