Prohíben una tradición de 92 años de arrojar flores desde una avioneta a la Virgen

Actualizado 17/12/2013 20:59:30 CET

Prohíben una tradición de 92 años de arrojar flores desde una avioneta a la Virgen

En Chipiona (Cádiz)

Actualizado 17/12/2013 20:59:30 CET

CHIPIONA (CÁDIZ), 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Chipiona (Cádiz) ha informado de que, por primera vez desde el año 1921, la procesión de la Virgen de Regla no podrá ser sobrevolada por la avioneta que tradicionalmente lanza pétalos de flores sobre la imagen de la 'Morenita Chipionera', pues la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha decidido no autorizarlo.

   Según explica en un comunicado la edil de Fiestas, Davinia Valdés (PP), AESA ha dado la negativa a las peticiones municipales de autorización y mantenimiento de esta tradición de la avioneta, según argumenta "por no estar dentro de las exenciones de lo establecido del Reglamento de Circulación Aérea".

   Detalla que la directora de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea firma el documento con fecha 6 de septiembre de 2013 y que finaliza diciendo "no acceder a la solicitud del interesado --Ayuntamiento de Chipiona-- para realizar el lanzamiento de pétalos de flores a una altitud inferior a la prevista en el Reglamento de Circulación Aérea sobre una reunión de personas al aire libre durante la celebración de la procesión de la patrona del municipio de Chipiona, Cádiz, el próximo día 8 de septiembre de 2013".

   Recuerda el Ayuntamiento que "fue el Infante Alfonso de Orleans y Borbón el iniciador de esta tradición después de sufrir una herida de bala en una de sus rodillas siendo teniente de aviación, cuando se encomendó a la Virgen de Regla para que le restableciera su salud".

   Subraya que desde entonces y hasta hace dos años ha sido el Ejercito del Aire el que se ha hecho cargo de mantener la tradición, pero "el mal estado de las aeronaves y la falta presupuestaria para hacer frente a su mantenimiento hizo que el Consistorio chipionero se hiciera cargo de esta situación, corriendo con los gastos de poner en vuelo una aeronave civil con sede en el Real Aeroclub de Jerez de la Frontera y pilotada por un joven chipionero, Sergio Otero Díaz".

   La edil delegada de Fiestas lamenta que tras 92 años consecutivos de esta tradición, "se rompa" en este año después de las gestiones con Aviación Civil y con la Base Naval de Rota. Señala que esta última había concedido permiso como en años anteriores al vuelo de la avioneta.

   Finalmente, anuncia que el próximo año se retomarán nuevamente las gestiones para que se autorice o se conceda excepcionalidad a esta tradición.