El obispo de Huelva cree que la Iglesia está haciendo "un gran esfuerzo" para adaptarse a los cambios de la sociedad

El obispo de Huelva, José Vilaplana, en una eucaristía.
EUROPA PRESS/OBISPADO/Archivo
Publicado 15/04/2017 10:37:33CET

HUELVA, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Huelva, José Vilaplana, ha remarcado que la Iglesia está haciendo "un gran esfuerzo" para adaptarse a los cambios de la sociedad. A su juicio, el Concilio Vaticano fue un impulso "para entrar en el diálogo desde el mundo contemporáneo", indicando además que, desde ese momento, a través de los Papas, cada uno con su estilo, en las conferencias episcopales se "han producido muchos mensajes y se han creado mucho servicios para estar atentos a cambios de la sociedad y para presentarse como una iglesia servidora y cercana".

En una entrevista concedida a Europa Press, Vilaplana ha precisado que la Iglesia "siempre tiene que ver su futuro con esperanza, ya que la convicción profunda es que no la sostiene ella misma, sino que se siente sostenida por una roca, que es Cristo mismo".

A su vez, ha remarcado que, "en medio de dificultades y de distintos momentos históricos que ha vivido la Iglesia, el apoyo lo tiene que buscar siempre en Jesucristo y en la luz del Evangelio". Por ello, ha insistido en que "la Iglesia debe ver el futuro con esperanza porque incluso de momentos muy difíciles, ha salido rejuvenecida y fortalecida".

"A veces también las distintas situaciones históricas nos han podido purificar de algunas adherencias que no son fundamentales para el Evangelio y por eso el Papa Francisco nos está invitando a vivir con una Iglesia llena de alegría, servidora y cercana a las personas, especialmente a los pobres, y asentada en la confianza en Jesucrito", ha hecho hincapié José Vilaplana.

En cuanto a su imagen, el obispo asegura que es "diferente la que se proyecta en los medios de comunicación a nivel nacional y lo que yo veo en el día a día". Tras manifestar que en la visita pastoral se toma el pulso de la vida de la Iglesia, ha recalcado que le reciben las autoridades, empresarios, ciudadanos y personas enfermas "con mucha naturalidad", por lo que nota "más normalidad en el nivel más inmediato que la imagen que se proyecta en los medios".

No obstante, asegura que esta situación "no deja de ser preocupante porque también a veces estos mensajes que se dan pueden acabar influyendo", pero ha dejado claro que "es más rica la presencia de la Iglesia en el nivel básico de los pueblos".

RETRANSMISIÓN DE LA MISA EN LA 2

Por ello, ha lamentado que la retransmisión de la misa en La 2 centrara parte del debate público a partir de la demanda de Podemos de retirar este espacio, que en las semanas siguientes incrementó notablemente su audiencia.

"Lo primero que pensé es en tantas personas mayores a las que visito, ya que esta retransmisión supone una ventana abierta a la Iglesia para personas impedidas, mayores que pasan por enfermedades crónicas; en la esperanza que les da y en cómo esperan esta misa", por lo que considera que "si pensáramos en estas personas yo creo que la respuesta estaba dada".

"El mensaje de la Iglesia lo presentamos o pretendemos presentarlo, no de manera polémica, sino razonada, inteligente y adecuada para cada momento", ha remarcado el obispo, quien ha indicado que es "verdad que en los grupos hay libertad de expresión y cada uno elige sus maneras de hacerse presente pero pienso que el estilo se ve sobre todo en las declaraciones de la Conferencia Episcopal".

Por ello, es "importante estar atentos a lo que sale directamente de la Conferencia Episcopal Española porque en la comunicación es importante el qué y el cómo", ha concluido el obispo de Huelva.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies