El cereal, el olivar y la ganadería en Andalucía sufren ya los efectos de la escasa lluvia durante 2017, según COAG-A

Publicado 26/04/2017 14:58:23CET

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las escasas precipitaciones en lo que va de 2017, con un mes de abril muy seco, está afectando ya de manera "importante" al sector agrario, sobre todo, a los cereales y al olivar, junto al sector ganadero, que no cuenta con pastos suficientes para los animales.

Así, en declaraciones a Europa Press, el secretario general de COAG-Sevilla, Ramón García, ha señalado que el sector del cereal --trigo, avena y cebada-- puede sufrir una merma del 50 por ciento respecto a una campaña media de seguir sin lluvia, al agravarse la situación por los vientos de Levante que se han producido en los últimos días.

"Los suelos con menos capacidad de almacenar agua, los arenosos, notan mucho más los efectos de la falta de agua. Aquí el daño ya está hecho y se podrá aprovechar entre el 25 y el 30 por ciento de la cosecha", ha subrayado.

Respecto a los suelos más arcillosos, más frescos y tardíos, "si lloviera de aquí hasta final del mes de abril y principios de mayo, se salvaría algo más" y se podría llegar al 50 por ciento respecto a un año normal. En este sentido, también ha señalado que el índice de aseguramiento ha sido mas bajo que otros años.

Sobre el girasol, aunque por el momento necesita poca agua, dependerá de cómo sea la primavera. "Esperemos que llueva este fin de semana y podríamos ser optimistas", ha indicado. "El año iba bien hasta mediados de marzo y ahora estamos a expensas de ver cómo va la primavera", ha apuntado.

Por su parte, el sector del olivar soporta un estrés hídrico "importante", que se viene a sumar a dos años con pocas precipitaciones, lo que incrementa los efectos en el cultivo. "En el mes de marzo llovió algo y el sector se recuperó, pero en abril no ha llovido nada", ha subrayado a Europa Press el responsable del olivar en COAG-A, Juan Luis Ávila.

"Aunque el aspecto del cultivo no es malo, ya hay déficit hídrico en el secano y también en algunas zonas de riego donde los acuíferos están agotados. El 80 por ciento del sector del olivar se encuentra en una situación tremenda", ha advertido. De esta manera, el sector ya descarta un buen escenario para la próxima cosecha y espera que "el mes de mayo sea decisivo y llueva".

Por su parte, el responsable de porcino ibérico de COAG Andalucía, Enrique Acción, ha llamado la atención sobre la falta de pastos para la ganadería extensiva en algunas zonas de Andalucía. "Ya hay ganaderos comprando paja, heno y pienso, cuando lo normal sería esperar al verano porque los animales tienen pasto", ha explicado.

Además, ha apuntado, en declaraciones a Europa Press, la repercusión que tiene en la rentabilidad del ganadero esta provisión de pienso, en un sector "ya de por sí muy sensible".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies