Sindicatos de la Amaya rechazan la decisión de paralizar el suministro de equipos de protección individual de abrigo

Publicado 16/01/2018 18:15:23CET

SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los delegados de Personal, miembros del Comité de Seguridad y Salud Intercentros de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) de Andalucía --adscrita a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta-- de las secciones sindicales UGT, CCOO, CSIF y CGT han manifestado el "rechazo" a la decisión del ente de proceder a la paralización del suministro a los trabajadores del Equipo de Protección Individual (EPI) de abrigo.

En un comunicado remitido a Europa Press, los sindicatos explican cómo tras la evaluación de riesgo llevada a cabo en la Amaya, donde el frío es catalogado como factor de riesgo para la salud de los trabajadores en el dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales y otras emergencias, se inicia el proceso de licitación y adquisición del EPI necesario para la prevención del mencionado riesgo, proceso que comenzó hace más de año y medio, durante el cual se realizó la elección del modelo (prototipo), color, prueba de dicha prenda por parte de dos unidades de Bomberos Forestales Especialistas de Extinción por cada provincia, etcétera.

La ropa de abrigo consiste en una prenda de prevención contra el frío de Clase 2 (temperaturas de hasta -5º C), la cual está diseñada para poder realizar los trabajos amenazados con riesgo de frío, por el factor de riesgo ya evaluado, sin amenazar la salud de los trabajadores de la agencia.

En este sentido, lamentan que la Amaya "incumplió lo acordado" con los representantes de los trabajadores en reunión del Comité en el mes de junio respecto a la entrega del suministro de este EPI previsto para el mes de octubre de 2017.

"La decisión de paralizar la adquisición de EPI de abrigo se nos comunicó a finales del mes pasado de septiembre en la reunión del Comité de Seguridad y Salud Intercentros, tras la pregunta de los representantes de los trabajadores sobre la falta de suministro de dicho EPI, cuya entrega estaba prevista para el inminente comienzo de estos trabajos". Es en ese momento cuando la representación de la agencia "nos anuncia que se ha paralizado la licitación y, por tanto, no se procede a la adquisición y posterior entrega de la ropa de abrigo a los empleados, basándose en la prioridad de la inversión económica en otros temas de interés para la agencia".

Para las centrales sindicales, este hecho resulta "indignante", puesto que "no entendemos que otros temas sean de mayor interés para los dirigentes de la agencia que la salud de sus trabajadores". Por todo lo expuesto, "queremos denunciar públicamente nuestro rechazo total a tal decisión, la cual llevaremos al órgano que corresponda para evitar que se menosprecie la Prevención de Riesgos Laborales que afectan a la salud de las personas que prestan sus servicios en nuestra agencia".