Al-Andalus advierte de la "desprotección" del usuario en el proceso hacia el nuevo Dividendo Digital

Actualizado 05/07/2015 1:17:44 CET

SEVILLA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización de consumidores Al-Andalus ha advertido este lunes de la "desprotección" del usuario en el proceso hacia el nuevo Dividendo Digital, ya que "comienza la cuenta atrás" para adaptar las instalaciones de la TDT a este formato.

Según señala en una nota, a 31 de diciembre de 2014 deberá de producirse la liberación de las frecuencias que actualmente emplea la TDT (canales 61 al 69) para que sean asignados a los operadores de telefonía móvil para el uso de los nuevos servicios de comunicación de voz y datos de telefonía móvil de nueva generación (LTE o 4G).

Como consecuencia del paso anterior, la ciudadanía deberá adaptar sus equipos de recepción de TDT para resintonizar los canales que cambian de frecuencia. No obstante, "la sociedad desconoce qué es el Dividendo Digital y lo que implica".

Al-Andalus ha criticado que las acciones informativas por parte de la administración al ciudadano estén sido "nulas". "Los ciudadanos se encontrarán en breve con que disponen de apenas tres meses, para revisar y adaptar las instalaciones de recepción de televisión, si no quieren quedarse sin ver la televisión a partir del 1 de enero de 2015", ha alertado.

También informa de que a día de hoy el coste del dividendo digital para el consumidor es "muy difícil" de determinar, se ha hablado de 20 o 25 euros por vivienda.

Por último, ha recordado que es "fundamental" disponer de las máximas garantías frente futuras reclamaciones, pedir presupuestos previos y contratar los servicios con empresas profesionales debidamente cualificadas para el ejercicio de su actividad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies