Espadas cumple "con creces" con Participa e IU y dice que "la ciudad no les perdonará si se dedican a bloquear"

 

Espadas cumple "con creces" con Participa e IU y dice que "la ciudad no les perdonará si se dedican a bloquear"

Publicado 13/06/2017 13:58:26CET

Defiende su gobierno "estable" y critica el "cambio de estrategia" de oposición, que "ya mira a 2019"

SEVILLA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, se ha mostrado "razonablemente satisfecho" con la gestión realizada en sus primeros dos años de mandato, un periodo en el que "nadie puede discutir que ha sido un gobierno estable", pese a no contar con la mayoría de concejales, y donde se ha "superado con creces el 50 por ciento de lo que sería exigible" dentro de los acuerdos marcados en la investidura para los cuatro años de mandato con Participa Sevilla y con IU.

"Participa e IU pueden querer ir más allá, pero no decir que están existiendo incumplimientos", ha indicado en un encuentro informativo, tras recordar que "no existe un pacto de gobierno", sino que fue "un apoyo en la toma de posesión", tras lo que se habría ido cumpliendo el programa socialista y los dos documentos acordados con ambas formaciones. Según subraya, las dos formaciones de izquierdas no han apoyado su gestión con declaraciones hasta el momento, pero "sí han ayudado a consolidar una política diferente a la del PP".

Sin embargo, ante el "cambio de estrategia" de la oposición, que "ya mira a mayo de 2019 con aspiraciones de ser gobierno", cuando se producirían las próximas elecciones, advierte de que se va a "empeñar a fondo" en que "los ciudadanos conozcan cada 'no' de estos partidos a sacar adelante proyectos e iniciativas beneficiosos para Sevilla". "La estrategia política y las diferencias por un incidente en cuestión no pueden bloquear sin argumentos la gestión del gobierno, lo que supone el error más grave de un político. Si estos dos años se dedican a bloquear, los sevillanos no les van a perdonar", alerta.

Por todo ello, mantiene la "mano tendida" a todos los grupos políticos, "sin sectarismos", para continuar desarrollando sus políticas desde "el centro, sin radicalismos, y mirando a la izquierda". "Mi objetivo es ensanchar mi espacio electoral, desde el centro a la izquierda", concluye.

Considera que la izquierda de la ciudad "debería estar contenta" por las prioridades establecidas y "debería trabajar con el PSOE para verse útiles", con el objetivo de que no entre el PP, en vez de "intentar neutralizar al PSOE, que es el partido de gobierno de la izquierda". Asimismo, no entiende que Participa e IU "no estén en la vida social de Sevilla", al igual que el PP, "perdido de los actos culturales y vecinales". "¿Dónde están los concejales?", se pregunta.

Al hilo de esto, señala que el "centro derecha de la ciudad tiene dos facetas", haciendo mención a Cs, "que intenta ser útil", y a un PP que entiende que, "cuando defina su liderazgo, se verá su línea de trabajo". Apunta que "en la oposición no he visto el pateo de calles que hacía el PP de Zoido", aunque entiende que es "duro" cuando se ha sido gobierno el ir por la ciudad "explicando lo que no se ha hecho".

DOS MANDATOS PARA EVALUAR LA "REORIENTACIÓN" DE LA CIUDAD

Aunque considera que serían necesarios al menos dos mandatos para evaluar la "el proyecto de ciudad solvente que se está construyendo y la reorientación en la gestión", incide en que durante estos dos años se ha recuperado el "protagonismo" del Ayuntamiento mediante la inversión pública, pese a las "restricciones" marcadas por la normativa estatal.

Así, mientras que se ha cumplido "a rajatabla" el plan de contención establecido desde el gobierno anterior, amortizando unos 40 millones de deuda anuales, también se ha impulsado la inversión desde la Gerencia de Urbanismo y desde Emasesa, que aprobará además en el próximo consejo de administración un "ambicioso" plan para sustituir las "viejas arterias" de la ciudad.

Defiende los proyectos "desbloqueados" estos dos años y la búsqueda activa de inversión, el desarrollo del mercado de Puerta de la Carne o de Puerto Triana, el "movimiento" ya existente en la Hacienda del Rosario o Palmas Altas y el cambio de dinámica de Emvisesa, que ha pasado de "vender pisos a tener una oficina para defender derechos y a gestionar comunidades para solucionar los problemas de convivencia, mientras sigue buscando nuevas viviendas intensamente".

A esto suma que se han ido "salvando programa a programa en asuntos sociales, pese a los problemas de Intervención", y se ha conseguido ejecutar "el doble" en los colegios, donde "todos tienen ya un cinco como mínimo y donde algunos han pasado de ser de los años 60 al siglo XXI". Además, menciona el programa de salud "pionero" que se está creando y que marcará los planes integrales.

UNA DESARROLLO "REHÉN" DE LAS "TRABAS" ESTATALES

"Invito a que se diga uno solo de los indicadores donde se ha retrocedido. Hay algunos que permanecen igual, pero que ya cuentan con planes e iniciativas para su impulso", recalca, dejando claro que su "auténtica ansiedad" es que el Ayuntamiento no pueda ser autónomo y contar con unos servicios sociales más potentes o dotar económicamente proyectos innovadores al tener las "trabas" estatales.

Espadas considera necesario ir hacia un modelo "más descentralizado". "Seguimos siendo rehenes de la norma", lamenta, poniendo como ejemplo el plan para abrir los centros cívicos como espacios culturales los fines de semana y la imposibilidad de realizarlo con personal público.

Su objetivo no es emular los grandes proyectos "estéticos" de Alfredo Sánchez Monteseirín, aunque la ciudad "necesita proyectos faro", sino que se centra en "transformar la realidad" para lo que asegura que se ha puesto un "listón muy alto". "Quiero que la gente vea que he intentado dar el máximo en mi gestión porque la ciudadanía quiere gestores creíbles. Puede haber errores, pero no líos como ha habido en otras etapas", subraya.

"RECONSTRUCCIÓN DE LOS CIMIENTOS" CON OTRAS ADMINISTRACIONES

También, considera que ha vuelto a "reconstruir los cimientos" del diálogo con otras Administraciones y ciudades. "No soy un alcalde encerrado en el despacho o que haya antepuesto la confrontación política, sino que quiero llegar a acuerdos con la Junta y el Estado para el metro o para la construcción de viviendas en Los Pajaritos o en Alcosa, entre otros asuntos", explica.

Además, ha hecho mención a la senda de crecimiento "tímida" de empleo que asegura que se está viviendo, volviendo a los datos de 2011 y con aumentos en turismo, pero también en el sector industrial, un contexto en el que espera que Sevilla pueda volver a recuperar población, teniendo en cuenta que algunos informes hablan de regresar a los 720.000 habitantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies