Desestiman cambiar de colegio a una alumna cuyo acoso no fue probado

 

Desestiman cambiar de colegio a una alumna cuyo acoso no fue probado

Actualizado 31/08/2016 19:53:22 CET

El centro defiende que ha "cesado el comportamiento" de posible acoso y la familia señala el "miedo insuperable" de la niña

SEVILLA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Territorial de la Consejería de Educación en Sevilla ha desestimado la solicitud "extraordinaria" de una familia, para que su hija abandonase el colegio parroquial Santa María Nuestra Señora de Écija y recibiese clases en otro centro, después de zanjar su denuncia sobre un caso de posible acoso escolar, considerando que tal extremo "no ha podido ser demostrado".

En un informe emitido el pasado 24 de abril por el jefe de estudios de dicho centro educativo astigitano, recogido por Europa Press, se detalla que aunque "existen indicios o hechos que llevan a decir" que la menor estaba sufriendo "acoso escolar por exclusión y motes por parte de varios alumnos", extremo detectado en principio por su tutora en el curso 2014/2015, dando lugar al "protocolo de actuación en posibles casos de acoso escolar", el mismo documento señala la evolución de la situación.

Y es que según el informe, "a día de hoy, podemos afirmar que la situación (de la niña) en su clase y en el colegio es de normalidad. Se encuentra mejor, estable y más alegre, mostrando una actitud más intercativa, extrovertiva y confiada", toda vez que "los alumnos han cesado en su comportamiento" y "la integración es notoria", señala el informe del jefe de estudios.

A partir de ahí, en un informe sellado el 1 de junio, la Delegación Territorial de la Consejería de Educación respondía a la familia de la menor sobre su queja en cuanto a que el citado colegio no estaba "cumpliendo con el protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar". La Administración, en ese sentido, respondía que el caso de acoso escolar "no ha podido ser demostrado según consta en el informe remitido por el centro a la inspección educativa y, por tanto, no se han podido aplicar medidas sancionadoras hacia las personas supuestamente acosadoras", aunque sí "las medidas preventivas a través del trabajo en grupo para el fomento del respeto mutuo y la mejora de la convivencia".

Finalmente, la Delegación Territorial de la Consejería de Educación informaba a la familia el 15 de julio de este año de que había "desestimado" su solicitud "extraordinaria" de cambio de centro de la menor, después de haber "recabado los informes pertinentes". Participando la menor en el plazo ordinario de solicitud de plazas escolares para el próximo curso, "en las mismas condiciones" que el resto de alumnos, "al no ser admitida en el centro solicitado, la comisión de garantía de admisión ha adjudicado una plaza escolar (...), en un centro más cercano a su domicilio con vacantes".

Ahora, la familia ha denunciado al centro al considerar que la situación es "extrema", dado que la menor tiene un "miedo insuperable" a asistir al mismo colegio, y que ha recibido amenaza de ser denunciada por "absentismo escolar" en caso de no asistir la niña a clases. Según los padres de la menor, el colegio reconoció el caso de acoso escolar durante años, pero una vez lo comunicaron a la Inspección Educativa, el centro "modificó el informe" elevado finalmente a dicho departamento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies