Juzgan este miércoles a un acusado de maltratar a su pareja a lo largo de sus tres años de relación

Publicado 28/01/2015 6:09:42CET

JAÉN, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Jaén tiene previsto juzgar este miércoles a un hombre, identificado como A.M.M., al que la Fiscalía considera autor, entre otros, de un delito de malos tratos habituales que habría cometido sobre una mujer de nacionalidad brasileña --P.V.D.R.-- durante los aproximadamente tres años en los que mantuvieron una relación de pareja.

En su escrito de acusación, consultado por Europa Press, la Fiscalía detalla que el acusado y su pareja fijaron su domicilio familiar en Torredelcampo (Jaén), y que ambos comparten una hija nacida en el transcurso de la relación, que en el momento en el que se presentó denuncia por estos hechos --abril de 2013-- contaba con tres años de edad.

Según sostiene el Ministerio Público, el acusado "es consumidor de marihuana y lo ha sido también de cocaína, es celoso y agresivo, cuando no tiene dinero para comprar marihuana se pone muy violento, destrozando enseres de la vivienda", y "desde el principio de la convivencia, en el invierno del 2010, ha impuesto su voluntad a través de la violencia y la fuerza".

De esta manera, no permitió a su pareja "que volviera a su país a los pocos días de haber llegado a España, quitándole el pasaporte y reteniéndola en contra de su voluntad en su casa a la fuerza, encerrándola con llave" y "sin teléfono, Internet y televisión, todo ello para evitar que saliera sin él, que se comunicara con su familia o que tuviera cualquier tipo de información distinta a la que él le daba".

De acuerdo a la versión de la Fiscalía, el procesado no permitía a su pareja que saliera "a la calle si no estaba él con ella", y la amenazaba diciéndole que "estaba en España en situación irregular, y que si denunciaba terminaría ella en la cárcel", de modo que consiguió que ella "solo tuviera una amiga a la que veía cuando él lo permitía, impidiéndole cualquier tipo de relación con el resto de la comunidad".

Igualmente, siempre según el Ministerio Público, el acusado "no le permitía tener dinero" a P.V.D.R., "le retiró sus enseres personales", y cuando ella se quedó embarazada, "a los seis meses de convivencia", reaccionó "violentamente" y le pidió "repetidamente que abortara, agrediéndola en este periodo de tiempo casi a diario (...), llegando a ponerle un cuchillo en el cuello, intentando meterle los dedos en los ojos, insultándola repetidamente".

También le impidió "trabajar", e incluso la "encerró durante meses cuando tras seguirla descubrió que iba a trabajar en una fábrica del polígono de Torredelcampo", según añade la Fiscalía, que cuenta que P.V.D.R., "ante toda esta situación, intentó suicidarse", si bien el acusado avisó "a unos amigos que la hicieron vomitar, no llevándola al médico".

En otra ocasión, el acusado llevó a su pareja "a la cantera de piedra de Torredelcampo, le quitó las zapatillas, la tiró a la charca, la dejó descalza desde las 18,00 hasta las 22,00 horas, que volvió a subir y la recogió", y debido a que el procesado "no le permitía tener acceso a ningún dinero", la víctima, "cuando llegaba el verano, tenía que cortar los pantalones con los que llegó a España en invierno".

La pareja rompió la relación "al poco tiempo de estar en Brasil", país al que viajaron en enero de 2012, si bien ella regresó a España en compañía de su hermana en marzo del 2013 "para tramitar la documentación de su hija", y volvió entonces a vivir con el acusado.

En el "primer día de convivencia" de esta nueva etapa, el procesado se sentó "en la puerta del domicilio" y le dijo que "ella no sale por la puerta, que su hermana puede irse cuando quiera, pero que ella no sale", y se "volvió como loco azuzándole al perro dóberman que tiene para que le mordiese, mientras tenía a la niña en brazos, diciendo que el que se presentara en su casa lo mataba y después se mataba él y mataba a las dos, a ella y su hija".

PETICIÓN DE PENAS

Así las cosas, la Fiscalía considera al acusado autor de un delito de malos tratos habituales por el que pide una pena de tres años de prisión, así como de un delito de amenazas y otro continuado de detención ilegal que habría cometido en el primer día de su nueva convivencia con su pareja después de que ella regresara de Brasil en marzo de 2013.

Por el supuesto de amenazas solicita un año de cárcel para el acusado, y por el de detención ilegal una condena de seis años de prisión. Además, por cada uno de los tres delitos que le imputa --por los que pide en total diez años de cárcel--, la Fiscalía interesa que al acusado se le prive del derecho a la tenencia y porte de armas durante cinco años, y se le prohíba acercarse a P.V.D.R. y a su hija a menos de 500 metros, así como a sus domicilios, lugares de trabajo y cualquier otro lugar frecuentado por las mismas, y que también se le impida comunicarse con ellas por un tiempo de cinco años.

Francisco Javier Fernández

Francisco Javier Fernández

Consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía

27/06/2018

Patrocinado por