Detenidas 23 personas por robar más de 50.000 kilos de naranjas en fincas de Sevilla

Robo naranjas
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL
Actualizado 22/03/2017 10:23:27 CET

Recientemente, el equipo Roca ha detenido a tres personas y detectado tres fruterías de Sevilla que comercializaban las naranjas sustraídas

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El equipo Roca de la Guardia Civil de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), durante la actual campaña de recogida de naranjas que está finalizando, ha detenido a un total de 23 personas por robar más de 50.000 kilogramos de naranjas en fincas agrícolas de la provincia, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado de prensa.

En Aznalcázar, diversas fincas dedicadas al cultivo de cítricos han sufrido hurtos y robos desde mediados del mes de enero, causando pérdidas al conjunto de agricultores de la zona por un valor que supera ampliamente los 50.000 euros.

Tras ello, el equipo Roca de Sanlúcar la Mayor abrió varias líneas de investigación con el resultado de 23 detenciones, destacando que varios de los individuos han sido detenidos hasta en dos ocasiones en la misma semana.

En Carmona, el equipo Roca ha detenido a tres personas por estos mismos delitos.

Así, la línea de investigación emprendida llevó a la Guardia Civil a la identificación de varios establecimientos de frutería que recepcionaban la fruta robada, que compraban a un precio sensiblemente inferior al de mercado.

Por todo esto, han sido detenidas tres personas por robo con fuerza en las cosas y otras tres por receptación al no poder aportar procedencia ni factura alguna que justifique la posesión de las naranjas. En esta actuación, se ha contado con la colaboración de la Policía Local de Medioambiente de Sevilla. De momento, se han esclarecido ocho hechos delictivos.

Los detenidos actuaban con un 'modus operandi' similar, de forma que se desplazaban hasta las fincas previamente seleccionadas y rompían las vallas perimetrales por lugares poco vigilados, tras lo que se introducían en las mismas y cargaban toda la fruta que cabía en sus vehículos, a los que tintaban o cubrían los cristales para ocultar la fruta. Posteriormente, se marchaban por caminos y carreteras secundarias.

El destino final de la fruta hurtada es su venta a terceros en mercadillos y determinadas fruterías que se prestan a participar en estos delitos.

La Guardia Civil advierte de que, en ocasiones, las naranjas de la explotación han sido tratadas con productos fitosanitarios para su mantenimiento, no siendo aptas paras su consumo hasta que pase un periodo determinado de tiempo, por lo que, si se hurtan antes de que pase este tiempo, no se puede garantizar su idoneidad e incluso puede ser perjudicial.

La Guardia Civil, por ello, insta a los agricultores a que se personen en dependencias policiales y denuncien estos hechos para poder así erradicarlos, mientras que también solicita a compradores y vendedores de fruta que denuncien a los comercios de los que tengan constancia que venden género robado.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies