El pleno propone subrogar las plantillas de La Raza y el Bar Citroën

Actualizado 30/06/2016 18:42:49 CET

El secretario avisa de la jurisprudencia sobre licitaciones y Espadas advierte de que no está dispuesto a "prevaricar"

SEVILLA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado una moción de Ciudadanos que propone que la junta local de gobierno "lleve a efecto" el mantenimiento del uso hostelero de los espacios municipales ocupados por el restaurante La Raza y el Bar Citroën, cuyas concesiones demaniales han sido declarado extintas, así como que la licitación de tales concesiones incluya la subrogación de las actuales plantillas y "conceder un plazo transitorio" a los actuales titulares, hasta que se consume la mencionada licitación.

Recordemos que el pasado 2 de mayo expiró la última prórroga que regía sobre el contrato de arrendamiento suscrito en 1972 entre el Ayuntamiento como titular del recinto del restaurante La Raza, en una esquina del parque de María Luisa, y José Rodríguez Cala como fundador del negocio, tratándose de un contrato que había venido prorrogando anualmente.

En ello incide el acuerdo adoptado por el Ayuntamiento hispalense para extinguir los contratos de arrendamiento de locales de negocios formalizados con anterioridad al 9 de mayo de 1985, es decir de renta antigua, conforme a lo recogido en la Disposición Transitoria Tercera de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Y es que según Pedro Sánchez-Cuerda, director del Grupo La Raza, mientras en la mayoría de los casos se reconoció a los arrendatarios de cada espacio un derecho "preferente a continuar" en tales locales municipales pero a través de un "nuevo arrendamiento" actualizado, respecto a cinco espacios de titularidad municipal, entre ellos el restaurante La Raza y el Bar Citroën, el Ayuntamiento resolvió considerar los alquileres como "concesiones" demaniales al recaer sobre bienes de dominio público y no meros bienes patrimoniales. Respecto a La Raza, el Consistorio resolvió "que la concesión finaliza cuando termina la prórroga en curso", en este caso el pasado 2 de mayo.

EL RECURSO DE REPOSICIÓN

Ante la citada resolución municipal, el Grupo La Raza ha formulado un recurso de reposición en el que, alegando que allá por 1972 las concesiones demaniales "se daban por 50 años", se pide aplicar como mínimo dicho plazo o el actual de 75 años y que esta concesión expire como muy pronto en 2022, para después salir a concurso.

En este contexto, y con el popular bar Citroën en la misma situación que La Raza, la moción de Ciudadanos proponía que la junta de gobierno del Ayuntamiento "lleve a efecto" el mantenimiento del uso hostelero de ambos espacios, "garantizándose la libre concurrencia para el acceso a su explotación en régimen de concesión", así como que dicho órgano "lleve a efecto" la inclusión en los pliegos que regulen las concesiones administrativas, de "la obligación para las empresas adjudicatarias de subrogar a los empleados de la anterior adjudicataria".

Por último, se pedía que la junta local de gobierno lleve a efecto "conceder un plazo transitorio a los titulares de las concesiones demaniales del Restaurante La Raza y el Bar Citroën, por el periodo de tiempo que dure la tramitación del nuevo expediente de adjudicación, de manera que se les permita seguir con la actividad y causar el menor perjuicio tanto a las empresas, como a sus trabajadores, clientes y proveedores".

Al comenzar a ser debatida la moción, el portavoz municipal del PSOE, Antonio Muñoz, ha mostrado su "duda lógica" sobre si jurídicamente "cabe la votación" al atisbar una "injerencia clara" en las funciones de la junta local de gobierno. El secretario general del Ayuntamiento, al respecto, ha informado de que la moción trata el "contenido de un pliego" del Ayuntamiento, "prescindiendo de los informes preceptivos previos", con lo que puede incurrir en "vicio de nulidad", augurando pronunciamientos contrarios por su parte en el caso de dos puntos dos y tres, habida cuenta de la jurisprudencia.

LA CONSULTA AL SECRETARIO

Tras una controversia entre las fuerzas políticas a cuenta de la citada consulta del Grupo socialista, Javier Millán, portavoz municipal de Ciudadanos, ha manifestado que el Ayuntamiento ha determinado un "cambio de estatus jurídico del arrendamiento a la concesión demanial, generando incertidumbre", por lo que ha demandado la "voluntad política" de la Corporación en favor del uso hostelero de los citados espacios y el mantenimiento de los empleos de "estos establecimientos emblemáticos", para que las decisiones como tal se adopten en el seno de la junta local de gobierno.

Daniel González Rojas, por IU-CA, ha manifestado el apoyo de la coalición a esta moción, llamando a llegar "hasta el límite en la defensa de los puestos de trabajo", mientras Beltrán Pérez, por el PP, ha explicado que en este caso "hay una realidad social que choca con la realidad jurídica", con lo que "tenemos que buscar una salida para evitar un daño social irreparable".

"Si le damos plena virtualidad a la realidad jurídica que se propone, se puede provocar un daño irreversible", ha dicho señalando el caso de que el caso de que el previsible litigio judicial fallase hipotéticamente a favor de los empresarios. "Debemos proteger los puestos de trabajo de forma preventiva", ha dicho recordando que el convenio de la hostelería ya estipula las subrogaciones y demandando "que continúe la actividad entretanto se resuelve el procedimiento de la concesión".

El socialista Joaquín Castillo, de su lado, ha manifestado el apoyo del PSOE al primer punto de la moción, pero no a los dos restantes por "prudencia administrativa". Así, el primer punto de la moción, el mantenimiento del uso hostelero de ambos espacios, ha sido aprobado con el apoyo de todos los grupos salvo Participa, que se ha abstenido. El segundo punto, el de la subrogación, ha prosperado también, con el apoyo de IU, Ciudadanos y el PP, mientras el PSOE y Participa se han abstenido, mientras en el punto relativo al plazo transitorio, todos lo han apoyado salvo el PSOE, que se ha abstenido.

Al terminar la moción, Susana Serrano, de participa, ha apostado por "participación ciudadana" para decidir el destino de estos espacios, mientras el alcalde, el socialista Juan Espadas, ha defendido la consulta del PSOE al secretario municipal, recordando que el comienzo de este expediente se remonta a diciembre de 2014, durante el mandato del PP.

ESPADAS: "NO VOY A PREVARICAR"

Espadas ha defendido que "nadie" del Gobierno municipal ha "discutido el uso hostelero" de los citados espacios, manifestando su deseo de que "la mejor oferta se lleve la licitación pública" de los mismos y confiando en que el adjudicatario "contrate a todos y cada" uno de los actuales trabajadores. No obstante, avisa de que la junta local de gobierno se pronunciará "según el informe del secretario, porque si el informe dice que no se puede incluir la cláusula de subrogación en el pliego (de la licitación), no lo podremos incluir". "Yo no voy a prevaricar", ha dicho avisando además de que no se puede acometer "una fórmula de transición sin ningún tipo de marco legal".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies