Ayuntamiento de Carboneras celebra que se "respeten plazos" en un posible derribo del hotel del Algarrobico

Hotel Algarrobico
FRAN LEONARDO
Actualizado 09/11/2011 18:30:43 CET

CARBONERAS (ALMERÍA), 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Carboneras (Almería), Salvador Hernández (Gicar), ha trasladado el respeto a la resolución judicial que rechaza ejecutar provisionalmente la sentencia que declara nula de pleno derecho la licencia del hotel del Algarrobico y se ha congratulado de que se abogue por "respetar los plazos" dado que el citado fallo no es firme y está recurrido en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Hernández ha subrayado en declaraciones a Europa Press que procede "seguir esperando" a que se produzcan los "diferentes pronunciamientos judiciales" en los pleitos en los que se dirime la legalidad del establecimiento promovido por Azata del Sol, por lo que ha estimado "un poco aventurado" solicitar la ejecución de la sentencia, que derivaría en la demolición del hotel.

El Ayuntamiento de Carboneras remitió escrito de oposición a la solicitud presentada al Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 por los colectivos conservacionistas Salvemos Mojácar y Ecologistas en Acción y argumentó, según ha explicado el primer edil, que la ejecución supondría "un daño irreparable".

Un juez de lo Contencioso-administrativo ha rechazado ordenar la ejecución provisional de la sentencia que declara nula de pleno derecho la licencia municipal de obras del hotel de Azata del Sol en El Algarrobico al considerar que la demolición de lo construido "llevaría consigo perjuicios ciertamente irreparables e irreversibles" para la empresa promotora.

El auto, al que ha tenido acceso Europa Press, deniega la solicitud que en septiembre fue presentada por los colectivos conservacionistas Salvemos Mojácar y Ecologistas en Acción que, con su demanda, perseguían que el Ayuntamiento de Carboneras dictaminase a su vez la nulidad del acto administrativo en el que se aprobó la licencia de obras para, de este modo, eliminar cualquier "obstáculo legal" para acometer el derribo del inmueble de una veintena de plantas y 411 habitaciones.

El titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2, el magistrado Rául Hugo Muñoz, quien cita profusamente jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y del Tribunal Supremo (TS), entiende, haciendo suyos los argumentos expuestos por la empresa Azata del Sol, que el mantenimiento de la situación actual "en nada impide la ulterior ejecución de la sentencia" y subraya que aceptar la citada ejecución provisional "habría de conducir en última instancia a la demolición de lo construido".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies