Junta apoya a la escuela rural en Huelva con recursos económicos complementarios que alcanzan los 50.000 euros

Colegio rural en la Sierra de Huelva.
DELEGACIÓN DE EDUCACIÓN
Publicado 24/03/2018 11:02:57CET

HUELVA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, a través de su dirección general de Participación y Equidad, ha aprobado una serie de asignaciones económicas complementarias destinadas a los Colegios Públicos Rurales (CPR) y a las escuelas rurales con imposibilidad geográfica de agrupamiento de la provincia de Huelva, en este curso escolar, en concepto de apoyo a la escuela rural. Esta medida se enmarca en el Plan de actuación para la Escuela Rural en Andalucía y supone una inversión de 50.000 euros en la provincia.

La medida está dirigida a compensar los gastos producidos en cada una de las sedes escolares por desplazamientos docentes, así como por la aplicación de las medidas de promoción educativa contempladas en el Plan de Actuación para la Escuela Rural en Andalucía, ha informado la Delegación de Educación en una nota.

Los agrupamientos escolares Adersa 6 de Campofrío, Tresfuentes de Alájar Adersa 4 de Cañaveral de León, Adersa 2 de Los Marines, Aderan 3 de San Silvestre de Guzmán, Aderan 1 de Cabezas Rubias, Aderan 2 de El Granado, Adersa 1 de Fuenteheridos y el colegio Miguel Lobo de La Nava son los centros beneficiarios de esta medida específica de educación compensatoria.

Los Colegios Públicos Rurales (CPR) son centros situados en el ámbito rural, por lo que se caracterizan por una serie de características: cierto aislamiento geográfico, tamaño reducido de las instalaciones, escaso número de alumnado, así como distancias entre las localidades agrupadas, lo cual, conlleva la necesidad de realizar desplazamientos continuos para el desarrollo de múltiples actividades docentes.

Están formados por la agrupación funcional de varias escuelas rurales que, aunque situadas en distintas localidades o aldeas, forman una sola entidad, con un consejo escolar, un equipo directivo y un único claustro de profesorado. Su mantenimiento garantiza el pleno acceso a la educación, sin provocar desarraigo de los menores de su medio familiar y social, ofreciéndole una educación de calidad en su propio ambiente.

Todos ellos desarrollan planes de compensación educativa destinados a adoptar medidas para compensar el desfase curricular del alumnado en situación de desventaja socioeducativa, con indicación de una adecuada planificación y organización de los espacios, tiempos y agrupamientos del alumnado de forma flexible y adaptada a sus necesidades.

De forma genérica, dichos planes implementan estrategias para facilitar la integración escolar del alumnado que se ha incorporado tardíamente o de forma irregular al sistema educativo, así como de aquel alumnado que por sus condiciones sociales, económicas o de cualquier tipo presente riesgo de abandono prematuro del sistema educativo. Finalmente recogen actividades complementarias y extraescolares destinadas al cultivo de la convivencia y preventivas del absentismo escolar.