Alrumbo Festival cancela su edición de 2017, prevista para la próxima semana en Chiclana

Actualizado 08/07/2017 19:59:36 CET

CHICLANA DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización de Alrumbo Festival ha anunciado este sábado la cancelación de su edición de 2017, que se iba a desarrollar durante la próxima semana en Chiclana de la Frontera (Cádiz), y lo ha hecho "responsabilizando al alcalde, José María Román, y al Ayuntamiento de la ciudad".

En un comunicado difundido desde la página web del propio festival, la organización expone que, "a pesar de contar con todos los informes favorables de autoridades, instituciones, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, así como con más de 20.000 entradas vendidas hasta el día de hoy, una inesperada notificación recibida este viernes nos paraliza durante los siguientes cinco días toda actividad y nos imposibilita abrir nuestras puertas en la fecha anunciada".

Desde la organización apuntan que, "tras siete ediciones juntos, y con la ilusión que suponía el regreso de Alrumbo a la ciudad que vio nacer a este festival, nos hemos encontrado en los últimos meses ante algunos de los hechos más insólitos y las situaciones más desagradables que hemos vivido como organización".

La organización ha explicado que "a pesar de las promesas realizadas por el alcalde de Chiclana de la Frontera, José María Román, facilitándonos la realización del festival en la ciudad, e incluyendo incluso el mismo en su programa electoral de 2015, nuestra relación con el Consistorio ha sido en los últimos meses un auténtico infierno".

Desde la organización han explicado que "las razones son un sinfín de trabas administrativas, exigencias continuas de cambios en los proyectos y la documentación presentada, y errores insólitos en sus juicios y actuaciones, comenzando por las opiniones del propio alcalde respecto a la parcela designada para la celebración del Festival, contradictorios desde el primer momento", han detallado.

Asimismo, han explicado que "mientras que la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía aprobaba el uso de dicha finca para la celebración del evento, el alcalde nos invitaba a realizar un cambio de recinto de manera incomprensible e inesperada. Ése fue sólo el comienzo de una serie de desafortunados desencuentros administrativos, que culminaron ayer viernes 7 de julio con un último revés que ha imposibilitado toda reacción posible por nuestra parte", han incidido.

Respecto a los motivos que les han llevado a tomar esta decisión han detallado que "a las 16,16 horas de este viernes, recibíamos la notificación de resolución favorable de todos los informes necesarios para otorgar las licencias pertinentes al Festival. Pero tan solo un rato después, a las 16,35 horas, se nos notificaba también la apertura de un trámite de audiencia a instancia de terceros, de cinco días hábiles. Un trámite que paraliza durante una semana la concesión de la licencia de apertura del festival, y por tanto imposibilita conseguir el suministro de servicios básicos, como el agua, en nuestros plazos previstos", han explicado.

Por lo que han incidido en que "contábamos con todos los trámites y condiciones necesarias para ultimar el montaje del Festival y que, una vez realizada la inspección pertinente del mismo por los técnicos del Ayuntamiento, abrir puertas el lunes 10 de julio, tal y como estaba anunciado. Pero esta última notificación provoca que el Festival no pueda iniciar su actividad hasta el lunes 17 de julio", pero que "ante tal surrealista situación, durante toda la jornada y la madrugada del viernes al sábado, tanto nosotros organizadores como nuestros servicios técnicos y jurídicos hemos estado trabajando intensamente para solucionar este nuevo e inesperado problema".

"NULA COLABORACIÓN" MUNICIPAL

De este modo, han aseverado que han encontrado una "nula colaboración y cero cooperación por parte del mismo Ayuntamiento que hace tan solo unos meses presentaba a nuestro lado a bombo y platillo la celebración del Festival. Hasta el punto de que 48 horas antes del inicio previsto del Festival y sumidos en una situación tan preocupante, la comunicación con el Ayuntamiento ha sido inexistente y ni siquiera hemos detectado síntoma alguno de preocupación por su parte".

"Ésta no ha sido sino la última zancadilla sufrida en un interminable reguero de trabas administrativas insólitas en nuestras siete ediciones hasta la fecha, con el consiguiente tiempo perdido durante meses de trabajo y el gasto económico y anímico constante que cada una de ellas ha supuesto", han declarado.

Por tanto, "y a pesar de contar con un recinto habilitado para la realización del evento, todas las diligencias y trámites administrativos realizados en tiempo y plazo y más de 20.000 abonos vendidos hasta el día de hoy, nos vemos obligados, contra nuestra voluntad y nuestra ilusión, a cancelar la celebración de Alrumbo Festival 2017", dice la organización, que subraya que es un "adiós a la fuerza, por culpa de la sinrazón burocrática, la ineficacia del Ayuntamiento y el incumplimiento de las promesas realizadas por el alcalde a un evento cultural en la provincia de Cádiz, considerado todo un referente a nivel nacional y que, en sus últimas ediciones, suponía además una inyección a la economía local que superaba los 12 millones de euros".

Así, han explicado que se trata de "un adiós con enorme tristeza por nuestra parte, como miembros de una empresa joven nacida además en la propia Chiclana de la Frontera, y que volvía con esta edición a la ciudad que vio nacer el Festival, con la misma ilusión y el mismo empeño que en nuestros inicios, hace ya siete años. Siete ediciones de un festival que año tras año hemos realizado sin incidentes de relevancia, cumpliendo en todo momento con las garantías de seguridad no solo para los asistentes, sino también para los vecinos que lo rodeaban, y trabajando codo con codo con instituciones, administraciones, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado".

Sobre los tickets del festival, han explicado que "próximamente se procederá a la devolución de entradas, según los cauces habituales, y en los plazos establecidos por la ley", y además han anunciado que se reservan "el derecho de tomar las acciones legales pertinentes tras las situaciones acaecidas, algunas de las cuales ya han sido denunciadas ante los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y judicializadas, y otras lo serán en las próximas semanas".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies