Osuna declara durante tres horas por el 'caso Quality' y confía en demostrar que su gestión fue buena

Miguel Osuna, exdelegado especial del Estado en la Zona Franca de Cádiz
Europa Press
Actualizado 20/05/2013 17:29:59 CET

CÁDIZ, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El ex delegado especial del Estado para la Zona Franca de Cádiz Miguel Osuna ha acudido este lunes al Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz, donde ha prestado declaración en relación al 'caso Quality Food', en el que está imputado como presunto autor de un delito de malversación de fondos públicos. Afirma, no haberse dejado "nada dentro" después de tres horas de declaración con la que espera demostrar que su gestión fue diligente.

Así lo han indicado a los periodistas Osuna y su abogado, Felipe Meléndez, a la salida de los juzgados, donde han apuntado que el relato presentado ante la juez contiene "muchas fechas, muchos comités ejecutivos y muchos detalles" que lo hacen "imposible de resumir".

En cualquier caso, Osuna ha podido "explayarse" y defender su postura, "la misma que ha llevado a que durante siete años de instrucción no haya aparecido ni siquiera en las actuaciones", indica Meléndez. En este sentido, el ex delegado especial del Estado en la Zona Franca ha tildado de "cuanto menos llamativo" el hecho de que pasara de denunciante a acusado de manera repentina tras un informe de la Abogacía del Estado.

En cualquier caso, dice el abogado que lo que pretendían a raíz de ese paso era que Osuna tuviera "la posibilidad de defenderse", lo que ha podido hacer tras tres horas de declaración "amplia y contundente", a la que habrá que añadir la declaración de los 15 testigos que les han aceptado de los 38 propuestos inicialmente. En principio, los testigos acudirán al juzgado el 10 y el 13 de junio, quedando pendiente alguno más para la primera semana de septiembre.

También ha prestado declaración este lunes Manuel García Gallardo, quien fuera presidente de la empresa alimentaria Quality Food, también imputado en el caso, si bien ha esquivado a los medios de comunicación tanto a la entrada como a la salida de los juzgados.

Por otro lado, Osuna ha declinado hacer cualquier declaración relativa al inminente inicio del juicio por el 'caso Rilco', en el que también está imputado. Dice Osuna que está "bien" de ánimo, puntualizando su abogado que tiene "el mismo ánimo que cualquiera podría tener ante el inicio de un juicio en el que se le piden 13 años de prisión por algo en lo que cree que no tiene responsabilidad".