Maíllo (IU) afea el "inmovilismo político" del Gobierno andaluz y ve a Susana Díaz "demediada" entre Sevilla y Madrid

Antonio Maíllo, en su intervención en el pleno del Parlamento
EUROPA PRESS/IU
Publicado 02/03/2017 13:19:55CET

Díaz cree que es Maíllo el "demediado", ya que "no sabe si está en Izquierda Unida o en Podemos" y le acusa de "liquidar" el proyecto de IU

SEVILLA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, ha criticado este jueves el "inmovilismo político" del Gobierno andaluz y la "indigencia legislativa" en la que ha caído y considera que su presidenta, Susana Díaz, está "demediada", "partida en dos" entre Sevilla y Madrid.

En el pleno del Parlamento andaluz, el portavoz de IU ha acusado a los gobiernos socialistas de no haber roto con la "médula del clientelismo" histórico sino haber convertido "el patronazgo señorial y el caciquismo del XIX en clientelismo de partido" y ha añadido que el "clientelismo" que practica el Gobierno y el partido es "un obstáculo al desarrollo".

Así las cosas, ha defendido que el desarrollo estatutario y las leyes que lo hacen posible son "elemento de confirmación de la línea de ruptura" con esa trayectoria histórica, sin embargo, pese a que el PSOE "defiende que desarrollar leyes supone esa ruptura y la profundización del autogobierno y la democracia", no todos los presidentes andaluces han tenido la misma actividad en ese sentido.

En esa línea, ha expuesto que hay "grados" en el desarrollo legislativo de la autonomía, en alusión a que el expresidente Manuel Chaves aprobó en su última legislatura 49 leyes y José Antonio Griñán, 37; mientras que en los casi cuatro años del Gobierno de Susana Díaz únicamente se han aprobado 16.

Al hilo de ello, ha tildado de "chiste de los Morancos" que en cuatro años se hayan aprobado 16 leyes y que, según el plan normativo anual presentado, piensen aprobar 30 en un año, y ha ofrecido la colaboración de IU en la elaboración de leyes que rompan con las "inercias conservadoras" pero ha avisado de que su formación estará "enfrente" si el Gobierno sigue con su "inmovilismo".

Citando una fábula alegórica de Ítalo Calvino, Maíllo ha defendido que el Gobierno andaluz está "demediado", que significa, según ha aclarado, "partido en dos". "La presidenta está demediada, partida en dos, no sabe si está en Sevilla o en Madrid o si quiere estar en los dos sitios", ha incidido el portavoz de la federación de izquierdas, para quien Díaz, respondiendo a las acepciones del verbo demediar, "cumple la mitad del tiempo" porque sus ciclos "no son ni de legislatura, siempre con las expectativas de a dónde va a ir, y cumple la mitad leyes".

Maíllo ha concluido advirtiendo de que "demediar" también significa "gastar algo haciéndole perder la mitad de su valor" y ha incidido en que "no queremos que se pierda el valor de Andalucía por una acción inmovilista o demediada".

"EL DEMEDIADO ES MAÍLLO"

En respuesta al diputado de IU, Díaz ha dicho que es éste el que está "demediado" ya que "no sabe si está en Izquierda Unida o en Podemos" y también le ha pedido que reflexione sobre la aportación histórica de su partido a la Transición y a la autonomía andaluza y sobre su aportación a ello.

La presidenta también ha ironizado con que Maíllo hable ahora de "clientelismo político" y no lo hiciera cuando formaba parte de un gobierno socialista del que llegó a ser director general. "¿Sólo encuentra el clientelismo político desde los bancos de la oposición?", se ha preguntado Díaz, que ha pedido a Maíllo que sea riguroso siempre "tanto en el Gobierno como en la oposición".

En esa línea, ha continuado aseverando que le da "pena" que Maíllo esté "liquidando un proyecto político que aportó muchísimo a la historia de España y de Andalucía"; mientras que ha defendido que ella sabe "perfectamente" a lo que tiene que dedicar su "compromiso y responsabilidad", a Andalucía.

DESARROLLO ESTATUTARIO VS. "CENTRALISMO FEROZ"

Díaz también ha reflexionado sobre cómo el Estatuto supuso "abrir una ventana de oportunidad y esperanza a los andaluces" y su reforma, "clave para adaptarse a un nuevo tiempo y nuevas dificultades" que ha permitido blindar derechos y libertades ante "la crisis más virulenta que hemos vivido en los últimos tiempos".

Además, la dirigente regional ha defendido que, desde el primer momento, todo el trabajo legislativo ha estado dirigido a desarrollar la norma estatutaria y que casi el 60 por ciento de iniciativas desarrollan conceptos contenidos en el Estatuto. En esa línea, ha apuntado a la planificación normativa para este año y ha ensalzado que se continuará blindando la autonomía frente al centralismo feroz que hemos vivido en el último lustro y seguir consolidando derechos de los ciudadanos".

"Estoy convencida de que los andaluces sienten su Estatuto con orgullo y compromiso y que la mejor hoja de ruta de un Gobierno como éste, con sensibilidad y defensa de igualdad de oportunidades, ha conseguido que Andalucía dé pasos importantes bajo el paraguas del Estatuto. Este Gobierno estará vigilante para que todas las decisiones que se tomen responsan al ánimo de los andaluces, que se resume en la bandera de la igualdad de oportunidades", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies