El juez devuelve la custodia a los padres de la menor de Pedrera porque "no le consta" que la vendieran

Actualizado 22/06/2017 13:08:18 CET

"No hay constancia" de que la pareja recibiera dinero y se investiga si la marcha de la menor fue voluntaria o no

SEVILLA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estepa (Sevilla) "no tiene constancia" de que los padres vendieran a la menor de 14 años que desapareció en abril de Pedrera y que fue localizada en Eslovenia cuando iba a Rumanía, hechos por los que la Guardia Civil ha detenido tanto a los padres como a los supuestos compradores.

Según informó este miércoles la Guardia Civil en un comunicado de prensa, los padres de la joven, todos ellos de nacionalidad rumana, fueron detenidos por vender a la menor a cambio de 5.000 euros y una furgoneta.

Sin embargo, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado de que, con los datos obtenidos en la instrucción hasta el día de hoy, "no hay constancia de que los padres de la menor hayan recibido alguna cantidad de dinero por parte del hombre detenido, y se sigue investigando si la marcha de la menor con este hombre fue voluntaria o no".

LA MENOR VUELVE A ESTAR BAJO LA CUSTODIA DE SUS PADRES

Las mismas fuentes han indicado que, en este momento, y tras verificar diversas circunstancias familiares, "se resolvió que la menor volviera a estar bajo la custodia de sus padres, quienes facilitaron su retorno a España desde el centro de menores de Eslovenia donde quedó acogida".

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Osuna inició una investigación el pasado día 19 de abril con motivo de la desaparición de una menor de 14 años de nacionalidad rumana en la localidad de Pedrera, de forma que tomó declaración a testigos y sospechó enseguida de que la niña podría haber sido vendida por sus propios padres a un vecino de Lucena del Puerto (Huelva), también de nacionalidad rumana.

Rápidamente, comenzaron a buscar a la menor, que fue localizada por los agentes en Obrezje, en la frontera con Eslovenia, cuando se dirigía a Rumanía junto con un varón de 26 años de edad que responde a las iniciales de V.M., residente en Lucena del Puerto y cuyo padre supuestamente compró a la chica.

La Guardia Civil procedió entonces a gestionar el ingreso de la menor en un centro de acogida en Eslovenia hasta que fuese posible su repatriación a España y poder realizar los pertinentes reconocimientos médicos así como practicar las diligencias oportunas.

Los agentes solicitaron a la autoridad judicial española encargada del caso la emisión de una orden de detención europea para V.M., quien fue finalmente detenido en Rumanía.

UNO DE LOS DETENIDOS, EN PRISIÓN

Una vez fue repatriado a España en mayo, el juez, según informa el TSJA, ordenó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza el pasado día 1 de junio ante la existencia de indicios de presuntos delitos de inducción a menor al abandono del hogar o detención ilegal de un menor y contra la libertad sexual.

De este modo, el juez de Estepa le tomó declaración y acordó su ingreso en prisión por la existencia de riesgo de fuga ante la gravedad de las penas que se le podrían imponer.

Asimismo, la Guardia Civil comprobó que los padres de la menor, que responden a las iniciales C.B. y A.I.B., habrían solicitado al padre de V.M. la cantidad de 5.000 euros y una furgoneta a cambio de consentir que la menor se fuese con él. A estas tres personas se les imputan presuntos delitos de trata de seres humanos, ya que supuestamente participaron en la entrega forzosa de la menor a cambio de dinero.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies