Condenado a 4 años de cárcel por saltarse una orden de alejamiento para agredir y robar a su exmujer

 

Condenado a 4 años de cárcel por saltarse una orden de alejamiento para agredir y robar a su exmujer

Actualizado 23/03/2017 16:14:42 CET

ALMERÍA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a M.A.F.B., de 32 años y natural de Jaén a tres años y nueve meses de prisión después de que se llegara a saltar hasta en tres ocasiones la orden de alejamiento impuesta por un juez hacia su expareja para agredirla e incluso robarle, sentido en el que reiteró su conducta incluso después de que se endurecieran las medidas cautelares.

El acusado contaba con una orden de alejamiento de su expareja desde el 25 de noviembre de 2013 como medida cautelar ante un procedimiento iniciado por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Jaén, por lo que no podía comunicarse a la víctima ni acercarse a ella a menos de 100 metros hasta la finalización de la causa.

Pese a esta medida, meses después el acusado se personó en una plaza ubicada en el centro de Almería donde se encontraba la víctima, a la que se acercó "golpeándola y mordiéndole el pómulo", según señala la sentencia dictada en firme tras la conformidad de las partes a la que ha tenido acceso Europa Press.

Con ello, días después en junio de 2014, el acusado volvió a personarse en el lugar en el que se encontraba la víctima de madrugada y "tras darle dos bocados y forcejear fuertemente con ella", le "arrebató el bolso" en el que llevaba una cierta cantidad de dinero y que fue recuperado por la policía tras el arresto y cacheo del sospechoso.

Fue tras este segundo episodio de quebranto cuando el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería endureció las medidas cautelares que pesaban sobre él, y ampliaba el alejamiento sobre la víctima a 500 metros. No obstante, y apenas diez días después, el acusado volvió a quebrantar la medida cautelar y abordó de madrugada a la mujer, a la que propinó dos bofetadas y trató de robarle el bolso, de modo que si bien finalmente no pudo, le sustrajo el teléfono móvil que después le fue restituido por la policía.

La víctima únicamente solicitó indemnización por la última de las agresiones, sentido en el que el juez estima que debe ser resarcida con 150 euros. Por lo demás, impone al condenado, quien ya se encuentra ingresado en prisión otra causa, nueve meses de prisión por cada uno de los delitos de maltrato y un año de prisión por cada uno de los dos delitos de robo.

Asimismo, el juez Fermín Javier Villarrubia le impone nueve años de alejamiento a más de 500 metros de la víctima, tiempo en el que tampoco podrá portar armas de ningún tipo. De la misma forma, atiende a la reiteración de los delitos y deniega la suspensión de la pena de prisión para el acusado.

El teléfono 016 es el número de información y asesoramiento jurídico para las víctimas de violencia machista y su entorno. Funciona las 24 horas, es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica. Las personas con discapacidad auditiva o del habla pueden contactar por mensaje en el número 900.116.016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies