Un exminero declara que envió cartas a Chaves para “defender su cacho de pan” tras quedar excluido de ayudas de los ERE

Chaves, a su llegada al juicio por el caso de los ERE
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/07/2018 16:15:43CET

SEVILLA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ángel González Vázquez, extrabajador en la mina de La Zarza (Huelva), ha señalado este lunes en el juicio por la pieza política de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos que escribió en 2004 dos cartas al expresidente de la Junta Manuel Chaves y otras personas para "defender su cacho de pan" tras quedar excluido del expediente de regulación de empleo y, por tanto, de las ayudas sociolaborales concedidas a los trabajadores por la Dirección General de Trabajo.

González Vázquez ha declarado este lunes como testigo, a propuesta del PP-A, en el juicio que celebra la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla contra 22 ex altos cargos de la Junta, entre ellos los expresidentes Chaves y José Antonio Griñán, por el procedimiento específico por el que se concedían las ayudas sociolaborales a trabajadores y a empresas en crisis en los ERE irregulares.

El testigo ha explicado que, en 2004, la primera en el mes de febrero, envió dos cartas a Manuel Chaves tras quedarse fuera del ERE y de las ayudas sociolaborales y "cuando oyó a los compañeros que se estaban prejubilando que había gente no legales. Gente que había cogido dinero, dos millones y medio de pesetas --15.000 euros-- y se fue a trabajar a un surtidor --gasolinera--", ha manifestado, añadiendo que personal de limpieza también se acogió al ERE de la mina.

"Defendía mi cacho de pan, como minero que era, tenía derecho a prejubilarme", ha insistido para explicar los motivos de su carta al presidente. González Vázquez se prejubiló finalmente en 2005, con 51 años de edad.

"Escribí unas cuantas cartas más, no sólo a Chaves", ha indicado, en las que denunciaba la "discriminación" a la que habían sido sometido siete trabajadores de la mina. "No tuve respuesta ninguna a las mismas", ha aclarado.

"Me llamaron de la Federación de Industrias Afines de UGT (FIA UGT) para trasladarlo a otra mina y en 2005 me prejubilaron", ha precisado el testigo, quien ha reiterado a preguntas de la abogada de Chaves que no tuvo respuestas a las cartas ni tampoco idea de a quienes llegaron las mismas.

Con anterioridad a González Vázquez, ha declarado José Luis Calvo Tapia, director general de la planta de Primayor, antes Hijos de Andrés Molinas S.A. (Hamsa), en Jaén, quien con 50 años recién cumplido fue incluido en un ERE y se prejubiló.

Aunque participó de forma "tangencial" en la tramitación del ERE y las ayudas sociolaborales, ha indicado que la mediadora y la compañía de seguros, con las que se gestionó y firmo la póliza de renta colectiva para los prejubilados, "medio lo imponía UGT". En este sentido, ha dicho desconocer por qué actuaban unos despachos de abogados y no otros. "Me acuerdo de un tal señor Leal, que lo vi varias veces por la fábrica", ha dicho en referencia a Carlos Leal del despacho Estudios Jurídicos Villasís, acusado en varias piezas separadas de los ERE.

De otro lado, ha señalado que recibieron préstamos de IFA para "crear Empleo" y después "ayudas operativas" para el pago de nóminas, según dijo en su declaración ante la Guardia Civil y ratificado este lunes, unas ayudas que abordaron en una reunión en la cafetería de la empresa con el exsindicalista y conseguidor de los ERE Juan lanzas, el exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías, acusado en esta pieza política, y otros responsables de la empresa.

"POR UNA EMPRESA DE SEVILLA NOS DIERON LAS AYUDAS"

Por último, ha declarado Rafael Castro Medina, trabajador de Bilore, empresa de Lucena (Córdoba) que cerró a finales de 2003, y prejubilado beneficiario de las ayudas de los ERE. Ha recordado que miembros del comité de empresa fueron a Osuna a entregarle una carta a Chaves para abordar la situación laboral de la empresa a principios de 2004, aunque el testigo "no sabe nada de la carta".

Posteriormente Chaves visitó Lucena, aunque Castro Medina no fue de los trabajadores que hablaron con el expresidente de la Junta.

Cabe recordar que durante la vista oral se ha exhibido un fax remitido el 12 de febrero de 2004 por Antonio Jesús Mena Calvente, quien fuera director del Área de Planificación y Seguimiento en la Consejería de Presidencia entre los años 2003 y 2008, al jefe de gabinete de la Consejería de Empleo, Carlos Márquez, en el adjuntaba una carta entregada por los trabajadores de Bilore a Chaves durante su visita a Osuna. En el fax, Mena le indica a Márquez que "en fecha próxima se visitará --por Chaves-- la ciudad de Lucena, por lo que sería conveniente haber encauzado la problemática planteada para evitar encontrarnos ante la situación de ayer" --en Osuna--.

Mena, en su declaración como testigo en este juicio, señaló que "no se decía haga usted esto", sino que es "una expresión genérica", como la "coletilla" usada en otros documentos de "por indicación del Excelentísimo Señor Presidente...".

A la pregunta de la acusación del PP-A de si tras esa carta y verse con Chaves en Lucena se arregló la situación, el testigo ha señalado que "por una empresa de Sevilla --la mediadora Vitalia-- nos dieron las ayudas". "Al poco tiempo fueron a Lucena y llevaron las pólizas y firmamos", ha añadido.