Aprobada la modificación del PGOU para las mejoras de los accesos en Parque Venecia

Pablo Muñoz
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2017 14:52:06CET

ZARAGOZA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gerencia de Urbanismo ha aprobado este miércoles, con carácter definitivo, la modificación aislada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que introduce cambios en las condiciones de conexión de Parque Venecia con su entorno inmediato, lo que posibilita que se lleven a cabo las obras que, a tal efecto, seleccionaron los vecinos del barrio en un proceso participativo que se desarrolló en mayo del pasado año.

En rueda de prensa, el consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha destacado que, de esta forma, "se cierra un ciclo de cuatro años" y se terminarán todas las obras de urbanización pendientes en el barrio, así como los proyectos que surgieron tras la consulta ciudadana.

En las condiciones de ordenación de los accesos a Parque Venecia que se recogen en el planteamiento figuraba la construcción de un puente sobre el Canal Imperial que diera acceso al nuevo barrio y cuya realización y coste corría a cargo de la Junta de Compensación del sector 88/1.

A la vista de que la realización de esta infraestructura por parte de la Junta de Compensación entrañaba dificultades y no solucionaba los problemas actuales de accesibilidad del barrio, al no haberse desarrollado los sectores próximos con los que le hubiera unido el puente, se planteó la sustitución de la construcción de este puente por otros trabajos más necesarios para los vecinos, hasta completar el coste inicial previsto para el puente que superaba los 850.000 euros.

Así, Pablo Muñoz se reunió con los representantes de la Asociación de Vecinos Parque Venecia para tomar decisiones sobre la ejecución de las obras de urbanización que eran necesarias acometer en esta zona de la ciudad. Ambas partes acordaron que se llevaría a cabo una consulta abierta al barrio, y de carácter vinculante.

Los vecinos decidieron el orden de las obras que se acometerán y el coste de las mismas será satisfecho con el dinero que inicialmente debía utilizarse para la construcción del puente de conexión sobre el canal, asumiendo el ayuntamiento a su costa, de cara al futuro, la obligación de construir esa infraestructura.

OBRAS PRIORITARIAS

En la consulta ciudadana, en la que participaron 779 personas, se decidió que tendrían prioridad las rampas y escaleras de conexión con el Canal Imperial; la supresión de la línea aérea de alta tensión; la adecuación de la zona verde; la mejora del drenaje de agua de escorrentía y el tercer carril en la avenida Tiziano.

De esta forma, el Servicio Técnico de Planeamiento y Rehabilitación redactó el proyecto, cuya tramitación finaliza ahora con la aprobación definitiva de la modificación del PGOU en este ámbito.

Muñoz ha recalcado que "es una buena noticia" porque este expediente "se retiró varias veces de la Gerencia y hemos conseguido con la negociación política sacar adelante esto que llevaba bloqueado cuatro años".

CUARTEL DE PONTONEROS

Por otra parte, el Consejo de Gerencia de Urbanismo ha aprobado también, con carácter definitivo, el estudio de detalle por el que se divide en dos la parcela de equipamiento público en la que se ubica el antiguo cuartel de Pontoneros (zona de oficinas y de la antigua residencia de oficiales), a instancia de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda.

Con ello, la actual parcela se divide en dos ámbitos: el edificado, en la calle Madre Rafols, cuya cesión a Zaragoza Vivienda está prevista para que, en el futuro, se pueda acometer un programa de viviendas que acabe con el actual peligro de ruina del edificio, y en el ámbito interior, en el que se ubican las ruinas arqueológicas, cuya titularidad seguirá manteniendo el consistorio y sobre el que se deberán realizar excavaciones y trabajos de estudio y conservación de los restos.

En este punto, Muñoz ha aclarado que el estudio de detalle se llevará a pleno y necesitará de mayoría simple para ser aprobado y ya en la comisión ha habido "votos suficientes para que salga adelante la división de las dos parcelas", que han apoyado ZEC, CHA y Cs, mientras que el PP ha votado en contra y PSOE se ha abstenido.

El consejero municipal ha precisado que era necesario "diferenciar la zona de la parcela de la zona de los restos arqueológicos" para poder intervenir en ellas y ha subrayado que con estas actuaciones "se regenera la zona del Casco Histórico más degradada".

PIKOLÍN

En la reunión también ha salido adelante el derribo de parte de las instalaciones de la antigua fábrica de Pikolín, donde se construirá el centro comercial Torre Village.

Este punto "era un acto reglado, no había posibilidad de votar en contra", pero Zaragoza en Común (ZEC) ha decidido abstenerse "como protesta porque un nuevo centro comercial en la periferia es el desastre para el comercio de proximidad" y "no entendemos por qué se apoya si perjudicará tanto al pequeño comercio".

Asimismo, se han aprobado 22 expedientes para la concesión de licencias urbanísticas y de actividad que afectan tanto a empresas de gran tamaño, como BSH Electrodomésticos España y Nurel S.A., como a pymes, talleres y comercios de todo tipo.

Además de para varias viviendas unifamiliares, se ha concedido licencia urbanística para la construcción de un edificio de 88 viviendas en la calle Antonio Leyva, en el barrio de Oliver, y se ha quedado enterado de la presentación del proyecto de ejecución de la segunda fase de un edificio de 165 viviendas en el andador Gutiérrez Mellado, angular a Juan Pablo II.

MARCA 'HUERTA DE ZARAGOZA'

Por último, se ha acordado resolver las alegaciones y someter de nuevo a información pública el texto de la futura ordenanza reguladora del uso y gestión de la marca 'Huerta de Zaragoza', "que se hace por unanimidad", ha destacado Pablo Muñoz, al estimar que promover la huerta zaragozana es también crear empleo y contribuir a la reactivación económica.

La marca 'Huerta de Zaragoza' surge en el marco del proyecto Huertas Life km 0, que ha desarrollado el consistorio con financiación europea, generando 22 puestos de trabajo en agricultura ecológica de proximidad en la huerta zaragozana.

El pleno municipal aprobó inicialmente el texto de la ordenanza en julio del pasado año; si bien en el trámite de información pública se presentaron siete alegaciones.

Algunas se han estimado, como la ampliación del uso de la marca no solo a las frutas y hortalizas cultivadas de forma ecológica, sino también a los productos agrícolas producidos en la huerta que procedan de la agricultura tradicional.

En los primeros figurará el lema 'Huerta de Zaragoza Agroecológica' y en los segundos únicamente 'Huertas de Zaragoza', aunque el logotipo será similar.

El uso de la marca 'Huerta de Zaragoza' se regirá por lo dispuesto en la ordenanza, que podrá ser utilizada tanto por productores como por comercios, hostelería y servicios de catering. En ella se recoge las obligaciones y procedimiento sancionador en el caso de incumplimientos.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies