Santander inicia el jueves la negociación para homologar condiciones y UGT cree que en verano será la fusión con Popular

Publicado 16/04/2018 18:10:01CET

SEVILLA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos y Banco Santander prevén iniciar este jueves la negociación para la homologación de condiciones laborales tras la operación con Banco Popular, según ha indicado el sindicato UGT, que cree que este verano se podría acometer la fusión jurídica entre Santander y Popular.

Fuentes de UGT han explicado a Europa Press que la entidad financiera les ha convocado para este jueves, 19 de abril, para comenzar la negociación sobre las condiciones laborales de la plantilla resultante tras la operación con el Popular.

En ese sentido, las fuentes sindicales estiman que las condiciones que permanecerán serán las del Santander "en un alto porcentaje", toda vez que "el 90 por ciento de los acuerdos extra convenios que tiene el Popular son verbales, y en estas situaciones priman lo acordado por escrito".

Por otro lado, fuentes de UGT han indicado a Europa Press, que "con el inicio de la homologación de condiciones, nos hace suponer que en breve espacio de tiempo vendrá la fusión jurídica entre Santander y Popular".

De esta forma, UGT espera que "antes del verano se apruebe la homologación de condiciones", mientras que creen que en verano, entre julio y septiembre, se acometería la fusión jurídica real entre ambas entidades.

Un total de 24 trabajadores ubicados en Andalucía se han visto afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) efectuado en el Santander tras la operación con Banco Popular, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, quienes han precisado que en el caso andaluz, todas las salidas son voluntarias.

A nivel nacional, Santander ha logrado cubrir la mayor parte de las 1.100 salidas previstas en su ERE con adscripciones voluntarias, y solamente deberá acometer veinte despidos forzosos.

Santander puso en marcha un ERE en el marco de la integración de sus servicios centrales con los de Popular tras la adquisición del banco el pasado mes de junio. Los trabajadores de ambas entidades tuvieron de plazo hasta el pasado 31 de enero para presentar su solicitud de adhesión voluntaria al ERE.

El expediente colectivo, cuya negociación finalizó el pasado diciembre, implica la salida de 1.100 empleados, el 3,1 por ciento de la plantilla conjunta de Popular y la división española de Santander, que asciende a unos 35.000 trabajadores.

La integración de los servicios centrales también incluye la recolocación de 597 empleados en otras empresas del Grupo Santander y el acoplamiento de otros 100 trabajadores en la red comercial de ambas entidades.