Ordenan exhumar un cadáver para decidir el destino de una herencia de dos millones

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Ordenan exhumar un cadáver para decidir el destino de una herencia de dos millones

Actualizado 27/10/2016 16:30:06 CET

SEVILLA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un juez de Sevilla ha ordenado exhumar el cadáver de un hombre que falleció en el año 1990 para aclarar su paternidad sobre un supuesto hijo, lo que podría conllevar, en caso de confirmarse dicha paternidad, que una entidad religiosa tuviera que devolver una herencia valorada en más de dos millones de euros.

En este sentido, el abogado Fernando Osuna ha informado a Europa Press de que el fallecido era soltero y dejó la mayor parte de sus bienes a una institución religiosa, habiéndose comprobado que al menos existe un patrimonio de más de dos millones de euros.

Según el letrado, el supuesto hijo, cuya madre ya murió, tiene actualmente 60 años y "muy pocos bienes", añadiendo que, tras la entrada en vigor de la Constitución y de las normas reformadas del Código Civil, adaptadas a la Carta Magna, "no se puede discriminar, a efectos hereditarios, a los hijos, según se hayan concebido o no fuera del matrimonio".

El abogado ha relatado que el nacimiento del reclamante se produjo fruto de las relaciones íntimas extramatrimoniales mantenidas por el fallecido con su madre, que trabajaba por entonces en el servicio doméstico de sus padres en una casa señorial de Sevilla.

Al hilo de ello, ha indicado que, "dada la diferencia de clases entre los novios, la relación se rompería inmediatamente tras conocerse el embarazo" de la mujer, de manera que el entonces menor "tuvo una infancia llena de carencias económicas y afectivas por parte de su padre".

No obstante, "a partir de los 15 años su padre biológico le ayudó económicamente", a pesar de lo cual no le dejó nada en los sucesivos testamentos que otorgó durante su vida, ya que "se lo dejó todo a una institución religiosa de Sevilla".

"En aquel entonces estaba muy mal visto que hubiera hijos de personas no casadas", ha argumentado el letrado, que ha afirmado que, tras la orden del juez, un médico forense exhumará el cadáver y, a continuación, se tomarán muestras del mismo y se enviarán al Instituto Anatómico-Forense para determinar la paternidad que se debate en el litigio.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies