La dirección del Alcázar defiende ante Icomos el proyecto de la Puerta del León y se abre a "incorporaciones"

Contador
Turistas, a la puerta del Alcázar de Sevilla.
EUROPA PRESS
Publicado 26/09/2017 19:55:39CET

Se celebra la reunión prevista entre ambas partes con la posibilidad de una visita conjunta al monumento en el mes de noviembre

SEVILLA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La dirección del Real Alcázar de Sevilla, encabezada por la arqueóloga Isabel Rodríguez, ha celebrado este martes una reunión con una representación del Comité Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), en torno al proyecto de reforma del acceso turístico de la Puerta del León. Mientras dicho proyecto cuenta con un informe desfavorable por parte del Comité Español de Icomos, la dirección del Alcázar ha defendido la idea de "seguir adelante" con la iniciativa, aunque con nuevas "incorporaciones" para satisfacer a los conservacionistas.

Durante el encuentro, según las fuentes consultadas por Europa Press, la dirección del Alcázar habría expresado a los representantes del Comité Español de Icomos la determinación de "seguir adelante" con el proyecto, extremo ya debatido en una reciente reunión del patronato gestor de este monumento declarado Patrimonio de la Humanidad. No obstante, y según tales fuentes, la dirección del Alcázar habría precisado que la idea es dar respuesta al contenido del informe, según el cual los términos de la iniciativa son "incompatibles" con la declaración de Patrimonio Mundial de la que goza el Alcázar.

En ese sentido, la dirección del Alcázar habría mostrado su conformidad con realizar "incorporaciones" a la iniciativa, de cara a su fase de proyecto de ejecución, pues no olvidemos que el diseño de las actuaciones se encuentra aún en el estadio de proyecto básico. Así las cosas, los representantes municipales habrían aclarado que no hay ninguna "obsesión" por mantener estrictamente todos y cada uno de los detalles inicialmente dibujados en el proyecto básico, toda vez que los representantes del Comité Español de Icomos habrían defendido la postura ya plasmada en su severo informe.

Así las cosas, y en una atmósfera de "cordialidad", los representantes del Alcázar habrían ofrecido al Comité Español de Icomos una nueva "visita" conjunta al monumento, quizá para el mes de noviembre, para avanzar hacia una solución negociada al conflicto.

EL PROYECTO DE LA PUERTA DEL LEÓN

El proyecto en cuestión implica la demolición de las construcciones contemporáneas adosadas a las murallas de la Puerta del León, que actualmente acogen el control de acceso al monumento, para que tales controles sean reubicados en la Casa del Militar, situada en el lateral suroeste del patio del León. Por ende, el diseño incluye "transformaciones" en la antigua Casa del Militar y en el Patio del León, así como la modificación del itinerario de entrada al conjunto palaciego.

Sobre el proyecto básico de la iniciativa pesa un informe de la presidenta del Comité Español de Icomos; Begoña Bernal, que reconoce que "las instalaciones de acogida de los visitantes" del Real Alcázar "no están a la altura de la categoría del conjunto monumental, por lo que se comprende el interés en que sean mejoradas".

Pero este informe recogido por Europa Press advierte de que el proyecto es "incompatible" con la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la que goza el Alcázar. Y es que según Begoña Bernal, las construcciones adosadas a las murallas de la Puerta del León, que acogen el actual acceso turístico y cuya demolición se pretende, "ya existían cuando el monumento fue inscrito en el listado del Patrimonio Mundial y, por tanto, forman parte del bien declarado".

VISITAS "SIN CONTROL" AL PATIO DEL LEÓN

Además, el informe expone que "al suprimir las construcciones que albergan los accesos, los visitantes accederían sin control hasta el nuevo puesto de seguridad, disponiendo de todo el Patio del León para formar las colas que actualmente se desarrollan en el exterior", toda vez que "los protocolos de seguridad no permitirían dicha posibilidad de libre acceso, ya que resulta imprescindible que el control de los visitantes se realice en el mismo momento en que éstos acceden al recinto, es decir en la propia Puerta del León".

"Esta circunstancia, que debería haberse tenido en cuenta desde el inicio de los trabajos, invalida por completo el objetivo del proyecto y obliga a un replanteamiento desde el origen", razona la autora del informe y presidenta del Comité Español de Icomos, Begoña Bernal.

"Las modificaciones que se plantean no mejorarían las condiciones funcionales y tropiezan con el grave inconveniente de la imposibilidad de alejar el punto de control respecto del lugar de acceso por cuestiones de seguridad", insiste el informe, que además advierte de que la remodelación del acceso turístico "hurta a los visitantes el tránsito por un eje de acceso que atraviesa la muralla almohade en dos ocasiones", en referencia a las puertas del León y de la Montería.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies