La Junta ve "gran pluralidad" en la renovación del Consultivo y la oposición "pérdida de democracia"

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ante el Pleno
PARLAMENTO DE ANDALUCÍA
Actualizado 15/02/2018 7:47:07 CET

SEVILLA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ha defendido este miércoles la renovación del Consejo Consultivo llevada a cabo por el Ejecutivo de Susana Díaz, alegando que se ha efectuado "conforme a la Ley" y también "atendiendo a una gran pluralidad", mientras que los partidos de la oposición han advertido de la "falta de democracia" que supone no haber consensuado con las fuerzas políticas la renovación de este órgano, como venía siendo habitual.

Durante su comparecencia ante el Pleno del Parlamento para informar sobre la renovación del Consultivo, Jiménez Barrios ha insistido en que el Consejo de Gobierno ha hecho los nombramientos aplicando lo que establece una Ley que "fue aprobada por unanimidad en el Parlamento, que ha seguido el modelo del Consejo de Estado, donde todos los miembros son designados por el Gobierno correspondiente".

Tras defender la "enconmiable labor" desempeñada durante 25 años por el Consejo Consultivo, el vicepresidente ha puesto de manifiesto que el órgano dispone del instrumento idóneo para ejercer su autonomía orgánica y funcional, "una autonomía que, en observancia de la Constitución, del Estatuto de Autonomía y del resto del ordenamiento jurídico, le otorga y le garantiza objetividad e independencia en sus deliberaciones y acuerdos".

Por ese motivo, ha incidido en que este órgano "no depende de ninguna institución, ni se integra en ninguna Consejería, y también que, en atención a su autonomía funcional, emite sus dictámenes y adopta sus decisiones con total independencia y libertad de criterio". Y así, ha resaltado que su autonomía e independencia "ha posibilitado una evidente mejora en la actividad legislativa y administrativa, al aumentar la seguridad jurídica y la garantía de legalidad en la toma de decisiones".

También ha apuntado que el Consultivo "está formado por hombres y mujeres que han contribuido con su trabajo y dedicación al prestigio y reputación de esta alta institución de Andalucía", unos miembros que han sido elegidos, como su norma establece, "entre juristas de reconocido prestigio con más de diez años de experiencia". "Han sido designados por criterios de capacidad y mérito y no por razones partidistas", ha garantizado.

Jiménez Barrios ha insistido en que la Ley faculta al Gobierno para acordar "libremente" tales nombramientos, "sin que le imponga trámite alguno de audiencia o consulta con los grupos parlamentarios u otras instituciones", a la par que ha incidido en que la Junta no sólo ha seguido los criterios que establece la Ley, sino que además lo ha hecho "atendiendo a una gran pluralidad".

Y es que, como ha recalcado el vicepresidente, el Consultivo es una institución "radicalmente técnica" donde no puede haber "minigrupos parlamentarios, ni portavoces de la mayoría y de la oposición, ni filtraciones interesadas, ni protagonismo en los medios de comunicación, ni deslealtad institucional". "Es un lugar de reflexión y de estudio y quien quiera hacer política tiene que salir de esta institución", ha agregado.

De esta forma, ha recalcado que la Junta ha nombrado a doce nuevos miembros, "todos ellos juristas de prestigio y de reconocida trayectoria, de acuerdo con los criterios que exige el máximo órgano de consulta y asesoramiento de la comunidad autónoma", de modo que ahora se compone de "cinco catedráticos de Universidad de reconocido prestigio; tres grandes abogados de una dilatada experiencia; tres consejeros pertenecientes a altos cuerpos de la Administración del Estado; y dos personas que, además de ser juristas, tienen un indudable conocimiento de los asuntos de Gobierno y Administración".

Por último, Jiménez Barrios ha pedido al PP-A "que no vayan por el camino de la destrucción y que actúen con responsabilidad, sin dilapidar el buen nombre y el buen trabajo de esta institución, imprescindible para Andalucía". "Dejemos trabajar al Consultivo con tranquilidad porque el tiempo confirmará que el Consejo de Gobierno ha acertado en sus nombramientos", ha zanjado.

PP-A: "UNA DECISIÓN CACIQUIL Y POCO ÉTICA"

Para posicionar al PP-A, su portavoz parlamentaria, Carmen Crespo, ha acusado a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de abrir un tiempo en Andalucía "de pérdida de calidad democrática y de involución de la democracia" al intentar "sacar a la oposición de las instituciones para que estén al servicio del PSOE-A y no de Andalucía", como cree que ha ocurrido componiendo un Consejo Consultivo "no de Andalucía, sino del PSOE-A".

Ha censurado que los socialistas "se carguen de un plumanzo el consenso político en un órgano que es importantísimo para Andalucía", y lo hace "colocando a un grupo de partidarios" merced de una decisión que supone "dar un paso atrás en la democracia". "Han cortado cabezas en un órgano que no puede estar al servicio del PSOE-A", ha apostillado Crespo, antes de incidir en que "será legal, pero no es arbitrario y es muy poco ético" y responde a una actitud "caciquil" de la Junta.

Esperanza Gómez, por Podemos Andalucía, ha criticado que "por primera vez en 25 años el Gobierno andaluz ha desatendido la costumbre que había instaurado el propio PSOE-A de consensuar con los grupos parlamentarios los nombramientos" del Consejo Consultivo, al tiempo que ha lamentado la "falta de explicaciones" ofrecidas por el vicepresidente del Gobierno andaluz al respecto.

"Muchos nos avergonzamos de haber sido votantes y simpatizantes socialistas y yo lo reitero, más después de decisiones así", ha afirmado la diputada del partido morado, quien ha avisado de que con este método de renovación sin diálogo con las fuerzas políticas "hacen que haya una sombra de duda sobre la composición y las decisiones de un órgano vital de la comunidad autónoma" y también "rebaja las cotas democráticas".

En nombre de Ciudadanos, el diputado Julio Díaz ha afirmado que su grupo parlamentario "no comparte la forma en la que se ha renovado el Consejo Consultivo" al hacerlo sin diálogo con el resto de fuerzas políticas, ya que entiende que la decisión del Ejecutivo andaluz responde a "la decisión política de un gobierno que acaba enrocándose".

Tras insistir en que la Junta "se ha equivocado en las formas", el representante del partido naranja ha defendido que por la importancia de las labores que ejecuta este órgano hubiera sido recomendable "echar mano del diálogo", a la par que ha hecho hincapié en que la decisión de renovarlo unilateralmente ha partido de "un gobierno en minoría". "La ausencia de diálogo es más grave cuando se retrae de donde antes existía, no es buena imagen para un gobierno", ha apostillado.

Por IULV-CA, el portavoz parlamentario, Antonio Maíllo, ha acusado a Jiménez Barrios de "irresponsabilidad institucional y cinismo discursivo", cuando ha lamentado que el Consejo Consultivo "nunca ha estado en cuestión hasta ahora". De este modo, ha subrayado que los seis consejeros que tienen exclusividad "son marca PSOE con carné, más del partido que el que lo creó", mientras que IU reclama un Consejo Consultivo que "esté fuera del debate partidista".

"Se ha roto una línea roja más de un Gobierno andaluz y un vicepresidente que se caracteriza de un profundo sectarismo", ha abundado Maíllo, antes de afear a Jiménez Barrios que argumente que el Consejo de Gobierno renueva el Consultivo porque la Administración "no puede paralizarse por falta de acuerdo" cuando no ha hecho nada por actualizar otros órganos porque "no les conviene", como la RTVA.

Por último, la diputada del PSOE-A María de los Ángeles Férriz ha acusado al PP-A de intentar "desgastar" a la Junta, que ha renovado el Consejo Consultivo "con escrupuloso respeto a la Ley". "Intentan sacar tajada política de la más mínima decisión que toma la Junta", ha censurado, antes de defender que en los nombramientos no se tiene en cuenta el carné político.